Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-06-2018

La noticia es Petro

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


Ivn Duque, abanderado del Centro Democrtico, partido liderado por el ex presidente lvaro Uribe, gan el domingo 17 la presidencia de Colombia con 10 millones 373 mil 80 votos, la cifra ms alta alcanzada en el pas por un candidato presidencial. Duque cont tambin con el apoyo del ex presidente Andrs Pastrana, enemigo jurado, al igual que su mentor, del proceso de paz.

En contraste, el perdedor, Gustavo Petro, de la izquierdista coalicin Colombia Humana(CH), acopi 8 millones, 34 mil 189 papeletas. La mayor votacin de un candidato ajeno a la oligarqua en la historia de Colombia; primero de izquierda, adems, en pasar a segunda vuelta. Sus apoyos vinieron de los trabajadores, las mujeres, los ms pobres, los indgenas, los campesinos, los afrodescendientes, extensos sectores de jvenes y sectores de clase media hartos de la corrupcin, la violencia y la impunidad. Petro ha conseguido una proeza en un pas asfixiado por el conservadurismo y con 9 bases militares estadunidenses en su territorio. Su votacin fue ms alta que la obtenida por Juan Manuel Santos en la segunda vuelta de 2014. Aunque Duque gan 29 de 33 departamentos, su mayor caudal de votos vino del feudo poltico de Uribe, el departamento Antioquia, que le dio un 54.96 por ciento de su ventaja total sobre Petro: 2.338.891 votos.

El abanderado de CH gan en 9 departamentos y adicion Bogot a sus victorias, adems de haber aumentado como Duque su votacin en todos los departamentos. Pero, dato ineresante, mientras el uribista tuvo una tasa de incremento de 37.3 por ciento en el caudal de votos de la segunda vuelta respecto a la primera, Pietro lo hizo en un 65,6 por ciento. El ex guerrillero se benefici ms que el derechista de los sufragios que no votaron a ninguno de los dos en primera vuelta. Pero era imposible que pudiera sumar los ms de siete millones de votos de los derrotados en la primera ronda. Al final se uni en su contra toda la derecha histrica y el voto del miedo apoy al uribismo, procedente de franjas en las clases medias y trabajadoras a la que se ha instilado el estereotipo satanizador de la Venezuela bolivariana y de Maduro, y que asocia a toda propuesta alternativa y progresista con esos supuestos demonios y con los terribles daos ocasionados por el imperio y sus cmplices a la economa venezolana, de los cuales se culpa al presidente venezolano. En parte, ha funcionado en Colombia, por la mentalidad de monrosmo cultivada desde principios del siglo XX, reforzada con la de guerra fra y el terror de Estado impuesto a la poblacin durante el prolongado conflicto armado. Sin embargo, en Mxico ya no funciona, el claro puntero electoral es antineoliberal.

Cualquier anlisis de la coyuntura colombiana debe considerar que el uribismo se ha impuesto de forma rotunda en esta eleccin, con todas las negativas consecuencias que ello acarrea pues Duque est rodeado de leales a Uribe, entre ellos muchos de los que han sido y sern sus asesores y cercanos colaboradores. No hay un analista serio en Colombia que no coincida en apuntar nica y principalmente al apoyo de Uribe, como causa del meterico ascenso de un casi desconocido hace un ao y nefito en poltica, as como gran parte de su popularidad y el numeroso y especializado equipo de campaa con que ha contado. Esto no significa que deba subestimarse a Duque, pues se le aprecian condiciones de liderazgo y comunicacin, asociados una esmerada preparacin acadmica neoliberal.

Para Amrica Latina y el Caribe un presidente como este en Colombia, vecina de Venezuela, es una muy mala noticia. Ms en tiempos de Trump. Su campaa se bas en el ataque a Petro por castrochavista, sus feroces arremetidas contra Venezuela, que ha reiterado despus de electo, y su cuestionamiento, supuestamente no en su totalidad al proceso de paz, pero equivalente a dinamitarlo. Un enemigo, como su jefe, de la unidad e integracin de nuestra regin, un socio de Netanyahu y un aliado incondicional de Estados Unidos. Uribe seguir en el ajo e impune por sus crmenes.

La gran esperanza para nuestra Amrica es el slido piso de 8 millones de votos reunidos por Petro y su alianza, las masas que lo acompaan, sus amplias posibilidades de liderar un gran movimiento opositor de la poltica de guerra y de los desmanes neoliberales. Es el senador ms votado en la historia de Colombia y como tal le corresponde encabezar la oposicin parlamentaria.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter