Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-06-2018

Repblica Popular de Donbs
Guerra civil ucraniana, tiempo emancipado y control teleolgico

Pablo Mriguet
Rebelin


La Guerra civil en Ucrania ha cobrado una serie de debates variopintos en el mundo contemporneo. Se han dado lecturas que van desde el planteamiento del conflicto como un punto de inflexin en la historia pos sovitica, hasta meros anlisis que la plantean como una simple disputa en el espacio de influencia de la Unin Europea y Rusia. Problematicemos un poco este ltimo punto. A saber, el conflicto ucraniano puede ser ledo ms all de los clculos geoestratgicos del mundo contemporneo, si es que se pone ms atencin a los procesos internos y muchas veces invisibilizados. En esta lnea, la dinmica interna (siempre enmarcada en un proceso internacional) puede dar nuevas pistas para entender de mejor manera los problemas externos. As, se podra reflexionar un poco sobre la Repblica de Donbs como uno de esos procesos a tomar en cuenta, en tanto es un posible espacio de emancipacin en el tiempo (Rancire 2014).

Si bien el punto de conflicto se articula en el aumento de la tensin entre las posturas beligerantes respecto a la anexin de Ucrania al espacio europeo, me parece que es posible proponer que ha surgido una corriente alternativa al libreto 'oficial'. No cabe hacer aqu una cronologa de los hechos que antecedieron a la guerra, pero s es importante destacar que tras el inicio del proceso 'separatista', el 96% de la poblacin de Lugansk y el 89,7% de la de Donetsk, votaron a favor de la creacin de repblicas populares independientes el 11 de mayo de 2014. El posterior ataque del ejrcito ucraniano inici el enfrentamiento armado entre dos posiciones claramente distanciadas para la opinin internacional: el 'deseo' por aliarse con Europa occidental, y el desconocimiento de aquel 'deseo' en favor de un acercamiento a Rusia como posibilidad de 'autonoma'. El 24 de mayo del mismo ao se proclama la Repblica Popular de Donbs (unin de las provincias ya mencionadas), que cuenta con un ejrcito propio enfrentado al ejrcito ucraniano. Pero qu se est manifestando al interior de Ucrania para que esas alianzas de los distintos grupos puedan comprenderse de mejor manera?

A mi parecer, se est manifestando -en su expresin ms radical- la disputa por el tipo de gobernabilidad. Por una parte, el sector ms apegado a la democracia liberal de mercado persigue un modelo similar al Estado neoliberal occidental, caracterizado por una rearticulacin de sus funciones en favor del mercado capitalista multinacional y globalizado (claramente identificable en las medidas de Poroshenko); mientras que por otro lado se intenta proponer cierta institucionalidad caracterizada por una fuerte presencia estatal, reguladora de la economa y muy apegada -aunque no limitante- al pasado sovitico (simblicamente observable en las milicias de obreros que cantan himnos de la Segunda Guerra Mundial). En este sentido podemos observar una propuesta ms apegada al tiempo lineal y progresivo del que hablaba Rancire, en tanto hay una avance mundial y uniforme hacia la 'libertad' del individuo, contra una propuesta que puede parecer gastada, retrgrada y que ha demostrado su ineficacia para sostenerse a travs del tiempo.

Precisamente el autor francs nos dir que el tiempo dominante intenta retratar a las alternativas de comprensin temporal como simples desviaciones o proyectos incomprensibles que no atienden al desarrollo natural de la sociedad (es decir, su propio desarrollo). Por el contrario, el tiempo de la emancipacin es posible y actualizado, dir Rancire, cuando se rompe ese molde de continuidad. Y con esto no me refiero a que enarbolar cualquier proyecto del pasado implique una posibilidad de temporalidad emancipada. Ningn proyecto que logre un impacto medianamente relevante estar desactualizado de las condiciones de existencia presentes. La alta popularidad de una Repblica Popular (atencin al adjetivo) en varias regiones de un ex pas socialista que ha sido penetrado por el capitalismo a nivel econmico, parece que no atiende a la lgica economicista liberal. Por el contrario, parecen sobrevivir mentalidades pasadas que han tocado un lmite respecto a esa intromisin neoliberal y occidental, o en todo caso una contradiccin de la contradiccin pasado-presente-progreso. Se puede decir que estn viviendo en varios tiempos a la vez? El proyecto de Donbs podra entenderse como una propuesta de cambio gubernamental y econmico a futuro en relacin a ciertas formas de supervivencia poltica y social? Me parece que todava falta tiempo para poder concluir algo por el estilo. Falta mucho camino para ver hacia dnde se dirige la guerra, y hasta dnde llega el experimento popular. Pero no hay duda que se vive un proceso alternativo que sale del molde de lo 'polticamente correcto', en tanto es una propuesta armada y radical (que tiende hacia la izquierda poltica).

Sin embargo, la lgica del tiempo teleolgico, unidireccional, unipolar, capitalista y neoliberal necesita guillotinar toda propuesta que salga de su libreto. La propia existencia de otros proyectos implica la demostracin de la falsedad de su discurso [i]; ms todava cuando el letrero del 'fracaso del socialismo' es llevado como justificacin de su destino como vanguardia del desarrollo y el progreso mundial. Por otra parte, la propia dinmica del mercado requiere que este cumplimiento sea puesto en prctica para sostener su modelo. El capitalismo es capaz de encontrar tesoros en medio de las ruinas ms miserables. Afortunadamente para los modelos econmicos rapaces, Ucrania es un pas con impresionantes cantidades de recursos naturales, as como de una posicin privilegiada en Eurasia. Es la principal ruta de abastecimiento de gas de Europa, as como el pas productor de misiles ms importante del mundo. No se debe olvidar que tiene, tras Rusia, el ejrcito ms grande de toda Europa. Es decir, ya no slo implica una lucha por la defensa simblica de su proyecto, sino adems una disputa por su preeminencia material 'inmune' de necesidades bsicas.

De alguna manera, ms all del requerimiento por mantener un modelo teleolgico del tiempo, necesitan del espacio unificado una premisa poltica e ideolgica de justificacin. La ideologa imperante del tiempo teleolgico cobra, as, una materialidad a priori en tanto son tambin sus necesidades el tiempo teleolgico y el espacio unificado. No implicara esto una ruptura contra los presupuestos posmodernistas, que versan sobre el tiempo fragmentado y el espacio disperso? El caso de Ucrania bien puede dar cuenta del fin de la posmodernidad como se la entenda, pero eso ya es materia de otro escrito.


Bibliografa

Jacques Ranciere. 2014. "Pas el tiempo de la emancipacin?" en Revista de la Academia XVIII: 13-24.


Nota

[i]   En Donbs se ha llegado a crear, incluso, una redistribucin de la riqueza muy alta. Otro ejemplo que rompe estas reglas que parecan eternizables, es que en las minas de carbn de Donestk, de cuyos agujeros salen muchos soldados 'separatistas', el monopolio legtimo de la fuerza empieza a salirse de las manos de la lgica institucional liberal.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter