Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2018

La madrugada de un 22 de junio

Rodolfo Bueno
Rebelin


El 1 de septiembre de 1939, la Wehrmacht, las Fuerzas Armadas de la Alemania Nazi, invadieron Polonia, dos das despus Inglaterra y Francia le declararon la guerra a Alemania, estos hechos dieron inicio a la Segunda Guerra Mundial. La Blitzkrieg fue la estrategia de guerra que dio grandes xitos a la Wehrmacht. Consista en concentrar la mayor cantidad de fuerzas en zonas bastante estrechas del frente, con lo que adquira absoluta mayora, tanto de soldados como de instrumentos de guerra. Con la Blitzkrieg, la Wehrmacht penetraba profundamente en las lneas enemigas, bajaba en alto grado la moral combativa de sus adversarios, muchos de los cuales se rendan, presas del pnico. El Ejrcito Polaco fue derrotado en cinco semanas.

A partir del la derrota de Polonia se desarroll entre octubre de 1939 hasta mayo de 1940, lo que se conoce con el nombre de Guerra Boba. El ejrcito anglo-francs, que no haba hecho nada durante el ataque alemn a Polonia, sigui sin hacer nada mientras Alemania concentraba grandes cantidades de tropas en la frontera occidental de Francia y continu sin hacer nada cuando Alemania, entre el 9 de abril y el 10 de mayo de 1940, se apoder de Noruega, Dinamarca, Holanda, Belgica y Luxemburgo. El 14 de mayo, una hora despus de la capitulacin de Holanda, la aviacin alemana bombarde Rotterdam de manera injustificada, brbara y sin ninguna razn de orden militar; el nico propsito fue atemorizar a la poblacin holandesa. Luego los tanques alemanes rompieron las lneas defensivas francesas, en la regin de Sedan, y se precipitaron en direccin a occidente, el pnico se apoder de las tropas francesas. El 18 de mayo el 9 ejrcito francs fue derrotado y su comandante capturado. El camino a la Mancha qued abierto. El 20 de mayo, las divisiones motorizadas alemanas llegaron a las costas de la Mancha. El 27 de mayo comenz la evacuacin de las fuerzas inglesas desde Dunquerke, que fue exitosa gracias a que las divisiones motorizadas comandadas por Kleist detuvieron su marcha. Este hecho tiene una explicacin poltica, eliminada Francia, principal aliada de Inglaterra en el continente, Hitler esperaba ponerse de acuerdo con Gran Bretaa para lograr la creacin de un frente comn contra su principal enemigo, la Unin Sovitica. Se cree que para esa negociacin, Rudolf Hess, segundo hombre fuerte de Alemania, vol a Gran Bretaa y se arroj en paracadas cerca de la residencia de Lord Halifax. Buscaba contactos con Inglaterra para lograr la divisin de las esferas de influencia en el mundo.

La maana del 14 de junio, las tropas nazis entraron en Pars y desfilaron por los Campos Elseos. El Mariscal Petain form un nuevo gobierno. El 17 de junio, Petain habl por la radio y pidi a los franceses cesar los combates. El 21 de junio de 1940, en el bosque de Campiegne, a unos 70 kilmetros de Pars, en el mismo vagn en el que 22 aos atrs se haban rendido los alemanes a los franceses, bajo los acordes de Deutschland Uber Alles, Alemania sobre todos, y el saludo nazi hecho por Hitler, Francia se rindi a Alemania. A Francia le correspondera costear los gastos de ocupacin y todo el potencial industrial francs: las fbricas de automotores, las de aviacin y las de productos qumicos, comenzaron a trabajar para las necesidades blicas alemanas. Ahora, casi dueo de Europa, Hitler pudo lanzarse contra la URSS.

El 18 de diciembre de 1940, Hitler firm la orden para desarrollar el Plan Barbarrosa. Este plan contemplaba la destruccin de la Unin Sovitica en tres o cuatro meses, tena las mismas caractersticas que tan buenos resultados le haban dado a Hitler en el resto de Europa y fue elaborado cuando Alemania, pas altamente desarrollado, se haba apoderado ya de los principales centros industriales europeos y posea dos veces y media ms recursos que la Unin Sovitica; lo que la converta en la ms poderosa potencia imperialista del planeta. El alto mando alemn estaba tan seguro del xito del Plan Barbarrosa que, para despus de su cumplimiento, planeaban, a travs del Cucaso, la toma de Afganistn, Irn, Irak, Egipto y la India, donde las tropas alemanas planificaban encontrarse con las japonesas. Esperaban tambin que se les unieran Espaa, Portugal y Turqua. Dejaron para despus la toma de Canad y EEUU, con lo que lograran el dominio total del mundo.

No se cumplieron estas expectativas porque, a diferencia del resto de Europa, la Wehrmacht encontr en Rusia una resistencia no esperada, que los desesper desde el inicio. El General Galdera, jefe de Estado Mayor de las tropas terrestres de Alemania, escribi: los rusos siempre luchan hasta la ltima persona. Por otra parte, desde el primer da de guerra, la poblacin sovitica se aglutin bajo la consigna: Todo para el frente, todo para la victoria! Ningn sovitico permaneci indiferente.

A las 4 en punto de la madrugada del 22 de junio de 1941, un ejrcito jams visto por su magnitud, experiencia y podero, se lanz al ataque en un frente de ms de 3.500 kilmetros de extensin, desde el mar rtico, en el norte, hasta el mar Negro, en el sur. Era un total de 190 divisiones, cinco millones y medio de soldados, 4.000 tanques, 4.980 aviones y 192 buques de la armada nazi. El primer gran fracaso del Plan Barbarrosa se dio cuando la Wehrmacht no pudo desfilar el 7 de Noviembre de 1941 por la Plaza Roja de Mosc, tal cual lo haban planificado, sino que lo hizo el Ejrcito Sovitico, para luego marchar directamente al frente de batalla.

Sobre la Batalla de Mosc, que se desarrollara un mes despus, el General Douglas Mac Arthur escribi en febrero del 1942: En mi vida he participado en varias guerras, he observado otras y he estudiado detalladamente las campaas de los ms relevantes jefes militares del pasado. Pero en ninguna parte haba visto una resistencia a la que siguiera una contraofensiva que hiciera retroceder al adversario haca su propio territorio. La envergadura y brillantez de este esfuerzo lo convierten en el logro militar ms relevante de la historia.

Los xitos iniciales de las tropas hitlerianas obedecan a las ventajas que para ese entonces posea Alemania sobre la URSS. Hitler era dueo de casi toda Europa, cerca de 6.500 centros industriales europeos trabajaban para la Wehrmacht. En sus fbricas laboraban 3'100.000 obreros extranjeros especializados. La economa de Alemania posea dos veces y media ms recursos que la Unin Sovitica. Se necesit de colosales esfuerzos del pueblo sovitico para, sin desmoralizarse ante tan dura prueba, revertir la situacin y lograr una victoria, que se dio hace setenta y tres aos.

Hoy, el mundo reconoce que gracias a la valenta y enorme espritu de sacrificio de las naciones que conformaban la Unin Sovitica, la humanidad est libre de haber sido esclavizada por el nazi-fascismo, pues en la entraas de este gigantesco y heroico pas fue destrozada la Werhmacht, que hasta entonces slo haba conocido victorias cuando de manera arrolladora march por toda Europa continental, apoderndose de sus riquezas y esclavizando a sus habitantes.

Si Hitler hubiera contado con la valenta, el espritu de combate, la organizacin, el patriotismo, la disciplina, la productividad y otras caractersticas incomparables de los rusos, sin lugar a dudas que hubiera ganado la Segunda Guerra Mundial. Gracias a Dios, estas cualidades no se venden en las boticas y, pese a que los alemanes tambin las poseen, el resultado de la contienda habla meritoriamente a favor del pueblo ruso. Vale la pena recordar este detalle ahora que la rusofobia lo denigra.

De las 783 divisiones alemanas derrotadas durante esta guerra, 607 lo fueron en este frente, donde tambin fueron abatidos 77.000 aviones y destruidos 48.000 tanques y 167.000 caones, as como 2.500 navos de guerra, lo que signific el mayor y completo descalabro de la Alemania Nazi. El 75% del potencial militar de la Werhmacht, fue destrozado en la entraas de la Unin Sovitica, el ms heroico pas forjado por la especie humana.

La guerra dej en la Unin Sovitica 27 millones de muertos y 60 millones de mutilados, destruy 1.710 ciudades, 70.000 aldeas, 32.000 empresas industriales, 65.000 kilmetros de vas frreas, 98.000 cooperativas agrcolas, 1.876 haciendas estatales, 6 millones de edificios, 40.000 hospitales, 84.000 escuelas. Los nazis trasladaron a Alemania 7 millones de caballos, 17 millones de bovinos, 20 millones de puercos, 27 millones de ovejas y cabras, 110 millones de aves de corral. La perdida total de la Unin Sovitica fue de unos 3 billones de dlares (un 3 seguido de doce ceros); algo de lo que, en mi opinin, la URSS jams se recuper y que, a la postre, gener la causas para su autodestruccin.

De todo lo anteriormente dicho, se concluye que la ms importante leccin para las presentes y futuras generaciones es que las guerras hay que combatirlas antes de que estallen.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter