Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-06-2018

La autoridad poltica global del capitalismo transnacional

Homar Garcs
Rebelin


La humanidad se halla en una situacin en que los niveles de precariedad, pobreza y desempleo se han incrementado considerablemente, causando, entre otros efectos negativos, que el trabajo asalariado ya no sea considerado como un medio de subsistencia para cualquier persona o familia que no posea recursos. De manera simultnea, en muchas regiones del planeta se observa cmo el capital tiende a concentrarse y a centralizarse en unos pocos millonarios y cmo esto conduce a elevar la tasa de desempleo y a una mengua sin pausa de los salarios de los trabajadores.

Como contrapartida, algunos economistas recomiendan la dolarizacin de las economas depauperadas -especialmente en los pases de nuestra Amrica- como una opcin vlida y prcticamente nica para salir de la situacin crtica en que stas se hallan, lo cual, aparte de ser inconstitucional en algunas de estas naciones, vulnera la soberana monetaria e involucrara la desnacionalizacin de las principales actividades econmicas generadoras de divisas, as como un endeudamiento externo, lo que -en perspectiva- avalara la inversin extranjera privada y, con ella, la salida a la crisis.

Esto no obvia la autoridad poltica global ejercida por el capitalismo transnacional, a pesar de enfrentar circunstancias que escapan a su control, como la creciente influencia de China y Rusia en el mercado mundial. Por ello se recurre a golpes blandos, rebeliones de colores, asesinatos selectivos, imposicin de bloqueos, sanciones extraterritoriales, campaas de desinformacin masivas, sabotaje de las lneas de telecomunicaciones y formas abiertas y encubiertas de intervencin que, con la complicidad de grupos internos afines, terminen por doblegar a las naciones que osen manejarse en un sentido contrario a sus intereses, en una guerra no convencional o asimtrica que escasamente merece la atencin de los organismos multilaterales encargados de velar por que ello no ocurra. Elementos constitutivos -a gran escala- de la guerra irrestricta en fase de desarrollo que tiene como principal propulsor al gobierno de Estados Unidos, a fin de asegurar as su hegemona total e indiscutible en el mundo.

En el libro 10 aos de crisis. Hacia un control ciudadano de las finanzas de ATTAC Espaa, se resume que, al presente, vivimos en una sociedad donde interactan muchos actores: Ciudadana, Mercado, Empresas, Finanzas, Comercio Internacional, Estados, Familias, Comunes y Tierra, todos ellos conformando un complejo escenario en el que el papel que se le asigna a cada uno de ellos condiciona y puede condicionar nuestra vida presente y futura. La sociedad se ve amenazada cuando uno de sus componentes, que se ha convertido en hegemnico, domina y esclaviza a todos los dems, impone sus demandas y puede subordinarlo todo a su expansin indefinida. La sociedad actual, por ms democrtica que se imagine a s misma, est experimentando tambin el yugo de un sector poderoso dispuesto a llevar su ventaja tan lejos como le parezca. Esta fuerza, que ignora los lmites, son las finanzas globalizadas, a las que llamamos casino en el sentido de que la gestin del riesgo y el juego tienen algunos puntos en comn.

En medio de semejante panorama, nuestra Amrica (considerada desde hace dos siglos por Estados Unidos como su legtimo patio trasero) es foco de la atencin de los grandes consorcios transnacionales, seducidos por la posibilidad nada remota de poder controlar no solamente las economas dependientes de estos pases sino tambin su biodiversidad y dems recursos estratgicos. Tratar de neutralizar este unilateralismo globalizador, exige una reelaboracin consciente de experiencias compartidas y protagonizadas desde abajo por los sectores populares, evitando que stos continen catequizados como agentes involuntarios de la reproduccin del sistema de valores de su propia dominacin, discriminacin y explotacin; condicionados a existir en un estado de resignacin permanente.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter