Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2018

El refugiado sirio que suea con morir en su pas

Javier Cortines
Rebelin

(Para preservar su seguridad omitimos su nombre, ya que si es identificado el apellido de su familia no es muy comn- su vida podra correr un serio peligro. As que nos referiremos a l con el nombre de Abu Khan)


Abu Khan lleg a Espaa en 1968 siendo casi un adolescente- y, tras una etapa de adaptacin, empez a estudiar la carrera de medicina en Madrid. Pronto fue llamado a filas y, aunque era objetor de conciencia, fue obligado a realizar un servicio militar de cuatro aos en el que cualquier gesto mal interpretado o palabra equvoca eran reprimidos con dureza.

Tras concluir el adiestramiento (amaestramiento) castrense, regres a Espaa para continuar sus estudios, pero la dictadura y las botas claveteadas haban quebrado su espritu en los cuarteles y haba perdido la capacidad de concentracin. Le faltaban fuerzas para aprender las enseanzas de galeno y convertirse en doctor.

Por casualidad (o causalidad) me encontr con Abu Khan hace unos das y quedamos en el Caf Comercial, ese aorable refugio de Madrid que "ha sido desalmado" mediante una ciruga rejuvenecedora destinada a quitarle la ptina, el aroma de sus 131 aos de historia (fue fundado en 1887), pues estamos en la Edad de Oro del Caballero Don Dinero.

Me confes que en este momento -en el que frisa con los setenta aos- suea con pasar la vejez con las gentes de su pueblo, con pasear por los bazares, con leer el peridico en los cafs donde el tiempo se detiene, con hablar con los suyos de cosas corrientes que todos entienden. Con volver a recorrer los paisajes de su infancia, esos restos que algunos denominan "patria".

Conoc a este hombre en la dcada de los noventa (tambin en el Caf Comercial, cuando el local era viejo y estaba mil veces ms vivo que ahora) y desde entonces hemos tenido una larga, fructfera y sincera -aunque interrumpida por razones de trabajo- amistad.

Tras una pausa en la terraza del Comercial fuimos a cenar a un restaurante cercano. Llevaba mucho tiempo sin tener noticias suyas, por lo que tena hambre de sus palabras. Me cont que poco antes de comenzar la guerra se fue a la ciudad de Homs (la tercera ms importante del pas tras Damasco y Alepo), donde resida su anciana madre.

A su juicio, la irrupcin del Estado Islmico, las milicias de Hezbollah (el Partido de Dios), Irn, fanticos, etc., fue un duro golpe al movimiento de la Primavera Siria (formado por demcratas, laicos, liberales, musulmanes pacifistas, partidos de la izquierda...) que estall en todo el pas y que fue reprimido por tierra, mar y aire- por elementos externos.

Abu Khan, que residi en Espaa durante dcadas ejerciendo el pluriempleo, cobra ahora una pensin miserable que slo le alcanza para pagar el alquiler de un estudio en un barrio obrero de Madrid. Come con el dinero que le queda de la venta, en 2010, de un pisito que tena en la capital. La idea era utilizar esa pequea inversin para instalarse en Siria.

Yo, para intentar animarle, le respondo (aunque s que miento): Seguro que, cuando todo esto acabe, habr elecciones y saldr elegido un presidente honesto que lleve la paz y la democracia a Siria.

Para mi asombro me dice que "Rusia entr en la guerra con el apoyo tcito de Estados Unidos". Veo una contradiccin en su afirmacin pero tal vez tenga razn. l es sirio y sabe mucho ms que yo de lo que se cuece en su pas.

Luego, como querindome enviar un mensaje lapidario, le quita importancia al papel que desempea Rusia en el mundo y me subraya, sin ninguna sombra de duda, que Estados Unidos es un gigante demoledor y que todos los pases del planeta, incluida China y el Imperio de Putin, siguen siendo, por ahora, hormigas, al lado de ese coloso empujado por una avaricia y soberbia sin lmites.


Blog del autor: http://www.nilo-homerico.es/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter