Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2005

Censura en 'El Peridico de Catalua'
De cmo un texto de Noam Chomsky puede llegar a ocultar tanta informacin

Jos Daniel Fierro
Rebelin


No es la primera vez que pasa. Y por lo que se ve hay peridicos que le encuentran el gusto a ir recortando los artculos de Noam Chomsky, obviamente sin su permiso y sin advertencia a los desprevenidos lectores.

Si el mes pasado fue el peridico argentino Clarn el que amput dos terceras partes de un texto del intelectual norteamericano (Noam Chomsky contradice a su entrevistadora), el pasado 11 de diciembre fue El Peridico de Catalua quien meti la tijera, ah donde la lnea editorial crey ver el peligro.

Para un medio de comunicacin del rgimen siempre es interesante contar -como hace El Peridico- con la firma de algn pensador disidente, que legitime regularmente con su presencia lo que el medio se encarga de reivindicar en esencia diariamente.

Clarn no tuvo ningn compromiso con sus lectores para tener que ofrecer una explicacin por su forma de actuar. El Peridico, muy probablemente, tampoco sentir apuro en dejar pasar la cosa. Podra alegar que el artculo era demasiado largo para su edicin impresa, pero por qu no sali ntegro en la versin digital? y por qu no se avis a los lectores? Adems, el peridico mexicano La Jornada tambin en papel- s que pudo reproducirlo ntegro [1].

Pero veamos con detalle qu omisiones conscientes realiza El Peridico (cito en negrita los prrafos de texto recortados), que comienza cambiando el ttulo del artculo y, que tras un inicio en el que Chomsky describe el programa, impulsado por el presidente de Venezuela Hugo Chvez, para vender combustible de calefaccin con descuento a las comunidades pobres de Boston y el sur del Bronx, suprime los dos siguientes prrafos:

El acuerdo se concret despus que un grupo de senadores estadounidenses envi una carta a las nueve petroleras ms importantes pidindoles que donaran una porcin de sus recientes ganancias rcord para ayudar a los residentes pobres a cubrir sus gastos de calefaccin. La nica respuesta provino de CITGO.

En Estados Unidos, los comentarios del acuerdo se formulan a regaadientes. Algunos dicen que Chvez, quien ha acusado a la administracin de George W. Bush de intentar derrocar a su gobierno, est animado por fines polticos a diferencia, por ejemplo, de los programas de pura ayuda humanitaria de la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos.

Retomando el hilo con: El combustible ofrecido por Chvez es uno ms de los muchos desafos a los estrategas de Washington que surgen en Amrica Latina.

De ese modo, para los lectores del rotativo cataln la venta de petrleo venezolano ms parece una bravata de Hugo Chvez, que el compromiso de un acuerdo institucional. Cmo si la circunstancia que motiv la iniciativa del grupo de senadores no tuviera ninguna importancia, y tampoco fuera relevante la usura de las nueve petroleras norteamericanas. Al parecer, al peridico tampoco le agrada la acusacin de Chvez al gobierno de Washington ni la comparacin entre la ayuda venezolana, destinada a residentes pobres de barrios marginales, y la de la AID, distribuida entre quienes organizaron el golpe de estado en Venezuela en 2002 o adiestrando a 600 lderes polticos haitianos que habran de ocupar el gobierno tras el derrocamiento de Jean Bertrand Aristide, en 2004, patrocinado por los EE.UU. Y esto slo por citar dos ejemplos del negro historial de esta agencia humanitaria.

Noam Chomsky pasa a relatar, a continuacin, el descontento en Latinoamrica contra Bush, ahora que proliferan los gobiernos de centroizquierda.

Inclusive en Centroamrica, que todava sufre los efectos de la "guerra al terror" del presidente Ronald Reagan, apenas si se puede mantener la tapa cerrada.

Y tambin debido al activo movimiento indgena, fundamentalmente en Bolivia y Ecuador.

En este punto El Peridico, retirando la referencia a la poltica terrorista en Centroamrica de la administracin estadounidense, presenta la oposicin a Bush como una cosa de rojos e indios, y donde la poltica imperial parece no tener nada que ver.

Del mismo modo, cuando Chomsky recuerda que en 2002 Washington apoy un golpe militar contra Hugo Chvez y que Despus tuvo que dar marcha atrs.

debido a la oposicin al golpe en Venezuela y en toda Amrica Latina.

El Peridico, quitando la mitad de la frase, parece querer indicar que ese cambio de actitud del gobierno estadounidense fue una decisin propia, sin influencia externa.

De Cuba mejor no hablar -debieron pensar los censores-. Y pese a que aceptaron la publicacin de que, en las relaciones entre Venezuela y Cuba, Venezuela provee petrleo a bajo precio mientras Cuba organiza programas de alfabetizacin y salud y enva miles de maestros y mdicos, no quisieron reconocer de stos

que, como en otras partes, trabajan en las reas ms pobres, que haban sido previamente descuidadas.

Cualquier cosa antes que aceptar la abnegacin y el sacrificio de los trabajadores cubanos, desplazados a un pas que no es el suyo, dispuestos a llevar a cabo tareas que hasta ahora nadie haba querido realizar y en condiciones extremadamente duras para cualquiera, pero sobre todo recordemos- para doctores y licenciados universitarios que, en cualquier pas de Latinoamrica, podran vivir sin ninguna carencia ni limitacin. Y otro recorte para el siguiente prrafo:

Los proyectos conjuntos de Cuba y Venezuela tambin estn teniendo impacto considerable en otros pases del Caribe, donde, bajo un programa llamado Operacin Milagro, mdicos cubanos proveen atencin a personas que no tenan esperanzas de recibirla, con fondos proporcionados por Venezuela.

Si por El Peridico fuera la Operacin Milagro ira al ms oscuro de los rincones. Pues con tal de no hablar de ella se mutila el texto que haga falta. Si hay una labor propagandstica, concienzuda y minuciosamente estudiada, es el silenciamiento total y absoluto en toda la prensa occidental sobre el proyecto quirrgico entre Cuba y Venezuela. Probablemente uno de los programas mdicos ms importantes (si no el que ms) llevados a cabo nunca en Latinoamrica. A travs del cual ya han sido operados ms de 170 mil personas de enfermedades de la vista y se espera que este ao sean intervenidas ms de 200 mil de todo el continente. Personas sin medios econmicos que son trasladadas a Cuba (Venezuela paga los gastos de transporte) para recibir el tratamiento necesario (del cual se hacen cargo en la isla). Un ejemplo -digno de ser escrito en los libros de historia- que cualquier pas desarrollado no tendra mayor dificultad para llevar a cabo, pero que en manos de Cuba y de Venezuela se convierte en un acto que debe ser proscrito hasta de las pginas de los peridicos. As es el capitalismo: Operacin Triunfo s, Operacin Milagro no.

Contina Noam Chomsky desgranando la situacin de Venezuela, insistiendo en la limpieza de las victorias electorales de Hugo Chvez, y en que pese a la hostilidad de los medios de comunicacin el apoyo al Gobierno ha aumentado durante estos aos. Lo siguiente es ya en El Peridico- una cita incompleta: "En Venezuela, donde la economa del petrleo ha producido una lite de supermillonarios, una cuarta parte de quienes tienen menos de 15 aos estn hambrientos, por ejemplo, y el 60% de la gente por encima de los 59 aos carece de todo ingreso. Menos del 5% de la poblacin goza de la Seguridad Social. Solamente ahora, bajo el presidente Chvez, la medicina ha comenzado a ser algo real para una mayora de pobres en la rica pero profundamente dividida sociedad venezolana"

(...) Desde que lleg al poder en elecciones democrticas y empez a transformar el sector de salud y de asistencia social que ha satisfecho tan mal a la poblacin en masa, el progreso ha sido lento, pero perceptible...".

Los datos negativos bien se pueden ofrecer, aun teniendo en cuenta que estos constituyen la dramtica herencia de 40 aos de corrupcin continuada y generalizada hasta en el ltimo eslabn del Estado. Pero cmo decir que pese a todo la revolucin avanza? [2]

Y por ltimo, un detalle menor, pero que tambin da la medida del nivel de sumisin intelectual de El Peridico.

Cuando al finalizar el artculo, Noam Chomsky dice que: Las dificultades de Estados Unidos en las Amricas se extienden tanto al Norte como al Sur.

Por razones obvias, Washington ha intentado confiar ms en Canad, Venezuela y otras fuentes de petrleo que no correspondan a Medio Oriente.

Las relaciones de Canad son ms tirantes de lo que nunca lo han sido antes como resultado, entre otros asuntos, del rechazo de Washington a las decisiones del Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte que favorecen a Canad, est apuntando al infructuoso intento de los EE.UU. por conseguir aprovisionarse de petrleo en sus inmediaciones. Es, de alguna manera, una crtica a su diplomacia de las caoneras y a sus negociaciones de matn de barrio.

Sin esa frase, queda clara la postura arrogante y amenazante (para todos de sobra conocida) de la administracin Bush y los problemas que de ella se derivan. Pero se evita tener que reconocer una grave limitacin del gobierno de Washington, y es su imposibilidad para entender que cada pas tiene derecho a defender su soberana nacional. Esa frase evidencia la ms completa impotencia para conseguir algo sin tener que recurrir a la fuerza bruta, al chantaje o a la coaccin. Y eso es algo que El Peridico de Catalua no se puede permitir publicar, aunque para ello tenga que mutilar un artculo de Noam Chomsky.

Notas:

[1] Ver artculo completo: (El petrleo de Venezuela y las chimeneas de Massachussets)

[2] Los niveles de corrupcin alcanzaron dimensiones inauditas. Mientras recorramos de noche las calles de Caracas, Hugo Chvez me deca que Venezuela haba recibido, desde 1960 hasta 1998, en ingresos de divisas por venta de petrleo, el equivalente de unos 15 planes Marshall. 'Con un nico Plan Marshall', me deca Chvez, 'se pudo reconstruir toda Europa destruida por la Segunda Guerra Mundial. Y con 15 planes Marshall, en Venezuela, slo se ha conseguido que unos cuantos corruptos hayan amasado algunas de la mayores fortunas del mundo, mientras la mayora de la poblacin yace en la miseria'. Ignacio Ramonet La conspiracin contra Chvez




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter