Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-06-2018

Los nicos que gozan de impunidad son los sionistas

Pablo Jofre Leal
Rebelin


Ante una verdadera alegora sionista escrita por Gabriel Colodro y Hernn Lpez que, escribieron en respuesta a una "Columna de Opinin" de Jaime Abedrapo, el peridico digital decidi evitar el debate, faltar a la libre opinin y censurar al periodista Pablo Jofr que solicit responder columna titulada "Impunes: respuesta a la columna de Jaime Abedrapo".

El equipo editorial del diario explic al periodista Pablo Jofr que "si bien el debate es algo que El Mostrador estimula, las columnas tampoco pueden ser parte de una espiral epistolar". Sin embargo, eso est en contradiccin con la violencia retratada en la columna de Colodro y Lpez, as como con la impunidad con que el diario publica infundios y falsedades sin basarse ni en hechos ni en autores que sostengan los argumentos, y con los propios principios que el diario dice promover.

En su propia Carta tica Fundacional el diario establece que "los productos periodsticos del Grupo El Mostrador sern de contenido independiente y pluralista, y darn cuenta de la diversidad de nuestra sociedad, y fomentarn el debate de ideas". Tambin viola su primer Principio Editorial que habla de la "independencia, el pluralismo informativo, el respeto y valoracin positiva de la diversidad, la promocin de los derechos humanos y civiles, la fiscalizacin de los poderes establecidos y el dilogo ciudadano con o a travs de los medios". Al parecer la adscripcin del sionismo est ms all de las columnas de opinin.

Como Federacin Palestina de Chile junto al periodista Pablo Jofr, consideramos que es necesario hacer pblica esta clara censura a un profesional de la informacin por un medio nacional ya que se prestan para publicar una alegora sionista y no una respuesta que entregue informacin.

A continuacin, publicamos la columna de opinin del periodista Pablo Jofr censurada en El Mostrador.


-----

Destaco vuestra amplitud de criterio respecto a aceptar columnas de opinin, incluso de defensores de regmenes calificados como culpables de crmenes de lesa humanidad como es el sionismo, denunciados por gran parte de la comunidad internacional - con decenas de resoluciones condenatorias a su poltica racista y colonial, incumplidas en su totalidad, sin que la entidad sionista tenga sancin alguna.

Denuncias que tienen como centro la ocupacin de tierras que no les pertenece, construccin de un Muro de apartheid tan vergonzoso como criminal. Cientos de check points que impiden el libre trnsito de la sociedad Palestina en su propia tierra. La destruccin de aldeas y cultivos, el asesinato selectivo. Una poltica colonial y racista llevada a cabo con el apoyo y complicidad de Estados Unidos, como tambin por los gobiernos de Francia y Gran Bretaa, pases en los cuales el lobby sionista tiene enorme influencia.

Visto este marco y atendido que si se le da cabida a opiniones de defensores de una ideologa a la cual califico por su conducta y prctica poltica como nacionalsionista, es que me permito enviar este breve comentario con relacin a lo que ya es una constante, casi una columna de opinin tradicional de un do de corifeos del rgimen israel, de su ideologa y por tanto cmplices de los crmenes que se cometen a diario. Hablo de esta dupla conformada por Colodro y Lpez, quienes nos envan sus opiniones desde la Palestina histrica ocupada.

Resulta ya una molesta costumbre leer la serie de falsedades, que este par de chilenos, judos, sionistas e israeles con que suelen definirse aquellos que practican la hasbara, nos inundan para tratar de desvirtuar los hechos innegables de los asesinatos diarios que se cometen contra el pueblo palestino.

Crmenes que no pueden ocultar, que los vemos a diario incluso gracias a organismos no gubernamentales de judos anti sionistas, que suelen ser perseguidos y criminalizarlos en su pas. Visto por medios de comunicacin, que por ms lavado de imagen que realice Israel no pueden ocultar la perversidad de los actos cometidos.

Una dupla la de Colodro-Lpez que defiende a brazo partido al Likud, a ministros terroristas como el colono de origen moldavo y actual Ministro de Asuntos Militares, Avigdor Lieberman, o una ministra de Justicia como Ayelet Shaked, que llama a "matar a los hijos de madres palestinas en su viente para que no nazcan serpientes", una defensa inmoral, que no reviste mayor credibilidad y que califican a Israel como "la mayor democracia de Oriente Medio" poniendo como ejemplo de tolerancia su poltica de pinkwashing y gay friendly, que no es ms que una lavado de imagen frente a mayoritarios atropellos a los derechos humanos del pueblo palestino.

En su ltima invectiva, el do Colodro-Lpez comienza, desde el primer prrafo con una falsedad. Dice el par mencionado en su opinin,

"Impunes quedaron los lderes rabes, que en 1948 desconocieron la particin decretada por la ONU y de la mano de..."

Ya su primera afirmacin nos entregan una mentira tan grande como el victimismo que acompaa a los sionistas y que ha significado que el intelectual judo Norman Finkelstein (cuya familia sufri los horrores del nacionalsocialismo) frente a ese sndrome de dispara y llora que acompaa al rgimen israel desde su creacin, haya entregado un texto de denuncia fenomenal, "La Industria del Holocausto", que denuncia los rditos dados a los representantes de la ideologa sionista en desmedro de las verdaderas vctimas del nacionalsocialismo.

Y sostengo que ese primer prrafo expresa una falsedad, propia de quienes han hecho del victimismo su negocio, porque la ONU no "decret nada", la recin creada Organizacin de Naciones Unidas seal el 29 de noviembre del ao 1947 mediante la resolucin nmero 181 de su Asamblea General, una clara afirmacin, "RECOMIENDA la particin de Palestina en un Estado judo, un Estado rabe y una zona bajo rgimen internacional particular. Es decir, 14 mil kilmetros cuadrados con 558.000 judos y 405.000 palestinos para un Estado Judo y 11.500 kilmetros cuadrados con 804.000 palestinos y 10 mil judos para este Estado que servira de nuevo hogar palestino; y digo nuevo hogar porque este ya exista antes que la crisis de conciencia terminada la Segunda Guerra Mundial, diera por fruto el otorgar un lugar en tierras palestinas, para concretar un Estado Judo.

Para mayor claridad en lo dicho, RECOMENDAR esta muy lejos de DECRETAR. El "miente miente que algo queda" en versin sionista puede y debe ser denunciado pues demuestra ese afn de desvirtuar, de mentir, de socavar la credibilidad de las instituciones.

Lgicamente el pueblo palestino y los pueblos rabes, ante la labor de desestabilizacin y propsito de apoderarse de tierras palestinas por parte de los colonos judos sionistas, no aceptaron tal recomendacin. Quin en su sano juicio puede aceptar esta recomendacin que entregaba tu tierra a colonos sionistas venidos de Europa del Este principalmente cuya denominacin de semita al menos deba generar una discusin?

Y menciono el concepto semita pues en general el sionismo y la dupla mencionada de Colodro y Lpez tratan, en cada opinin que envan a cuatro manos, de asimilar la crtica a esta ideologa y la poltica racial y de apartheid de los gobiernos israeles como un ataque antisemita. Cmo ser antisemita en la defensa de Palestina ya en esta contienda desigual si los nicos semitas son precisamente los palestinos y no los colonos venidos de Europa central, de Polonia, Moldavia, Rusia o los 60 mil estadounidenses que habitan asentamientos ilegales en Cisjordania y que en modo alguno son semitas? La acusacin de antisemita va encaminada a intentar frenar las denuncias contra la poltica criminal sionista como se intenta en Chile de concretar una Ley contra el odio y la discriminacion asimilando la crtica al sionismo con el antisemitismo.

La hipocresa y perversidad del do Colodro-Lpez llega al extremo de sindicar como culpables de la Nakba, del destierro, de las muertes de miles de palestinos, a los propios palestinos, producto de una "autoflagelacin de masas" como lo denominan estas supuestas autoridades en sicologa de masas. Es decir, los palestinos son vctimas de "accidentes" como lo afirma Netanyahu, son ellos los que se dirigen hacia las balas, son ellos los que ponen sus cabezas para ser destrozadas por balas que destruyen huesos y tejidos. Es un futbolista palestino el que pone la rodilla para que sea destrozada.

Colodro y Lpez hablan de impunidad frente a la defensa que el pueblo palestino hace de su tierra ante cientos de miles de colonos que invadieron su tierra y ocupan hoy no slo la Palestina histrica sino tambin la Ribera occidental, Al Quds Este - Jerusaln - y bloquean lo que se considera el mayor campo de concentracin del mundo como es la Franja de Gaza. Lugar donde cientos de francotiradores han asesinado a 135 palestinos desde el 30 de marzo a la fecha. Colodro y Lpez hablan de muertos israelies pero callan ante los decenas de miles que han asesinado aquellos que estos opinantes defienden a brazo partido. Un genocidio, un holocausto por si esa palabra los remece.

Colodro y Lpez callan ante el clamor de las familias de miles de palestinos asesinados por el sionismo. Ha muerto algn israel en estos supuestos asaltos a la valla artificial que separa la Franja de la Palestina Histrica ocupada? Por ello, est acusacin contra el movimiento Hamas, que supuestamente ha hecho una operacin militar bajo el manto de una marcha por la Paz, resulta una ms de las mentiras de esta dupla. Bien sabe el do tergiversador que la orden de su gobierno ha sido asesinar a hombres, mujeres, nios, deportistas, enfermeras, ancianos, invlidos. Colodro y Lpez son defensores de un rgimen criminal y ocupante ilegal de tierras donde se ha sometido a crmenes de lesa humanidad a su poblacin y tendrn por ello su propio juicio penal internacional, estilo Nuremberg.

Bien sabe este do de aduladores de Israel que cuando se trata de guerras, de reales enfrentamientos como fue la guerra de junio del ao 2006 contra Hezbol, Israel debe contar los muertos por decenas. All se enfrentan a verdaderos combatientes, no a poblacin indefensa. Cuando el ejrcito sionista debe enfrentar a milicianos armados, a guerreros curtidos en guerras de liberacin o de defensa de su patria, suelen acudir presurosos a solicitar a la ONU un alto al fuego.

Por qu no atacan a Hezbol o a las Fuerzas Quds? El cobarde sabe bien que es mejor asesinar a seres indefensos, a quienes en su justo derecho enarbola una bandera, tira una piedra o enciende un neumtico.

Bien sabe Colodro y Lpez que la poltica contra Palestina no es una guerra interminable, pues una guerra representa a contendientes equilibrados. Palestina no tiene Fuerza Area, no tiene Ejrcito, no tiene barcos ni submarinos, no tiene blindados, ni artillera, no tiene drones, slo la dignidad de enfrentar, en la medida de su posibilidades, a un ejrcito ocupante, frente al cual el propio derecho internacional permite la resistencia, sea esta con piedras, cuchillos, marchas, neumticos ardiendo en incluso la lucha armada. Legtima defensa.

No tengan la cobarda Colodro y Lpez de tratar de presentar una teora del empate. Y quedar impunes ante ello. Cuando esas fuerzas militares sean una realidad en Palestina, con apoyo del eje de la resistencia, no duden que temblarn y esa impunidad de la que han gozado llegar a su fin.

Destaco en El Mostrador esta apertura editorial, de dar cabida a quienes hacen del sionismo, definido el ao 1975 en la Resolucin de la Asamblea General de la ONU nmero 3379 "una ideologa racista" que luego bajo presin del lobby sionista, Israel y su padre putativo, Estados Unidos, fue anulada el ao 1991 pero, como dice la mxima popular "la mona aunque se vista de seda..."

La hipocresa de la dupla sionista Colodro-Lpez, ambos fervientes defensores de una potencia militar a la cual sirven como no lo hicieron con su patria, tal como muchos hijos de la comunidad sionista, que han hecho su servicio militar en Israel (por tanto sirviendo a una potencia extranjera) y no en Chile, lo que implica al menos que se diera una explicacin del por que de esta conducta.

Bien debera el Ministerio de Defensa de Chile informar cuantos sionistas chilenos han hecho ese servicio militar fuera de Chile. Los hijos de Colodro y Lpez llegado el momento harn su servicio militar en Chile o en Israel?

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter