Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-06-2018

Entrevista a Francisco Bez Baquet sobre la industria criminal del amianto
Muchas investigadoras evidencian los aspectos de las patologas asociadas al asbesto que conciernen, exclusiva o preferentemente, a mujeres

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Francisco Bez, extrabajador de Uralita en Sevilla, autor de Amianto: un genocidio impune, inici en los aos 70 del pasado siglo la lucha contra esta industria de la muerte desde las filas del sindicato de CCOO. Ha dedicado ms de 40 aos a la investigacin sobre el amianto.

***

De nuevo le robo su precioso tiempo, querido y admirado amigo. Permtame una informacin previa para los lectores. Voy recogiendo los correos que me llegan de usted de entrevista a entrevista. Esta ltima vez forman un archivo de casi 60 pginas (58 para ser ms exacto) con letra apretada. Tendr que dejarme, inevitablemente, muchas preguntas en el tintero. 

Uno de los protagonistas principales en nuestro tiempo durante este tiempo ha sido, sin duda, lo sucedido en el metro de Madrid. Le preguntar sobre ello por supuesto. Pero empiezo por otros asuntos. Por este por ejemplo: "CCOO ALICANTE - 21/5/2018 - JORNADA AMIANTO Y MUJER-VIDEOREPORTAJE FRAGMENTO DE LA PONENCIA DE FRANCISCO BEZ BAQUET". Qu tesis mantuvo en su intervencin? Por qu este tratamiento especfico del tema amianto-mujer?

No se trataba de sostener ninguna tesis especfica al respecto, sino de, simplemente, hacer mencin divulgativa de una serie de circunstancias y situaciones, que teniendo por protagonistas exclusivas o primordiales a las mujeres, son todas referidas al amianto y a sus efectos nocivos.

Sera el caso, en primer lugar, de aquellas enfermedades inespecficamente relacionadas con el amianto, que afectan exclusiva o preferentemente a la mujer, como es el caso del cncer de ovarios, cuando el mismo responde a dicha etiologa inespecfica, pero ya reconocida por la O.M.S., o del mesotelioma en embarazadas, dramtica coincidencia en la que el acelerado ritmo de agravamiento (caracterstico de esa patologa maligna, que en la prctica casi siempre viene a responder a una exposicin al amianto) viene a comprometer inexorablemente dos vidas humanas: la de la madre, y la del hijo en gestacin.

En otras ocasiones, los roles sociales que en el presente o en el pasado han asumido, de hecho, las mujeres, resultan determinantes de alguna caracterstica exclusiva o preponderante en algn aspecto de la afectacin. Es el caso, por ejemplo, del cncer de pulmn que, habiendo sido originado por una exposicin al asbesto, no cabe atribuirlo a la concurrencia de otro agente potenciador del riesgo, como es el tabaco, cuando tal hbito no se ha prodigado entre las mujeres.

Es el caso tambin, de la vinculacin del talco cosmtico, eventualmente contaminado desde su origen geolgico por trazas de amianto, cuando el mismo ha tenido una utilizacin intensiva en la higiene ntima femenina, o en la fabricacin y presentacin de preservativos.

Esos mismos roles tradicionales, esta vez en el reparto de la realizacin de las tareas domsticas, ha sido determinante de no pocos casos de mesotelioma en mujeres, originados por el lavado de la ropa de trabajo, en el domicilio del trabajador.

El protagonismo de las mismas, en otras circunstancias, ha correspondido a su condicin de cuidadoras del enfermo de mesotelioma (ex trabajador del amianto), frecuentemente con episodios de somatizacin de la angustia inherente a ese sufrimiento, por su proximidad fsica y afectiva, respecto de la vctima directa del asbesto.

Ya no como pacientes, sino como luchadoras contra el amianto y sus letales efectos, tendremos, por una parte, a tantas investigadoras que, reuniendo en ellas la doble condicin de cientfica y de mujer, evidencian, a travs del objeto y reiteracin de sus investigaciones, una especial sensibilidad hacia aquellos aspectos de las patologas asociadas al asbesto, que conciernen, exclusiva o preferentemente, como ya dejamos dicho antes, a pacientes del gnero femenino.

Y por otra parte, evidentemente, tendremos tambin a aquellas activistas que se han caracterizado por un acusado protagonismo en esa actividad reivindicativa, a la que todos, y en especial las vctimas directas y sus familiares, debemos agradecimiento por su eficaz y sostenido combate. Esa condicin, frecuentemente, ha tenido su origen en un protagonismo sobrevenido, cuando un pariente -el esposo, por ejemplo-, tuvo la desgracia de caer fulminado por la accin soterrada y silente, del amianto.

La afectacin por el mesotelioma, de mujeres que han llegado a adquirir renombrada fama -frecuentemente vinculada de alguna forma con actividades docentes u hospitalarias-, ha contribuido a concienciar a la poblacin general, a la sociedad, del riesgo inherente a ese tipo de actividades, que en principio nos pueden resultar ajenas o distantes respecto de lo que tradicionalmente han sido considerados como los sectores de alto riesgo, como es el caso del naval o del de la construccin.

Es el caso tambin de las actividades "feminizadas", que han hecho un uso preferente o exclusivo de mano de obra femenina, como en la industria textil del amianto, en la fabricacin de mscaras anti-gas con filtros hechos con amianto, o la fabricacin, con la incorporacin de ese mismo tipo de filtros, en los cigarrillos, singularmente los de la marca Kent.

Una carta de ngel Crcoba Alonso a usted dirigida: 

Me parece muy oportuno el trabajo de recuperacin de lo publicado en revistas de CCOO en los aos 80 (Gaceta Sindical, Realidad, etc.). Si eso lo unes a referencias en medios, a ponencias en congresos, a propuestas para el Convenio y Recomendacin de la OIT, o para los Reglamentos a nivel del Espaa,....puede salir un trabajo digno de publicarlo, por ejemplo por la Fundacin 1 de Mayo u otros medios que se te ocurran y que recopilen las denuncias, propuestas, etc, de Paco Bez, de CCOO en los primeros aos de "democracia sindical". Ya sabes que mi tema es la memoria histrica y tus artculos, trabajos y elaboraciones varias forman parte importante de la historia del movimiento obrero en general y de CCOO en particular sobre ese mineral asesino que muchos ignoran y se atreven a decir en pblico que el drama del amianto lo acaban de descubrir. 

En fin, no deja de ser ms que una observacin que lo dejo a tu criterio. 

Salud y Repblica, 

ngel Crcoba Alonso 

Su respuesta: 

Gracias, ngel. Se trata de algo de difcil programacin, porque los enlaces a lo publicado en Internet, salen un tanto al azar, a su aire, las ms de las veces de forma no planificada, en bsquedas referidas a las ms peregrinas combinaciones de trminos de bsqueda. Solamente hay dos reglas: cuanto ms buscas, ms acabas encontrando, y conseguir romper lo que yo le llamo "el efecto Maran", como ya le expliqu en su da a Alfredo Menndez, quien me dice que me pone como ejemplo de cmo se ha de actuar, en sus clases sobre bibliografa, impartidas a sus alumnos de su ctedra en la Universidad de Granada. Ya veremos; de momento no me comprometo a nada. 

No se compromete pero no desecha la idea. No estara mal un libro con esos contenidos! Por qu no se anima?

No veo esperanza de poder llegar a encontrar suficientes fuentes en Internet, en las que basarme para ese propsito, no me siento cmodo con tanto protagonismo en primera persona, y no me queda del todo claro, tampoco, el posible inters que, objetivamente, pueda tener todo ello para los dems.

Por otra parte, considero que las ideas tambin estn sujetas a una suerte de "seleccin natural", y actualmente muchas cuestiones relacionadas con el amianto (y tambin sin relacin con dicho tema), demandan con fuerza ms o menos perentoria mi atencin y mis esfuerzos por sacar a la luz pblica los oportunos textos, y en ello estoy, as que ya veremos; de ah no paso, de momento.

De usted es esta informacin: "Nos "re-publican" en traduccin al idioma ingls, mi querido amigo: https://misteri1963.blogspot.com.es/2018/03/the-criminal-asbestos-industry.html. Le paso copia del presente correo al amigo ngel, cuyas comunicaciones personales tambin us en esa ocasin, mencionando la fuente, no en plan "aprovechategui", como, por ejemplo, los seores de Ciudadanos, en su da, y refirindome a engendro de mi propia cosecha". Todo el mrito es suyo por supuesto, un honor para m. Hablando de A.C.A, qu ha significado en su trabajo su amigo?

ngel Crcoba Alonso y yo, nos conocimos en el transcurso del Primer (y hasta ahora nico) Simposium Nacional de Asbestosis, celebrado en Sevilla, por cierto que no casualmente, sino en virtud, en buena medida, de las acciones reivindicativas de los trabajadores de la factora de Uralita en la mencionada ciudad, afiliados y cargos sindicales del sindicato Comisiones Obreras, entre los que me inclua, en representacin de los empleados y operarios de la Delegacin Comercial.

Para ngel ese fue su primer contacto con la problemtica del asbesto, en su condicin de tcnico responsable de Salud Laboral de nuestro sindicato, mientras que por lo que a m respecta, ya llevaba todo un rodaje previo, de contactos epistolares con expertos, a nivel mundial en el sentido literal de la palabra, acumulacin de separatas de artculos cientficos sobre el tema, y su asimilacin y contextualizacin.

Esa preparacin nos permiti, a travs de nuestras preguntas formuladas a varios de los ponentes del Simposium, dejar bien alto el pabelln de CC.OO., a diferencia de quien, haciendo lo propio en nombre de otra opcin sindical, formul la pregunta sobre dnde estaba situada la clnica de la asbestosis.

En nuestras preguntas, formuladas por escrito, contamos con el aliento y apoyo moral de ngel, y a partir de ah prosigui una estrechsima colaboracin, que con los naturales altibajos condicionados por los avatares inherentes a nuestras respectivas trayectorias, se ha ido prolongando a travs de los aos, siendo determinante de que algunos de los trabajos surgidos a la luz pblica, lleven expresamente reconocida su colaboracin, porque, de hecho, la misma ha impregnado todo nuestro acervo de posicionamientos ante el tema de la salud laboral, en general, y sobre los efectos nocivos del amianto, en particular, permendolo, para bien, por supuesto.

"Una nueva sentencia con indemnizacin millonaria, por talco cosmtico, contaminado con amianto, determinante de mesotelioma: http://www.milenio.com/negocios/johnson-amp-johnson-pierde-demanda-cancer-causado-talco-bebe . Nos recuerda brevemente qu ha pasado?

Bueno, ya se han acumulado dos, con parecidas caractersticas. Por tanto, el horizonte judicial pinta bastante mal para la empresa demandada, al haberse podido probar que era conocedora de que el talco cosmtico que envasaba y comercializaba, contena una contaminacin natural, desde su origen geolgico, de trazas de amianto, en su variedad ms agresiva, la tremolita.

Las demandas, han correspondido a casos de fallecimiento por mesotelioma, en usuarios de ese talco cosmtico.

A pesar de ese conocimiento, ni interrumpi esa comercializacin, ni actu para efectuar un cambio en el origen geolgico del talco destinado a su uso como cosmtico, ni formul ninguna declaracin pblica al respecto, ni alert a las autoridades competentes, ni introdujo ningn tipo de etiquetado advertencia al respecto, en los envases, ni avis a sus propios trabajadores ni a sus representantes sindicales: NO HIZO NADA.

Es de advertir, al propio tiempo, que, con carcter general, por supuesto que ya era conocida esa posibilidad, y es obvio que la empresa -deudora de salud, tanto respecto de sus trabajadores, como de sus clientes-, tena la obligacin legal de estar permanentemente informada de todo aquello que pudiera, potencial o de forma efectiva, ser determinante de ese grave riesgo.

Una de las preguntas que le pensaba hacer sobre el asunto del amianto en el metro de Madrid, me adelanto un poco "AMIANTO EN EL METRO DE MADRID - MUERE UNO DE LOS TRABAJADORES AFECTADOS" https://elpais.com/ccaa/2018/05/24/madrid/1527196326_771469.html. http://www.rtve.es/noticias/20180524/muere-trabajador-del-metro-madrid-estuvo-expuesto-fibras-amianto/1739420.shtml . Sabe cuntas personas han estado afectadas? Cuntas han fallecido?

Bueno, lo que est habiendo es "un goteo", con frecuentes anuncios en los medios.

Hay que tener presente, que el dilatado tiempo de latencia de todas las patologas asbesto-relacionadas -sobre todo, por lo que respecta al mesotelioma-, hace que ahora afloren casos que corresponden a exposiciones al agente etiolgico, el amianto, que se originaron desde hace ya bastantes aos (dcadas, en realidad), y tengo el ntimo convencimiento de que si se tira de archivo, ya sea por parte del INSS, del INSHT, de la Inspeccin de Trabajo, Hospitales, o incluso los propios sindicatos que ahora alzan su voz en relacin con esta cuestin, saldran a relucir, o volveran a hacerlo de nuevo, casos que ahora no se estn incluyendo en el recuento de vctimas ocupacionales.

Lo que quizs nunca saldr a relucir, y no porque no haya nada que tuviera que registrase, sern los casos que eventualmente hayan podido originarse entre los usuarios asiduos del metro. Seguro que "la memoria histrica" del amigo ngel Crcoba tendr algo archivado en sus redes neuronales, al menos por lo que respecta a la afectacin ocupacional. Y en los papeles de gestacin sindical, buscando con suficiente ahnco, seguro que tambin aparecera algo.

Respiremos un momento si le parece.

De acuerdo. Estoy en ello.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter