Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-06-2018

Cmo una ley antisemita estadounidense ayud a crear el Estado de Israel y una gran cantidad de problemas

Sheldon Richman
Counterpunch

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Foto de Emmanuel DYAN | CC BY 2.0

Shlomo Sand, un notable erudito que estudia cmo los "pueblos", incluido el pueblo judo, se han inventado a travs de mitos propagados por historiadores judiciales y polticos, hace una conexin sorprendente pero obvia en su libro The Invention of the Land of Israel (2014).

De hecho fue la negativa de los Estados Unidos -entre la legislacin antiinmigratoria de 1924 y el ao 1948- de aceptar a las vctimas de la persecucin europea de los judos lo que permiti a los tomadores de decisiones canalizar cantidades algo ms significativas de judos hacia el Medio Oriente. En ausencia de esta estricta poltica antiinmigratoria, es dudoso que el Estado de Israel hubiera podido establecerse.

En el mismo libro Sand escribe:

Es justo decir que la legislacin [britnica] a favor de la Declaracin Balfour de 1905 con respecto a los extranjeros, junto con una ley similar promulgada dos dcadas despus en los Estados Unidos que endureci an ms los trminos de la inmigracin (la Ley de Inmigracin de 1924, tambin conocida como la Johnson- Reed Act.), contribuy al establecimiento del Estado de Israel no menos que la Declaracin Balfour de 1917, y tal vez incluso ms. Estas dos leyes antiinmigrantes, junto con la carta de Balfour a Rothschild sobre la voluntad del Reino Unido de ver favorablemente "el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judo"... establecen las condiciones histricas bajo las cuales los judos seran canalizados al Medio Oriente.

Segn la Oficina de Historiografa de los Estados Unidos, "La Ley de Inmigracin de 1924 [Johnson-Reed] limit el nmero de ingreso de inmigrantes a una cuota de procedencia nacional. La cuota proporcion visas de inmigracin en los Estados Unidos al dos por ciento del nmero total de personas de cada nacionalidad a partir del censo nacional de 1890. Excluy completamente a los inmigrantes de Asia... En todas sus partes, el objetivo ms bsico de la Ley de Inmigracin de 1924 era preservar el ideal de la homogeneidad de EE.UU." (La ley se revis en 1952).

En su intencin y efecto, la ley, aprobada por las cmaras del Congreso con abrumadoras mayoras, bloque a personas de sur y el este de Europa catlicas, rabes y judas. A. James Rudin escribe:

El copatrocinador del proyecto de ley -el representante federal Albert Johnson- republicano de Washington, dijo que la ley impedira que "una corriente de sangre fornea, con todas sus ideas errneas heredadas..." ingrese a Estados Unidos. El senador David Reed, republicano por Pennsylvania, el otro copatrocinador, represent a "aquellos de nosotros que estamos interesados ​​en mantener la existencia estadounidense al ms alto nivel, es decir, las personas que nacieron aqu". Pensaba que los europeos del sur y del este (muchos de ellos, catlicos y judos) "llegan enfermos ymueren de hambre. Por lo tanto son menos capaces de contribuir a la economa estadounidense y no pueden adaptarse a la cultura de Estados Unidos".

Como era de esperar, Hitler elogi el acto como una legislacin modelo para mantener una poblacin racialmente pura.

Para material de apoyo, vase Foundations of Holocaust: 1924, Congress Decides No More Jews -Fundamentos del Holocausto: 1924, el Congreso decide no ms judos- y Trumps Move to End DACA and Echoes of the Immigration Act of 1924 -Trump acciona para poner fin al DACA y Ecos de la Ley de Inmigracin de 1924"-. De este ltimo: "La poltica era tan desafiante y arrogantemente racista que como escribe James Q. Whitman, profesor de la Facultad de Derecho de Yale, en "Modelo estadounidense de Hitler", recibi el elogio de Adolf Hitler. "La Unin Americana rechaza categricamente la inmigracin de elementos insalubres y simplemente excluye la inmigracin de ciertas razas", escribi Hitler en "Mein Kampf [1925]". Esto, dijo, hizo del pas un lder en la preservacin de la pureza racial por medio de la poltica de inmigracin.

Bien, de acuerdo, pero cmo la ley de 1924 -que es tan relevante hoy- crea o ayuda a crear el Estado de Israel? Para responder a esta pregunta, debe recordarse (si no, se aprende) que en 1924 muy pocos judos tenan inters en Palestina. Los judos ortodoxos, creyendo que Dios haba expulsado a los judos de Tierra Santa (el exilio babilnico), pensaron que era el colmo de la impertinencia de cualquier simple mortal decidir cundo deberan regresar los judos. Eso dependa de Dios. Ciertamente no iban a responder a la iniciativa de los llamados judos ateos del este deEuropa, como David Ben-Gurion. Es cierto que algunos ancianos ortodoxos fueron a Tierra Santa a morir (planeando la resurreccin ms tarde) o a esperar al mashiach (Mesas). Pero no buscaron la creacin de una entidad poltica, un Estado judo. Eso era lo ms alejado de sus mentes. En palabras de Sand era una Tierra Santa, no una patria. "El prximo ao en Jerusaln" no era una declaracin de un programa poltico. Era una esperanza mesinica.

Por otro lado el judasmo reformista se organiz en oposicin al entonces pequeo movimiento sionista, que en su visin era falso "judasmo" idlatra en el que (supuestamente) la sangre y el suelo reemplazaban a Dios, la Tor y el universalismo de los grandes profetas. Los judos reformistas rechazaron explcitamente que fueran parte de una dispora. Crean que el judasmo de hecho representaba una comunidad religiosa mundial que comprenda muchos ciudadanos de muchospases diferentes, de muchas culturas diferentes, no una entidad racial o tnica distinta. (La "sangre juda" era de inters solamente para los antisemitas). De hecho los primeros judos reformistas se habran opuesto a la formacin del Estado de Israel, incluso si Palestina hubiera sido una "tierra sin pueblo", lo que por supuesto no era.

Como los fundadores de la Reforma pusieron en la Plataforma de Pittsburgh (1885):

Nos consideramos no ms una nacin, sino una comunidad religiosa, y por lo tanto no esperamos un regreso a Palestina ni un culto sacrificial bajo los hijos de Aarn ni la restauracin de ninguna de las leyes concernientes al Estado judo.

A pesar de esta profunda oposicin, el movimiento sionista tom fuerza despus de la Segunda Guerra Mundial, aparentemente como un proyecto humanitario para reasentar a los judos desplazados de Europa. Pero esto no era ms que un movimiento de relaciones pblicas, aunque el ms efectivo incluso para muchos judos reformistas. Uno debe saber de que el sionismo nunca fue un proyecto de refugiados. Su intencin era "juntar" a toda la dispora, especialmente para los judos [que en otras tierras] donde estn absortos en la autosatisfaccin pecaminosa, en Palestina, el nico lugar (as predicaban los sionistas) donde los judos podan ser"gente normal."(Al retratar al judo como un extraterrestre en cualquier otro lugar y como un autntico judo solamente en Israel, el sionismo repeta las opiniones ms viles de los antisemitas. De hecho sus lderes teman -irnicamente?- que sin el antisemitismo y el antiasimilacionismo no habra ser judo despus de un corto periodo de tiempo).

El argumento de Sand es que los judosdel este deEuropa y otros estratos de la cristiandad -a diferencia de la mayora de sus correligionarios ms afortunados en pases islmicos como Irak- deseaban mudarse a Estados Unidos o a otras partes deOccidente. Al igual que su creador -el escritor Sholom Aleichem- Tevye el lechero de El violinista sobre el tejado, no lleva a su familia a Palestina, sino a "Nueva York, Estados Unidos", cuando el terrible zar expulsa a los judos de Anatevka, su shtetl en la zona de asentamiento en el imperio ruso (El hermano de Tevye se haba mudado anteriormente a los Estados Unidos). Su vecino y cuado, el carnicero Lazar Wolf, est entusiasmado de que sean vecinos, porque ir a "Chicago, Estados Unidos".

Esta actitud fue y se mantuvo tpica. Para la mayora de los judos que abandonaron sus hogares (por la razn que fuese) Israel fue la ltima "opcin" y solo cuando todas las dems rutas fueron bloqueadas (incluso, por ejemplo, con los judos soviticos, por Israel mismo) se ofrecieron subsidios fiscales a los pobres. Despus de la crisis de Suez de 1956, la mayora de los judos que salieron de Egipto se mudaron a los Estados Unidos, Argentina, Francia o Suiza. Por qu es as? Sabemos por qu.

Si entre las guerras mundiales, dice Sand, los judos de los pases cristianos hubieran sido libres para ir a Estados Unidos, el movimiento sionista habra tenido muy pocas personas con las cuales cumplir su dudoso sueo.

Pero podemos ir an ms lejos. Podra haber ocurrido el Holocausto si los judos hubieran tenido la libertad de mudarse a Estados Unidos en el perodo de entreguerras? Recordemos que la Administracin de Roosevelt rechaz el barco alemn St. Louis, lleno de casi mil judos alemanes que huan de los nazis, desde Miami en 1939 bajo las estrictas cuotas de inmigracin promulgadas 15 aos antes por el presidente republicano Calvin Coolidge, amado por unos pocos libertarios por su supuesta devocin al Gobierno limitante. "Estados Unidos debe seguir siendo estadounidense", dijo Coolidge al firmar el proyecto de ley.

Si los nazis no hubieran desplazado a los judos supervivientes de Europa central y oriental porque vivan a salvo en Estados Unidos desde la dcada de 1920, la campaa por un Estado judo en Palestina ciertamente habra fracasado. Pinsenlo: ninguna recomendacin de la Asamblea General de la ONU para la particin. Tampoco Nakba ni refugiados palestinos. Inexistencia de un lobby de Israel que distorsiona la poltica y los recursos. Quizs no hubiera existido el 11 de septiembre. Es alucinante!

Para no poner un punto demasiado fino, podramos culpar a alguien ms aparte de Coolidge: Woodrow Wilson. Fue l quien llev a los Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial, preparando el escenario para el punitivo tratado de "paz" que declara a Alemania nica culpable de la guerra, la aparicin de Hitler y su rgimen empeado en la venganza por la indignidad arrojada sobre la orgullosa nacin alemana, La Segunda Guerra Mundial y el Holocausto.

No es un mal da de trabajo en la Oficina Oval. Deja que descienda an ms: sin la guerra de Wilson, no habra Tratado de Versalles, sin el Tratado de Versalles no habra Hitler, sin Hitler no habra Holocausto, sin el Holocausto no habra Estado de Israel, sin el Estado de Israel, bueno, entiendes la idea. Por supuesto no digo que todo sera hoy dulzura y luz en el Medio Oriente. Las grandes potencias an querran controlar el petrleo, pero la principal fuente de conflictos y guerras en esa regin, sin mencionar la inconmensurable corrupcin poltica interna, no se habra materializado.

Dejando a un lado la culpa, podemos decir con confianza que el siglo XX y ms lejos an, se habra visto muy diferente si los Estados Unidos hubiesen acogido -en lugar de despreciar- con beneplcito a los inmigrantes. Qu dices t, Donald Trump?

 Sheldon Richman , autor de America's Counter-Revolution: The Constitution Revisited, mantiene el blog Free Association, es miembro senior y presidente de los fideicomisarios del Center for a Stateless Society y editor colaborador en Antiwar.com.Tambin el editor ejecutivo de The Libertarian Institute.

Fuente: https://www.counterpunch.org/2018/06/05/how-an-anti-semitic-american-law-helped-to-create-the-state-of-israel-and-a-whole-lot-of-trouble/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter