Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2018

Mozambique
El pas del kalashanikov

Guadi Calvo
Rebelin


Mozambique es el nico pas del mundo cuya bandera blande un kalashanikov y eso habla mucho de su historia. Tras 26 aos de paz a destiempo, mientras las bandas armadas wahabitas que han asolado diferentes pases del mundo islmico, desde Nigeria a Filipinas, y sus acciones han ensangrentado en demasiadas oportunidad ciudades de Europa y Estados Unidos, estn en franco retroceso a excepcin de los somales de al-Shabab y el Talibn afgano, parece estar surgiendo, una nueva agrupacin en el norte de Mozambique, a la que denomina los vecinos de la regin donde se han presentado al-Shabab, aunque al parecer sin relaciones con los somales. La banda se autodenomina Ansar al-Sunna (Seguidores del Camino Tradicional o defensores de la Tradicin) y cuyo bautismo de fuego habra sido el 5 de octubre del ao pasado, con un ataque muy bien planificado, contra tres estaciones de polica en la ciudad de Mocimboa de Praia, una capital distrital de la provincia de Cabo Delgado, en la costa del ocano ndico. Segn versiones habran muerto una veintena de personas.

Mucho antes que los muyahidines comenzaran sus acciones, vecinos de la regin, haban denunciados a las autoridades de Maputo, la presencia de un grupo fundamentalista, que haba tomado el control de las mezquitas y madrazas existentes en la zona, endureciendo su diatriba antiestatal, llamando a los devotos a adoptar a una versin ms estricta del Islam.

En Mozambique, de sus 30 millones de habitantes, los musulmanes constituyen cerca del 18 por ciento de la poblacin, mientras los catlicos, que son la mayora llegan a un 30 por ciento.

El gobierno central, que controla la mayor empresa de medios de comunicacin del pas, habra bloqueado toda informacin sobre esa presencia del grupo terrorista.

La violencia en Mocmboa da Praia, fue escalando rpidamente desde octubre de 2017. Ansar al-Sunna ha lanzado ataques contra instituciones estatales y civiles, mientras que el gobierno a pesar de haber realizado algunas operaciones, no ha conseguido restaurar la tranquilidad entre los vecinos. Unos 300 hombres han sido detenidos, entre lderes religiosos y extranjeros, en los distritos de Palma y Mocimboa da Praia, que estn a unos 100 kilmetros de distancia. Mientras que las autoridades han obligado a los habitantes de varios poblados a desplazarse a lugares ms seguros.

Las autoridades temen que el grupo comience a focalizar sus ataques contra las instalaciones de petrleo y gas, en la cuenca de Rovuma, fuente fundamental de los recursos del gobierno. Las empresas gasferas ubicadas, en la costa norte del pas dicen que las reservas podran suministrar energa a Gran Bretaa, Francia, Alemania e Italia por ms de 20 aos, por lo que Mozambique podra convertirse en el tercer exportador mundial de gas natural licuado.

Tambin se teme que el presidente Filipe Nyusi, en el poder desde enero de 2015, acusado de corrupcin y abusos, utilice el fantasma del terrorismo para endurecer la represin contra figuras de la oposicin y disidentes.

Adems de petrleo y gas, el norte de Mozambique es epicentro de actividades de narcotrfico. Aprovechando la profusin de las playas, calas y puertos al sur de Mocmboa da Praia y el puerto de aguas profundas de Nacala, se introducen importantes cantidades de herona, provenientes del sudeste asitico, con destino final los mercados de europeos y sudafricanos. La nacin africana, se ha convertido en una importante plaza demandante de herona, que se ha arraigado en las comunidades ms pobres, superando al tik (cristal meth) fundamentalmente en Ciudad del Cabo. La herona que llega a Mozambique tambin se distribuye en centros tursticos de Zanzibar y Mombasa, alcanzando centros urbanos del litoral de Kenia y Tanzania, generalmente en pellets mezclados con marihuana y ahumados. Informes, no confirmado, sealan que junto a la droga tambin llegan importantes cantidades de armas.

El norte de Mozambique tambin se ha convertido en un imprtate punto de exportacin de productos ilegales como marfil y otros derivados de animales en peligro de extincin, maderas y piedras preciosas, que producen anualmente millones de dlares.

Se ha detectado que Ansar al-Sunna utiliza los mismos campamentos y rutas que los traficantes, para conseguir evadir los controles militares, por lo que da lugar a pensar que terroristas y contrabandistas, podran tener lazos vinculantes.

La infraestructura de seguridad de Mozambique, dada sus condiciones econmicas y los nichos de corrupcin, carece de recursos genuinos, por lo que cualquier formacin mnimamente organizada podra superar a las tropas oficiales.

Poderosas redes criminales, con proteccin poltica, ha convertido a Mocmboa da Praia y al puerto de Nacala, en puertos franco para sus operaciones. Algunas fuentes incluso sealan que tanto las rutas del contrabando de la droga, como la llegada de armas estara manejado por hombres de Daesh.

Ms de veinte aos de actividades ilcitas ha permitido a mucho hombres de negocios, tanto nativos como extranjeros, convertirse en multimillonarios, por lo que han empezado a blanquear sus fortunas en la construccin de grandes hoteles, adems de hacer inversiones en refineras de petrleo y gas protegidas por compaas de seguridad privadas. Que suelen cometer abusos de todo tipo contra la poblacin local, que ha permanecido sometida a niveles de pobreza exasperantes, adems de ser vctima constante de trata.

El 4 de octubre de 2017 fue asesinado el alcalde de Nampula, Mahamudo Amurane, quien lucha contra la trata de personas, cuando encabezaba una ceremonia en conmemoracin del Da de la Paz, que se recuerda el fin de la larga guerra civil 1977- 1992, que dej ms un milln de muertos, 4 millones de desplazados internos y 1700000 refugiados en pases vecinos, entre dos organizaciones poltico militares que hoy son los partidos polticos con mayor predeca por un lado el Frente de Liberacin de Mozambique (Frelimo) originalmente marxista, hoy socialdemcrata y al que pertenece el actual presidente Filipe Nyusi y el Frente de Resistencia Nacional Mozambiquea (Renamo), un partido que podramos sealar como nacionalista.

Delincuentes o muyahidines?

Las acciones de Ansar al-Sunna, parecen apuntar a colaborar con las mltiples bandas de traficantes, desde octubre ltimo la campaa de terror lanzada por los wahabitas, ha producido un centenar de muertos. Como ya sealamos las acciones comenzaron el 5 de octubre pasado, cuando unos 30 hombres atacaron tres puestos de polica del distrito de Mocmboa da Praia.

Los wahabitas volvieron a atacar el 21 de octubre en el pueblo pesquero de Maluku, a unos 30 kilmetros de Mocmboa da Praia, los que fueron repelidos por las fuerzas policiales, quedando desde entonces la aldea absolutamente desierta. Otro enfrentamiento registrado se produjo pocas horas despus, ya el da 22, en el pueblo de Columbe, a unos 16 kilmetros al sur de una instalacin de la corporacin petrolera texana Anadarko Petroleum Corporation, sus directivos se vieron obligados a evacuar a los trabajadores.

Desde entonces los incidentes se han continuado, siempre en puntos de la provincia de Cabo Delgado, sin demasiadas precisiones se estima que el nmero total de muertos desde entonces accede a los cien.

El pasado, lunes 28 de mayo, en la localidad Olumbi, diez personas fueron decapitadas, en el distrito de Palma de la provincia de Cabo Delgado, cerca de la frontera de Mozambique con Tanzania. Este es el cuarto ataque desde abril. Durante abril, fueron atacados los pueblos de Diaca Velha y Mangwaza en el distrito de Palma.

La pequea guerra abierta entre el gobierno y Ansar al-Sunna, el pasado domingo 3, la polica habra ejecutado a nueve sospechosos de pertenecer al grupo terrorista, muy cerca de donde aparecieron los 10 decapitados, de fines de mayo, lo que podra significar, una simple venganza, a lo que los muyahidines respondieron este ltimo martes matando a siete personas con machetes, quemando 164 casas y destruyeron cuatro autos durante el asalto a la aldea de Naude en el distrito de Macomia, en la provincia de Cabo Delgado.

El sbado, los islamistas atacaron la aldea Mangwaza, en el distrito de Palma, donde mataron a una persona, quemaron cuatro casas y robaron vveres. El domingo, el grupo regres a Diaca Velha, por lo que la poblacin local abandon sus hogares, huyendo a la aldea cercana de Awassi, en espera que se resuelva esta insipiente guerra, a la sombra de un kalashanikov.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter