Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2018

Por el derecho a una educacin libre de acoso

Adela Vargas Murillo
Revista Crisis (Ecuador)


UCE

El acoso sexual en las Universidades es un secreto a voces que se est evidenciando en estos ltimos meses a travs de denuncias, plantones, publicaciones, conversatorios, entre otras manifestaciones. Es una situacin que, al no tener una definicin clara sobre el tema y mantenerlo como prcticas naturalizadas, ha sido encubierta por gran parte de la comunidad acadmica, quienes han intentado minimizar la gravedad de las agresiones y el ejercicio de poder que este tipo de violencia implica.

En la Universidad Central del Ecuador (UCE), el acoso sexual de profesores a estudiantes es una realidad cotidiana que se maneja de forma parcial. Las autoridades afirman defender a las estudiantes, si las denuncias corresponden efectivamente a una situacin de acoso, pero al mismo tiempo sealan enfticamente que se encuentra en juego la imagen de la institucin y de los catedrticos. Es as que la disyuntiva al momento de establecer sanciones se gua por la siguiente pregunta: qu importa ms, la imagen de la institucin o la serie de acosos y abusos contra las estudiantes?

Frente a la explosin de denuncias y manifestaciones de los ltimos das, el hecho de que antes no se hayan evidenciado, no significa que estos tipos de violencia no hayan sucedido. Testimonios sobre profesores de los que debes cuidarte o aquellos que tienen fama de galanes se escuchan en los pasillos de la universidad cotidianamente. Sin embargo, la desconfianza y el miedo muchas veces obligaban a callar; adems, la dificultad de demostrar que el acoso pareca ser una misin titnica de demostrar, ms an cuando las estudiantes podan verse an ms afectadas.

La necesidad de dejar de ver el acoso como un asunto normal implica entender el amplio espectro de comportamientos que se incluyen en esta prctica. Una mirada, una expresin verbal, una propuesta fuera de lugar, un gesto, un contacto corporal si ningn tipo de consentimiento , constituyen una situacin de acoso si es que se dan en el contexto de una relacin de poder, como la que se establece entre un profesor y una alumna. El acosador tiene la consciencia de que se est aprovechando de su posicin para acceder sexualmente a sus estudiantes.

Como el resto de mujeres, las estudiantes universitarias enfrentamos diariamente situaciones de acoso en distintos espacios, nos acompaan las constantes miradas y los mensajes no solicitados sobre nuestros cuerpos, situaciones que generan incomodidad, malestar, miedo y soledad. Si bien rechazamos estos comportamientos en cualquier mbito, la constitucin del espacio universitario como sitio seguro para las mujeres es fundamental, en cuanto es aqu donde ejercemos nuestro derecho a la educacin.

Uno de los espacios que ha evidenciado el acoso, ha sido la Facultad de Artes de la UCE, de la cual hace pocos das fue separado Csar C., quien llevaba 30 aos en la docencia, al ser identificado como un presunto acosador. La primera denuncia se present hace casi 18 meses por parte de Cristina A. La vctima present su versin a Bienestar Estudiantil, institucin de la UCE en diciembre de 2017. No obstante, hasta antes de las recientes manifestaciones y su eco en medios, como Teleamazonas y diario El Comercio, la institucin haba manifestado que la denuncia de Cristina A., no era acoso sexual.

Cristina A. en los medios pblicos indic que se realizaron dos reuniones con el Csar C. y con Bienestar Estudiantil, pero ella no fue llamada a dichos encuentros, por lo que no pudo reafirmar su versin. Por qu la voz de las estudiantes no es suficiente para sancionar a un docente?, qu habra pasado si el caso de Cristina A. no hubiese salido en los medios de comunicacin? Por qu se quiere seguir ocultando esta situacin y no se defiende ni se protege la identidad de las y los estudiantes?

En respuesta a la negligencia de las autoridades, varias organizaciones, colectivos, profesoras, profesores y estudiantes, se han unido y continan acompaando a las vctimas de acoso por medio de manifestaciones, plantones en la Facultad de Artes y publicaciones en redes sociales con el hashtag #CristinaYoSiTeCreo.

Sintindose respaldadas, cada vez ms estudiantes presentan sus denuncias en Bienestar Estudiantil. Actualmente son 12 las compaeras de Artes que se han sumado y se prev que este nmero siga creciendo. Por su parte, otros casos de denuncias de acoso sexual se han dado tambin en la Facultad de Ciencias Sociales Humanas, en donde las resoluciones an se encuentran en proceso.

Desde las estudiantes y las redes que se han formado para apoyarlas, sabemos que este es un momento crucial para la universidad y para todo el sistema educativo. Las voces de las estudiantes seguirn creciendo hasta que la amenaza de acoso no ronde ms por las aulas.

Fuente: http://www.revistacrisis.com/debate/por-el-derecho-una-educacion-libre-de-acoso



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter