Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2018

Lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no nace

Horacio Rovelli
Rebelin


El principal problema que tiene Argentina es su clase dominante, parasitaria y rentista: slo invierte con gran apoyo del Estado y siempre que se le garantice un mercado sin restricciones y sin condicionamientos. De otro modo realiza el deporte que mejor sabe, la fuga persistente de capitales.

En efecto, basta ver el Balance Cambiario del Banco Central (BCRA), donde la FAE - Formacin de Activos Externos, desde el 1 de enero de 2016 al 30 de abril de 2018 superan los 43.000 millones de dlarees. No tenemos los datos de mayo y menos de este mes de junio, pero es obvio que va a resultar mayor, mxime que el gobierno no puso, ni pone ninguna restriccin de ningn tipo para la compra de divisas (ni de monto, ni de tiempo, ni de nada)

Sumado a ello el dficit de la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos, que en el ao 2017 fue de U$s 30.792 millones, causado por un dficit comercial de 8.471 millones de dlares (fruto de exportacin de bienes por 58.428 millones de dlares e importaciones por 66.899 millones), ms giro neto de utilidades de empresas extranjeras que operan en nuestro pas a su casas matrices por 7.743 millones de dlares, intereses pagados por 8.162 millones, turismo, fletes, seguros royalties y otros servicios reales, segn informa el INDEC Balanza de pagos, posicin de inversin internacional y deuda externa Cuarto trimestre de 2017, y se proyectaba mucho mayor para el corriente ao 2018.

En tercer trmino el endeudamiento rcord en divisas, por unos U$s 85.000 millones desde la gestin de Macri para financiar el Dficit Fiscal que es en pesos, Y se agrava por que el gobierno de Macri decide dolarizar el dficit.

El Estado nacional oper desde el 1 de enero de 2016 al 31 de marzo de 2018 con un dficit fiscal acumulado en pesos pero equivalente 85.000 millones de dlares, a razn de 35.000 millones por ao (que se financi tomando deuda externa), como paga sus gastos en pesos (jubilaciones y pensiones, compra de insumos y servicios, contratos de obra pblica, remuneracin de sus trabajadores, etc.), le vendi esos dlares al BCRA a cambio de pesos (siempre al tipo de cambio oficial), los dlares que estaban en el poder del BCRA una gran parte (para ser exacto en el miso perodo 39.069 millones de dlares que sabemos al estudiar el Balance Cambiario del BCRA a esa ltima fecha) se lo vendi al BCRA a los bancos que se lo compraron para, principalmente, sus grandes clientes, que lo sacaron del sistema argentino (fuga de capitales).

Eliminado los lmite de compra, de entrada y de salida de divisas, cuando su ingreso era fundamentalmente por deuda, hasta que los que nos prestaban, patrocinados por los grandes colocadores de ttulos de deuda pblica de la Administracin Nacional Argentina en el mundo, los bancos JP Morgan, Merril Lynch, Deustche Bank, HSBC, Stanley Morgan, entre otros, decidieron que era momento de irse de la Argentina y ellos compraron dlares baratos (fueron los principales compradores de los dlares del BCRA, que les vendi al tipo de cambio oficial, por ejemplo, el mircoles 25 de abril de 2018 vendi 1.472 millones de dlares a 20,20.pesos la divisa norteamericana).

Fue un gran negocio al transformar sus fuertes ganancias en pesos, va compra de LEBAC (Letras del BCRA que pagaron tasas muy por encima del crecimiento del dlar) y de acciones, y pasarse en bandada al dlar, hacindole estallar la burbuja creada al gobierno de Cambiemos que le dio siempre trato preferencial.

Los tres elementos combinados, la fuga de capitales, el dficit en la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos y la dolarizacin del dficit fiscal, presionan da a da la cotizacin del dlar que no encuentra techo porque no aparece la oferta cambiaria del otro lado, mxime cuando a los exportadores no tienen plazo para liquidar sus exportaciones y se acabaron quien le preste voluntariamente al gobierno de Cambiemos, solo consigue el apoyo del FMI y bajo severas condiciones.

Todas esas torpezas fueron exigencias que se le hicieron al gobierno de Macri para que ingresaran capitales como ingresaron, si no, no se explica como un pas que solo representa el 0,4% del comercio mundial, haya recibido el 25% de los crditos que se le otorg a los pases emergentes tanto en el ao 2016, como en el ao 2017 (unos U$s 35.000 millones por ao). Macri y su gobierno no entendieron que le prestaban porque transformaban sus dlares en Letras del BCRA, LEBAC, u otros activos financieros, ganando la diferencia de tasas contra la baja apreciacin de la moneda norteamericana en nuestro pas (mientras dur), a la par que se desarrollaba el engao, los mismos bancos que le prestaron alegremente ( y por eso impusieron condiciones de libertad de entrada y de salida de capitales) , decidieron salir del Carry Trade y volverse al dlar y fugarlo, lo que comenz a realizarse en marzo de este ao, y para fines de abril ya fue abierto y descarado.

Ignoro si se les consult a sus ex (ex?) empleados de confianza, como Luis Caputo, Santiago Bausili, Nicols Dujovne, Agustn Collazo, etc. pero lo cierto es que se fueron y compraron dlares baratos, muy baratos, acrecentado por la tasa de inters de la bicicleta financiera que este gobierno permiti, creyendo (creyendo?) que por ser Macri y hacer un plan de apertura generalizada iban a llover inversiones

A todas las estupideces que cometieron se le suma el vencimiento de las Letras del BCRA -LEBAC por un total de $1.276.104 millones. Unos $ 560.000 millones de LEBAC vencen el martes19 de junio, al tipo de cambio actual equivalen a unos U$s 20.000 millones. El objetivo del gobierno debera ser que al menos la mitad de los inversores ($ 280.000 millones) se mantengan en el pas en otros ttulos pblicos. Si el resto va al dlar, costara al BCRA o al Tesoro unos U$s 10.000 millones, que a abonar con parte de los U$s 15.000 millones que anticipa del crdito el FMI un da despus, el 20 de junio 2018, da que deben pagarse. No puede pensarse otra cosa cuando la devaluacin del 15 de mayo al 19 de junio, fue mayor que la tasa del 40% anual (3,33% mensual) y la consiguiente "licuacin" de activos.

Licuan los LEBAC, y con ello los salarios, y la demanda interna, por el Teorema de Carlos Daz Alejandro, que dice que Argentina, existe una relacin inversamente proporcional entre el valor del dlar y el valor del salario, si el dlar sube el salario real se cae. Como ms del 70% de lo que se produce va al mercado interno (depende de la capacidad adquisitiva del salario) y se vende al exterior bsicamente lo mismo que se consume (consumimos relativamente poca soja, pero la soja reemplaza a otros cultivos y a la cra de animales, incrementando su costo), con lo que entramos en una recesin que va a ser tan profunda como ser la cada del poder adquisitivo de los que trabajamos

Cinco puntos

La situacin a la que arribamos nos presenta cinco puntos relacionados:

1) El gobierno busc el apoyo del FMI porque se termin el ingreso de deuda para financiar los dficit gemelos (Fiscal y Comercial), sin saber (sin saber?) que el FMI lo que busca es garantizar que el pas no incurra en default y deje de pagarle a los acreedores, obviamente sin importarle que pasa con nosotros y sobre todo con los trabajadores, nunca le interes, prueba cierta fue que con la crisis del ao 2001, le obligaron a Eduardo Duhalde que asumi el 2 de enero de 2002 a liberar el tipo de cambio, que tericamente estaba a $ 1.- y en abril de 2002 en el mercado de Montevideo se cambiaba a $ 4 por un dlar

2) La propuesta del FMI y de los liberales de todo tipo, de reducir el consumo para generar ahorro y que ese ahorro se convierta en inversin, pero en Argentina en primer trmino, en lugar de ampliar la inversin, se fugan capitales.

3) El ingreso de dlares nunca es suficiente porque se demanda para la fuga de capitales

4) El valor del dlar lo determina el sistema financiero y especulativo (que van de la mano), no el productivo, entonces dependes de la valorizacin que hace esa minora parasitaria y detrs los grandes capitales de nuestro pas que compran para fugar (Y eso explica que haya en el exterior activos de personas que residen en la Argentina por ms de U$s 500.000 millones, un PIB anual argentino).

5) De esa manera logran que el salario medido en dlares baje y sea incluso menor que el de Brasil, que es lo que propician los empresarios Paolo Rocca de Techint y Cristiano Ratazzi de FIAT.

El problema comenzara a tener solucin cuando fruto de la devaluacin real, o sea que no se pase totalmente a los precios, haga que los grandes industriales que operan en el pas (bsicamente empresas extranjeras) consideren que el costo de la mano de obra, de la energa, de la materia prima, etc., es en dlar ms bajo que el internacional, pero recordemos que detrs de la generacin de energa como de la materia prima (por ejemplo, acero o aluminio) tambin estn grandes empresas, con lo que se produce una puja distributiva entre ellos

La pregunta es porqu ante semejante muestra de incapacidad (y no solo incapacidad, sino grandes negocios del capital especulativo) no se pide a gritos y en la calle la renuncia de Mauricio Macri.

Y el planteo all es ms complejo, y no solamente por debilidad ideolgica de nuestra clase media. Para que el cuadro sea realmente terminal tiene que perfilarse una solucin poltica, que todava no est a la vista, y no lo est, en el fondo, porque no hay acuerdo sobre lo que habra que hacer y tampoco hay seguridad que haciendo lo mejor posible para encarar la crisis social se pueda eludir la crisis econmica, porque somos parte del capitalismo mundial en crisis.

Esto es, deberamos tener una conduccin poltica firme y clara que sea capaz de generar una alternativa y que no solo la apoye y propicie el pueblo argentino en su inmensa mayora, sino que los grandes capitales que operan en el pas (y son bsicamente extranjeros, basta ver la encuesta del Insituto Nacional de Estadsticas para saber que es as), consideren que es funcional a ellos. Semejante alineamiento de planetas no es fcil que ocurra, y menos por s solo.

Estamos condenados a que el dlar siga subiendo, castigando innecesariamente a nuestra poblacin, cayendo el poder adquisitivo del salario, reducindose el mercado interno, suspendiendo turnos, ms tarde cerrando fbricas, etc., etc., como vivimos en el ao 2002, pero all hubo dos elementos fundamentales para rescatar, por un lado la inteligencia del programa econmico que encabez Roberto Lavagna en la gestin de Eduardo Duhalde, teniendo en cuenta la brutal devaluacin realizada y que el equipo econmico era de absoluta confianza del grupo productivo (como se denominan as mismo Techint y el sector de la Unin Industrial Argentina que le es afn).

Y despus, el 25 de mayo de 2003, la presidencia de Nstor Kirchner, que ejecut un plan en defensa del mercado interno y del trabajo nacional y que no se cuadr con los designios del grupo productivo, ni de los acreedores, ni de nadie, solo de una Argentina grande y justa como pocas veces sucedi en el pas.

Horacio Rovelli. Economista especializado en temas fiscales y monetarios. Profesor de Poltica Econmica en la Universidad de Buenos Aires. Ex Director de Polticas Macroeconmicas del Ministerio de Economa. Miembro de EPPA (Economa Poltica para la Argentina). Artculo distribuido por el Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, estrrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter