Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-06-2018

El silencio de los otros, respaldada por Pedro Almodvar, busca terminar con la amnesia sobre las vctimas del dictador
El legado cruel de Franco: el filme que quiere que Espaa deje de olvidar

Sam Jones
The Guardian


A Chato Galante, quien perdi la juventud en celdas y cuartos de tortura de la Espaa de Franco, le gusta bromear cuando dice que es un optimista irredento. Necesita serlo.

Ha pasado casi medio siglo desde que fue apaleado y encarcelado por sus participacin en la lucha contra la dictadura, pero contina esperanzado en que se har justicia, que sus torturadores respondern en pblico por sus crmenes y que su condena ser anulada.

Igual de optimista es Paqui Maqueda. Tarde o temprano, dice, Espaa encontrar el coraje para confrontar los aos de Franco y de su insidioso legado.

Entonces, quizs pueda establecer lo que le pas a su hermano mayor, quien se cree que haya sido uno de los miles de nios secreta y sistemticamente robados al nacer de sus madres para ser entregados a familias menos degeneradas.

Las historias de Galante y de Maqueda son presentadas en el documental galardonado a presentarse en el Sheffield Doc/Fest, que examina las perdurables consecuencias de la ley de aminista y el pacto del olvido que facilitaron el regreso de Espaa a la democracia despus de la muerte de Franco en 1975.

El silencio de los otros, dirigida por Almudena Carracedo y Robert Bahar, registra tanto la lucha por la justicia como la bsqueda de los nios robados y de los 100,000 cuerpos que se cree yacen todava en tumbas no identificadas de la guerra civil. Pedro y Agustn Almodvar son los productores ejecutivos del filme.

Parte del filme fue tratar de entender cmo todo esto es posible, dijo Carracedo.

Cmo es posible hoy que haya gente a punto de morir que no pueda exhumar a sus seres queridos y enterrarlos en el cementerio en un pas con tantos valores cristianos? Cmo es posible que haya miles de nios que no saben quines son sus padres?

La idea para el filme les lleg a Carracedo y Bahar hace ocho aos, segn salan a la superficie detalles sobre los nios robados en Espaa incluida la revelacin de que la prctica no haba muerto con el dictador- sino que continu hasta los 1980.

Alrededor de la misma poca, un grupo de vctimas y sobrevivientes de los crmenes de la era de Franco someti una demanda en una corte argentina, pidiendo se investigasen casos de tortura, asesinatos, desapariciones forzadas y robo de nios.

Lo que les provey a los productores una manera de llegar a los asuntos y en 2012 se mudaron de EEUU de vueltas a la Espaa de Carracedo para empezar a filmar.

Durante seis aos y 450 horas de rodaje sin editar, los directores siguieron el desarrollo del caso que contina tanto en Espaa como en Argentina.

En el corazn del filme est la contradiccin que uno de los abogados del caso resume, el fenecido especialista en derechos civiles Carlos Slepoy: Cuando alguien es asesinado es claro: las cortes tienen que procesar al criminal.

Adems, cuando hablamos de genocidio o de crmenes contra la humanidad, no est claro. En vez, la gente empieza a buscar argumentos eso fue hace tanto tiempo, es mejor olvidar, hay que pasar la pgina-

Bahar, que es estadounidense, crea que dominaba en trminos generales la Guerra Civil Espaola conocemos la pintura Guernica; hemos ledo a Hemingway, pero segn avanzaba la grabacin, se dio cuenta de cunta gente en Espaa y en otros pases tiende a olvidar, o simplemente no sabe, sobre la dictadura que sigui [a la guerra].

Los hermanos Almodvar dicen que el hbito de olvidar ha prevalecido en Espaa durante dcadas.

A ms de 40 aos, muchos de nosotros pensamos que nuestra democracia es tan fuerte como para enfrentar cuestiones bsicas de derechos humanos, dice Agustn Almodvar.

Creemos que este filme, que toca esos temas con ternura, respeto y se preocupa, es un perfecto instrumento para empezar una conversacin que ha sido silenciada durante mucho tiempo.

Galante, 70, sinti la obligacin moral de luchar contra la dictadura despus que uno de sus compaeros, estudiante, fue asesinado por la polica en 1969. Convicto de asociacin ilegal y de propaganda ilegal, pas un total de siete aos en prisin y fue torturado por el sdico polica conocido como Billy el nio.

Aunque su supuesto torturador permanece libre y vive a unos pocos 10 minutos a pie de su casa, Galante no se rinde ante su sed de justicia.

Las sociedades de hoy no se pueden encajar en el molde de un traje hecho en 1978, dice. Algo est cambiando. La generacin que abre las tumbas hoy es la de los nietos. Y la prxima continuar en ello.

Como los productores, l es cuidadosamente cauteloso de que la vuelta al poder del Partido Socialista Espaol pueda beneficiar a las vctimas de los crmenes de Franco.

El anterior gobierno socialista de Luis Rodrguez Zapatero introdujo la ley de la memoria histrica de 2007, que se supona terminara con el olvido a la que se opuso categricamente el conservador Partido Popular del recin expulsado primer ministro Mariano Rajoy-. Ahora, con el partido fuera del poder, la ley se puede usar otra vez para encontrar cuerpos y enjuiciar a los culpables.

Este pas tiene que hacerlo, no me cabe duda de ello, dice Galante. No s cun lejos llegar o si me dejar ms o menos satisfecho, pero hoy nos acercamos al punto sin retorno.

Maqueda est tambin segura de que el cambio viene, uno que le pueda brindar a su madre de 80 aos un poco de tranquilidad.

Maqueda y su hermana gemela nacieron en junio de 1964, casi exactamente un ao despus que le dijeran a su madre que su nuevo hijo recin nacido haba muerto. Las circunstancias de la muerte del nio siguen un patrn familiar para aquellos que han investigado durante dcadas el robo de los nios.

Pregntale a mi madre cuntos hijos tiene y ella te dir: seis, cinco que estn vivos y uno que me robaron dice Maqueda. Mi madre dice siempre que llor tanto que Dios le envi dos bebs al ao prximo.


Nota original. Clic aqu.

Traducido para Loquesomos por Francisco Cabanillas.

Fuente: http://loquesomos.org/el-legado-cruel-de-franco-el-filme-que-quiere-que-espana-pare-de-olvidar/ 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter