Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-06-2018

El sistema de Naciones Unidas, los desafos globales y el multilateralismo

Mara Fernanda Espinosa Garcs
EFE


La coyuntura global que vivimos es de alta complejidad, con problemas tan severos como la recuperacin econmica lenta, dispar e incierta; la inequidad y la desigualdad; el cambio climtico; las crisis migratorias y humanitarias. Luego de 73 aos de fundacin de las Naciones Unidas el flagelo de la guerra an persiste. Millones de personas viven a diario los efectos de conflictos armados.

***

El gran desafo global es que estos problemas se encuentran interrelacionados. Superarlos exige cada vez ms acciones y polticas que trascienden las fronteras nacionales. De all derivan los desafos del multilateralismo y la necesidad de modernizar sus instituciones, sus mtodos de trabajo, su relevancia y eficiencia. As mismo, es fundamental tomar en cuenta el rol cada vez ms fuerte e indispensable de los mecanismos regionales de integracin.

La ONU es la herramienta ms fuerte y universal del multilateralismo. De su seno han nacido los principales instrumentos de derechos humanos, para defender a las nias y nios, a las personas con discapacidad; para proteger a todas las personas de la discriminacin racial; de la tortura; de las desapariciones forzadas; para asegurar los derechos de los trabajadores migrantes, entre otros acuerdos internacionales que constituyen un legado.

Entre otros temas, su agenda actual contempla la adopcin del Pacto Mundial por una migracin segura, ordenada y regular. A esto se suma la agenda de desarme y los compromisos adquiridos en favor de la paz y la seguridad, que forman parte de su agenda permanente de trabajo.

La ONU ha escrito historias de xito, pero tambin ha sufrido varios reveses. An as, el multilateralismo no es solo la plataforma ms eficaz para la paz y el desarrollo sostenible: es la nica va posible para enfrentar y resolver los problemas globales.

Sucesos recientes muestran que el multilateralismo se encuentra amenazado como nunca antes, por la accin unilateral, por la accin del ms fuerte. Debemos enfrentar la desigualdad entre el poder cada vez mayor de actores no estatales como las grandes empresas frente al debilitamiento de los Estados o como el crimen transnacional.

Debemos avanzar hacia un sistema de gobernanza global ms democrtico y eficiente, para lograr un orden mundial justo y equitativo, y enfrentar de mejor manera los viejos y nuevos desafos.

Por ello, uno de los mayores retos para el prximo perodo de sesiones, el 73, ser seguir avanzando en la revitalizacin de la Asamblea General de las Naciones Unidas, como el foro de deliberacin y decisiones ms representativo y democrtico del sistema multilateral.

Debemos implementar las reformas del Sistema de las Naciones Unidas y garantizar la agilidad y efectividad en sus trabajos. Esto har que nuestra Organizacin sea ms eficiente y relevante a las necesidades ms apremiantes del planeta y sus habitantes y la equipar para cumplir los objetivos de su Carta constitutiva en sus tres pilares: paz y seguridad, desarrollo y derechos humanos.

Asimismo, la Asamblea General debe jugar un rol central hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Durante el prximo periodo de sesiones de la Asamblea General se evaluarn 6 de los 17 objetivos. El objetivo 4 por ejemplo, sobre educacin de calidad, demanda una mayor inversin en educacin, ciencia y tecnologa, para el desarrollo y para el respeto de los derechos humanos. En este mbito es importante considerar las especificidades de los pueblos indgenas.

El objetivo 10 sobre Reduccin de Desigualdades nos interpela a cambios estructurales profundos, a nivel mundial. Para superar las desigualdades, se requiere tanto de polticas pblicas redistributivas como de financiamiento.

Tanto la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, como la Agenda de Accin de Addis Abeba sobre el Financiamiento para el Desarrollo y el Acuerdo de Pars sobre cambio climtico, requieren una gran movilizacin de recursos para su implementacin. Esto debe ser acompaado de cambios para alcanzar una nueva arquitectura financiera.

El objetivo 13, Accin por el Clima, es tan relevante cuando segn la Organizacin Meteorolgica Mundial, estos tres ltimos aos han sido los ms clidos desde 1880. El mundo contina enfrentando una crisis ambiental y climtica, por lo que es imprescindible que avancemos en la implementacin del Acuerdo de Pars, que consolidemos su programa de trabajo, y que incrementemos nuestros niveles de ambicin.

La igualdad de gnero debe estar en el centro de nuestra accin. No podemos pensar en un desarrollo sostenible y en la construccin de sociedades pacficas si dejamos fuera a la mitad de la poblacin que somos las mujeres.

En los ltimos aos, Amrica Latina y el Caribe avanzaron de forma significativa en procesos de concertacin poltica e integracin, en la Unin de Naciones Suramericanas y en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos (CELAC). Ahora, estos mecanismos enfrentan desafos que ponen en riesgo su vitalidad y permanencia.

En ese contexto, el Sistema de Naciones Unidas reviste de una enorme importancia para la regin. La ONU, en Nueva York, es el nico punto de confluencia permanente de los treinta y tres pases de la CELAC, y en ella han logrado una confluencia de intereses tan crticos como el Derecho al Desarrollo y la Cooperacin Sur-Sur.

Por otro lado, la experiencia regional ha sido positiva con relacin a la Comisin Econmica de las Naciones Unidas para Amrica Latina y el Caribe -CEPAL-, la cual ha brindado una indiscutible contribucin intelectual para delinear propuestas, estrategias y acciones en los procesos de integracin y las estrategias de desarrollo nacional.

El valioso aporte de la CEPAL fue ampliamente reconocido en la celebracin de sus 70 aos, en la Habana, el pasado mes de mayo. El mecanismo del Foro de los pases de la regin sobre el Desarrollo Sostenible ha permitido tomar en cuenta las particularidades latinoamericanas.

Finalmente, Ecuador tiene el privilegio y la responsabilidad a la vez de tener a la cuarta mujer en el mundo en ocupar la presidencia de la Asamblea General de la ONU y la primera mujer latinoamericana, como resultado de un proceso de eleccin participativo y transparente, el cual, sin dudas, marco un hito en los procesos de eleccin del presidente de la Asamblea General.

Por primera vez se realiz un dilogo interactivo de las candidatas, lo que permiti a los Estados conocer las visiones y propuestas, y as tomar una decisin informada.

Esta eleccin es resultado adems del prestigio que ha construido el Ecuador en los espacios multilaterales. En los ltimos aos Ecuador se erigi en un honest broker (mediador imparcial). Tenemos ya un liderazgo probado que se reflej en 2017 en la Presidencia ecuatoriana del G77 ms China.

Al agradecer mi eleccin como presidenta de la Asamblea General resalt que los destinatarios principales de cada compromiso que alcancemos en el seno de las Naciones Unidas, son nuestros pueblos. Es a ellos a quienes nos debemos. El multilateralismo contina siendo la nica respuesta a los desafos ms apremiantes de la humanidad.

Mara Fernanda Espinosa Garcs, presidenta electa de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Fuente: https://www.efedocanalisis.com/noticia/sistema-naciones-unidas-los-desafios-globales-multilateralismo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter