Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-06-2018

El precio por criticar a Israel

Dennis J Bernstein
Consortiumnews

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Israel es bien conocido por tener un potente lobby estadounidense que no solo influye en el Congreso y los medios de comunicacin, sino que tambin intimida a los estadounidenses que se atreven a criticar sus polticas hacia los palestinos, como describe Dennis J. Bernstein.

Hay muy pocos periodistas en los Estados Unidos o en Europa que tengan el coraje de informar imparcialmente sobre la aparentemente interminable ocupacin ilegal de tierras palestinas por parte de Israel. Personalmente, como judo estadounidense y nieto de un reverenciado rabino, los representantes proisraeles y sus cabilderos sionistas me han estado denunciando fuertemente en los Estados Unidos.

Nios palestinos se preparan para dar la bienvenida al Barco de Mujeres a Gaza, que fue interceptado por el bloqueo naval israel el 5 de octubre de 2016.

Dej de contar la cantidad de ataques personales despiadados que me han catalogado como un antisemita judo que se odia a s mismo. Aqu hay uno que llam mi atencin y la atencin del periodista Robert Fisk del Independent of London, a quien present una noche para una conferencia en Berkeley, California, y que luego escribi un artculo sobre la difcil situacin de los periodistas y activistas judos en los EE.UU. que se atreven a escribir o hablar honestamente sobre la ocupacin brutal e ilegal de los palestinos por parte de Israel:

"T, pedazo de mierda juda maldita, maldita y egosta. Hitler mat a los judos equivocados. Debera haber matado a tus padres, as una mierda juda como t no habra nacido. Si Dios quiere, los terroristas rabes te harn pedazos al estilo de Daniel Pearl, amn!, la ltima referencia al difunto periodista del Wall Street Journal, Daniel Pearl, quien fue secuestrado y decapitado en Pakistn.

Y en otro nivel, el consulado israel en San Francisco se ha quejado repetidamente a mis gerentes de KPFA/Pacifica Radio de mi informe de "terrorista propalestino" y "antisemita" y sobre mi aparente "odio" al Estado judo.

El galardonado cineasta y periodista de investigacin John Pilger es una de las raras excepciones que se ha lanzado de cabeza en esta historia crucial de nuestro tiempo. Pilger ha realizado dos documentales con 25 aos de diferencia sobre Palestina, con casi el mismo nombre, Palestina es la cuestin y luego Palestina sigue siendo el tema.

Recientemente habl con Pilger sobre Palestina y la brutalidad de la ocupacin continua, y tambin sobre la responsabilidad de de la prensa occidental por empoderar y sostener la ocupacin publicando informes errneos y, en algunos casos, no informar en absoluto de las realidades brutales de la ocupacin israel de los palestinos, que muchos crticos, as como varios funcionarios de la ONU, han calificado como una forma de limpieza tnica que raya en el genocidio.

Tambin habl con Pilger sobre las recientes reuniones del G-20 en Alemania, donde el presidente Trump celebr su primera reunin con el presidente ruso, Vladimir Putin, en medio del frenes del Rusiagate. La ltima pelcula de John Pilger es The Coming War on China. Recientemente dio una emotiva charla en la Exposicin Palestina en Londres sobre la batalla actual por la liberacin de Palestina, algunos extractos han sido publicados por Consortiumnews.

Dennis Bernstein (DB): Comencemos con algunos eventos actuales. Acabamos de tener la reunin del G20 en Europa con un gran acuerdo en la reunin entre Trump y Putin y mucha accin en las calles. Tus pensamientos sobre lo que sucedi all y algunos de los sucesos?

John Pilger (JP): Creo que fue muy interesante en dos niveles. En primer lugar, fue una clara demostracin de la continua rebelin contra los gobiernos a control remoto, gobiernos a los que a menudo se denomina justicieramente oligrquicos. El nmero de personas en las calles de Hamburgo represent con precisin esa rebelin.

Lo interesante del G20 fue que, claramente, Alemania se propuso determinar la agenda. Merkel quera hacer avanzar a su pas como lder indiscutible ahora de Europa. Algunos diran que as ha sido durante bastante tiempo y con Gran Bretaa en el camino de salida, existe la oportunidad. Pero eso no sucedi.