Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-06-2018

Dos pases sudamericanos ya reconocen los derechos de ros, lagos y montaas
Los derechos de la naturaleza

Daro Aranda
Mundo Eco


Dos pases sudamericanos ya reconocen los derechos de ros, lagos y montaas, al igual que los de las personas y las empresas. Este nuevo enfoque interpela al conservadurismo judicial y a quienes slo quieren extraer ganancias econmicas de la naturaleza.

Puede un ro o una montaa tener derechos? La respuesta proviene de organizaciones sociales, pueblos indgenas y acadmicos crticos: si tienen derechos las empresas (creacin humana que tiene como principal fin el lucro), cmo no va a tener derechos la naturaleza? La Constitucin Nacional de Ecuador y la ley nacional de Bolivia contemplan los derechos de la naturaleza. Fallos judiciales de Colombia y normativas de Nueva Zelanda legislaron en el mismo sentido. Y la Universidad Nacional del Litoral inaugur un curso indito y que interpela el conservadurismo del poder judicial: Derechos de la naturaleza. Un abordaje terico, prctico e interdisciplinar.

En marzo de 2017, el Parlamento de Nueva Zelanda otorg estatus de personera jurdica al ro Whanganui, solicitado por el pueblo indgena maor. El curso de agua, el tercero ms largo del pas, tendr derechos y deberes jurdicos y podr ser representado en un tribunal por un delegado del Estado y otro del pueblo originario.

  S que la reaccin inicial de algunos ser pensar que es bastante extrao dar personalidad legal a un recurso natural, pero no es ms extrao que una fundacin familiar, una compaa u otro tipo de sociedad, seal Chris Finlayson, ministro para la Negociacin de Tratados de Nueva Zelanda.

Yo soy el ro y el ro es yo, explican desde la cultura maor, difcil de entender para quienes slo visualizan a la naturaleza como un recurso econmico. Para los pueblos indgenas, la naturaleza tiene derechos desde siempre, pero ahora comienzan a entenderlo desde el poder poltico.

En mayo de 2017, fue el turno de Colombia. La Corte Constitucional declar, por primera vez en el pas, que un ro es sujeto de derechos y orden su proteccin y conservacin. Se trata del ro Atrato, uno de los ms extensos del pas, que es afectado por la extraccin ilegal de oro. La Corte ratific que el curso de agua es vital para la vida de las comunidades locales e inst al Estado a protegerlo.

Ximena Gonzlez, vocera del Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra Digna, seal que la sentencia crea una comisin de guardianes del ro Atrato, integrada por personas de las comunidades locales y del gobierno nacional. Y establece la creacin de una comisin de expertos que asesoren a los guardianes del ro que, adems de la proteccin, incluyan un plan de intervencin integral para recuperarlo de la contaminacin.

El Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra Digna actu en representacin del Consejo Comunitario Mayor de la Organizacin Popular Campesina del Alto Atrato (Cocomopoca), el Consejo Comunitario Mayor de la Asociacin Campesina Integral del Atrato (Cocomacia), la Asociacin de Consejos Comunitarios del Bajo Atrato (Asocoba) y el Foro Inter-tnico Solidaridad Choc (Fisch).

Es un fallo muy importante, histrico para Colombia, porque por primera vez se le da un lugar a los derechos de la naturaleza, en particular a un ro, destac la vocera del Centro de Estudios. Tambin existen fallos judiciales en Ecuador e India.

La Constitucin de Ecuador reconoce los derechos de la naturaleza en el artculo 71: La naturaleza o Pacha Mama, donde se reproduce y realiza la vida, tiene derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneracin de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos. Toda persona, comunidad, pueblo o nacionalidad podr exigir a la autoridad pblica el cumplimiento de los derechos de la naturaleza.

En Bolivia fue sancionado por ley en diciembre de 2010. El artculo 1 seala: La presente ley tiene por objeto reconocer los derechos de la Madre Tierra, as como las obligaciones y deberes del Estado Plurinacional y de la sociedad para garantizar el respeto de estos derechos. Cuenta con diez artculos. Establece que la Madre Tierra tiene derecho a la vida, al agua, al aire limpio, al equilibrio, a la restauracin, a vivir libre de contaminacin,

En Argentina, el senador Pino Solanas present un proyecto de ley en el mismo sentido. El ejercicio de los Derechos de la Naturaleza requiere del reconocimiento, recuperacin, respeto, proteccin, y dilogo de la diversidad de sentires, valores, saberes, conocimientos, prcticas, habilidades, trascendencias, transformaciones, ciencias, tecnologas y normas, de todas las culturas que buscan convivir en armona con la Naturaleza. Crea la defensora de la naturaleza, cuya misin es velar por la vigencia, promocin, difusin y cumplimiento de los Derechos de la Naturaleza. Fue presentado en 2015 y no tuvo tratamiento en el Congreso Nacional. Fue presentado nuevamente en 2017 y an no tuvo giro en la Comisin de Asuntos Constitucionales.

La Facultad de Ciencias Jurdicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (con sede en Santa Fe) sacudi el conservadurismo de la formacin judicial con el curso Derechos de la naturaleza. Un abordaje terico, prctico e interdisciplinar. El objetivo general es contribuir desde una perspectiva terica, prctica e interdisciplinar al debate y reflexin sobre una de las respuestas que, desde Amrica Latina, se viene construyendo en relacin al problema ambiental en los ltimos aos: el reconocimiento de la naturaleza como sujeto de derecho, dentro del marco de modelos que se presentan como alternativos al capitalismo bajo la idea de buen vivir, vivir bien'.

Con una carga horaria de 240 horas (un promedio de 30 horas mensuales), a cargo de la docente e investigadora del Conicet Valeria Berros, se explica que se trata de un proceso iniciado en Ecuador y Bolivia, con avances en Brasil, Argentina y Mxico, y con debates en el mismo sentido en Naciones Unidas.

Entre los objetivos especficos sobresale la necesidad de extender la subjetividad jurdica ms all de los seres humanos.

El curso es importante porque permite ver que el derecho a un ambiente sano o la regulacin sobre los recursos naturales no son la nica manera que existe para pensar en el problema ecolgico. Si bien ambas perspectivas han asumido un rol preponderante en las ltimas dcadas, lo cierto es que los problemas se agravan y, por ello, reviste an ms relevancia indagar en otras traducciones jurdicas presentes en la diversidad de sociedades y cosmovisiones, sobre todo aquellas que discuten el antropocentrismo, explic Berros. Una mirada que interpela la idea hegemnica del ser humano como el centro y fin absoluto de todo.

Por otro lado, la docente e investigadora destac que el nuevo enfoque implica muchas disciplinas: Cada vez es ms visible que el derecho no puede seguir slo mirndose a s mismo, por el contrario, necesita comenzar a dialogar con otros saberes, no slo aquellos institucionalizados como parte de las ciencias naturales, las humanidades y las ciencias sociales, sino los provenientes de movimientos de lucha, pueblos indgenas, profesionales de la salud desplegados en el territorio.

Fuente: http://mundoeco.org/2018/06/11/los-derechos-de-la-naturaleza/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter