Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2018

La noche que la Autoridad Palestina nos mostr de qu lado est

Rami Younis
972mag

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


La violencia infligida por las fuerzas de la Autoridad Palestina a los manifestantes palestinos el mircoles por la noche fue diferente a todo lo que alguna vez haya experimentado. Cuando todo termin una cosa qued clara: la AP no essubcontratista de la ocupacin, es socia.

Palestinas en Ramallah se manifiestan contra las sanciones de la Autoridad Palestina sobre Gaza, el 13 de junio de 2018. ( ارفعوا العقوبات )

Tras haber sido testigo del arresto de su amiga y frustrada por su incapacidad para evitarlo, una joven activista se detuvo frente a una fila de agentes de polica, indefensa e instintivamente grit: "Con espritu, con sangre, te redimiremos, Gaza". Los miembros de las fuerzas de seguridad palestinas, vestidos de civil, la tiraron al suelo. Dos policas se unieron y comenzaron a patear a la mujer aterrorizada y sangrando.

Esta fue solo una de las muchas escenas de violencia infligidas por las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina a los manifestantes palestinos que se haban congregado en el centro de Ramallah la noche del mircoles para exigir el fin de las sanciones de la Autoridad Palestina contra Gaza. Fue la segunda demostracin de este tipo en el lapso de una semana.

La primera manifestacin, el domingo, pas relativamente sin incidentes, pero el mircoles la respuesta de la Autoridad Palestina fue dura: la polica detuvo a 69 activistas, algunos de los cuales fueron arrestados despus de la protesta mientras reciban tratamiento por sus heridas en el hospital. Las fuerzas de seguridad atacaron a periodistas, mujeres, ancianos y transentes, confiscaron y rompieron cmaras y telfonos. Mientras tanto, grupos de jvenes de Fatah vestidos de civil se infiltraron en la protesta e impusieron su propia violencia.

El viaje a Ramallah, en un autobs que transportaba activistas de Haifa, transcurri sin problemas. Pero a nuestra llegada a Manara Square, encontramos un nmero inesperadamente elevado de fuerzas de seguridad palestinas: cientos de agentes de seguridad armados y uniformados, algunos con uniformes de polica, algunos defuerzas especiales, otros con uniformes militares y pasamontaas cubrindoles la cara. Todos los que estaban all esa noche entendieron que tambin haba miembros de la polica secreta vestidos de civil que circulaban entre los manifestantes.

La maana anterior, la polica haba declarado preventivamente que la manifestacin era ilegal. Segn la Autoridad Palestina, la razn era "el deseo de no molestar a los residentes de la ciudad en su preparacin para la prxima celebracin del Iftar". Se supona que la protesta comenzara a las 9:30 p.m. Pero la polica impidi que los manifestantes se reunieran en la plaza. Entonces, de repente, la polica se movi con gran fuerza hacia una de las calles que salen de la plaza y comenz a disparar granadas de aturdimiento y gases lacrimgenos a los manifestantes.

Saqu mi telfono para documentar lo que estaba sucediendo. Los miembros de lasfuerzas de seguridad, con la cara cubierta, corrieron hacia m con sus fusiles M-16 levantados. Me congel, pero segu tomando fotos. Uno de los oficiales agarr y arrest a alguien que estaba cerca de m. Entonces, de la nada, sent un golpe repentino y doloroso en la espalda que me empuj hacia adelante.

El polica que me pate por detrs, vestido con un uniforme azul, llam a sus amigos y los dos se abalanzaron sobre m y mi telfono pudo incluirlo que estaba sucediendo. Confiscar mi telfono fue solo el comienzo.

El polica que me pate comenz a confiscar telfonos, quitndolos de las manos de las personas que estaban a mi lado, incluso si no estaban tomando fotos. Todas mis solicitudes para recuperar mi telfono fueron respondidas con maldiciones y gritos. Me di cuenta de que tena un problema.