Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-06-2018

Iniciativa mundial por la paz en Nicaragua

Rebelin


El 18 de abril estall en Nicaragua un conflicto que nos ha sumido en una profunda crisis poltica, social y econmica. Con el pasar de los das hemos visto como la seguridad ciudadana en el pas se ha diluido, la delincuencia ha crecido de forma alarmante, y la calidad de vida se ha deteriorado gravemente, sobre todo para las clases sociales ms desfavorecidas. Mucha gente ha perdido su trabajo en el ltimo mes. Las escuelas estn vacas, las universidades cerradas y el fantasma de la emigracin ha regresado. Conocemos el drama social que nos espera pues lo hemos sufrido ya en nuestra historia reciente.

Las causas son complejas. Ms de 130 personas han muerto en el marco de este conflicto, muchas de ellas asesinadas. Trabajadores, estudiantes, policas nicaragenses de todas las edades. Muchas personas han sido secuestradas y torturadas. Las redes sociales estn atestadas con imgenes y vdeos de las vctimas, las cuales se repiten una y otra vez causando miedo y desesperacin en la poblacin. Han sido incendiados vehculos, edificios pblicos, residencias privadas, oficinas de medios de comunicacin afines al Gobierno y del partido poltico del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN).

Desde mucho antes de las manifestaciones celebradas el 18 de abril, a raz de las cuales se origin el conflicto, diversos medios de comunicacin, miembros de la sociedad civil y actores polticos, han atacado insistentemente la institucionalidad del Estado, erosionando la confianza de la poblacin en su Gobierno y en las fuerzas de seguridad del Estado. Desde diferentes medios de comunicacin y plataformas de redes sociales se ha desarrollado una potente estrategia de manipulacin de la opinin pblica, la cual ha logrado crear una realidad paralela en la que a da de hoy vive una parte de la comunidad nicaragense en el interior y exterior del pas, y parte tambin de la comunidad internacional.

As tambin, desde mucho antes del inicio del conflicto, se ha estado llevando a cabo en Nicaragua una campaa de odio destinada a dividir a la sociedad nicaragense en dos bandos. A medida que la crisis se ha intensificado, creciendo los niveles de violencia y el nmero de personas asesinadas, el odio y la fractura social se han profundizado preocupantemente.

En el cuadragsimo octavo perodo ordinario de sesiones de la Asamblea General de la Organizacin de los Estados Americanos (OEA) celebrada entre el 4 y el 5 de junio, la Asamblea General de este organismo declar su apoyo al pueblo de Nicaragua, llamando al Gobierno y a los dems actores sociales y polticos a la construccin de la paz a travs del dilogo. En esta lnea, la OEA ha creado un Grupo Interdisciplinario Internacional de Expertos Independientes para apoyar al pas en la investigacin de los crmenes y asegurar la calidad y neutralidad de las investigaciones que se estn llevando a cabo. Previamente a este acuerdo, Nicaragua ya haba recibido la Comisin Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para observar la situacin de los derechos humanos en el pas en el contexto de la crisis, concluyendo esta que se haban producido graves violaciones de derechos humanos en el pas, tanto por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, como por parte de terceros armados.

Desde el mismo inicio del conflicto, el Gobierno de Nicaragua ha apostado por el dilogo y ha llamado a la paz a todos los actores, haciendo importantes esfuerzos para impedir enfrentamientos entre los dos bandos. La llamada del FSLN a su militancia para no responder a los ataques, torturas y asesinatos que estn sufriendo los militantes sandinistas en este conflicto, est siendo clave para evitar una escalada mayor de violencia. Por su parte, el jefe de Estado ha dado orden pblicamente a la Polica Nacional de no reprimir las protestas pacficas y el Ejrcito Nacional se ha mantenido al margen del conflicto en todo momento.

Sin embargo la violencia no ha cesado. Miembros de la Iglesia Catlica nicaragense, medios de comunicacin, grandes empresarios y actores polticos de la oposicin y de la sociedad civil, siguen sosteniendo la campaa de odio a travs de declaraciones y acciones a las que califican de protestas pacficas, pero que nada tienen de pacficas, como son el cierre de mltiples carreteras a nivel nacional a travs de la instalacin de tranques desde inicios de mayo, afectando gravemente al empleo, el comercio y el transporte nacional y regional. Al menos 10 personas han fallecido a raz de la instalacin de estos tranques y de los conflictos que estn generando su mantenimiento.

Estos actores, por accin y por omisin, han atacado la institucionalidad del Estado nicaragense y han alentado y tolerado acciones violentas realizadas por encapuchados armados que se dan a conocer como estudiantes. Por el contrario, cuando estos encapuchados han torturado, asesinado e incendiado vehculos y edificios pblicos sin cesar, los actores referidos han culpado sin ningn tipo de pruebas a sandinistas y simpatizantes del presidente de la Repblica.

Consideramos que a travs de esta estrategia, se persigue crear un clima de violencia tal que resulte intolerable para el pueblo, forzando a la renuncia del Gobierno. En el peor de los casos, esta situacin puede desencadenar en una guerra civil. Como es evidente, este extremo generara graves repercusiones sobre las poblaciones a nivel nacional y regional en Centroamrica, en especial debido a la debilidad de las economas de la regin, los conflictos sociales preexistentes, la existencia de un corredor de migracin centroamericano y la presencia de redes de narcotrfico en los pases vecinos.

URGE LA PAZ EN NICARAGUA!!

Es por ello que a travs de la presente les estamos invitando a participar en la campaa por la paz en Nicaragua, manifestando pblicamente su rechazo absoluto a todo tipo de violencia y su apoyo al pueblo nicaragense, al proceso de dilogo nacional y a la solucin pacfica y democrtica del conflicto, ya sea de forma individual a travs de las redes sociales, artculos de prensa o pronunciamientos ante la opinin pblica internacional, o a nivel institucional a travs de declaraciones pblicas, resoluciones polticas u otros medios posibles.

Creemos firmemente que el posicionamiento de la comunidad internacional a favor de la paz en Nicaragua, podra contribuir a la solucin pacfica de este conflicto coadyuvando al fracaso de la campaa de odio y favoreciendo una reflexin crtica en el seno de la sociedad nicaragense que conduzca a la condena unnime de la violencia y al rechazo de quienes persisten en destruir la convivencia en el pas.

Confiando en su compromiso con el bienestar y la paz social y en la claridad de su visin poltica, y esperando su respuesta positiva y su solidaridad con Nicaragua, firmamos en Managua,

Miembros de la ciudadana nicaragense.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter