Portada :: Europa :: Fortaleza Europa. La UE contra los inmigrantes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-06-2018

La izquierda europea gira a la derecha en polticas migratorias

Michael Brning
Project Syndicate


Los votantes europeos se oponen cada vez ms a la inmigracin y no confan en que la izquierda le ponga lmites. En lugar de desarrollar una poltica progresista, algunos partidos socialdemcratas europeos han optado por asumir polticas migratorias restrictivas. Pese a ello, la socialdemocracia todava puede desarrollar una estrategia racional en torno a la inmigracin sin traicionar sus valores.

La izquierda tradicional europea enfrenta una amenaza de extincin. En menos de dos aos, los partidos socialdemcratas del continente sufrieron derrotas histricas en Francia, Pases Bajos, Alemania e Italia. En un continente donde la competencia entre partidos de centroderecha y centroizquierda era lo habitual, el colapso de la izquierda puede traer profundas consecuencias que exceden los intereses particulares de los partidos.

La declinacin de la izquierda tiene detrs de s muchos factores, entre ellos la disolucin de la clase trabajadora tradicional. Pero una de las razones ms importantes es dura y simple: los votantes europeos se oponen cada vez ms a la inmigracin, y no confan en que la izquierda le ponga lmites.

Frente a un ingreso sostenido de refugiados y migrantes (sobre todo desde Medio Oriente y frica), los votantes europeos han transformado una serie de elecciones recientes en referendos populares sobre la inmigracin. Los movimientos populistas de derecha supieron explotar los miedos de los votantes de clase obrera, convencindolos de que los partidos laboristas tradicionales permitirn un ingreso prcticamente irrestricto de inmigrantes.

En abril, el primer ministro hngaro Viktor Orbn obtuvo una victoria electoral aplastante, tras una campaa que centr en la amenaza a los valores cristianos que presuntamente plantean los inmigrantes musulmanes. El nuevo gobierno de coalicin antisistema de Italia ascendi al poder a lomos de la popularidad de la firmemente xenfoba Liga, conducida por Matteo Salvini, nuevo ministro del interior y vice primer ministro.

En Eslovenia, el opositor partido derechista del ex primer ministro Janez Jana obtuvo poco menos del 25% de los votos en la eleccin parlamentaria de este mes, con lo que Jana formar el prximo gobierno del pas. En un remedo del presidente estadounidense Donald Trump, Jana hizo campaa con una plataforma antiinmigrantes llamada Eslovenia primero.

Cuando los populistas de derecha comenzaron a ganar influencia poltica, los partidos europeos de centroizquierda confiaron en que sus fortalezas tradicionales les permitiran hacer frente al desafo. Para no reforzar inadvertidamente el discurso de derecha, las campaas de la centroizquierda trataron de llevar el debate pblico hacia su zona de confort ideolgico: el desempleo, la desigualdad y la justicia social. El Partido Socialdemcrata Alemn (SPD) bas toda la campaa electoral de 2017 en el eslogan Es hora de ms justicia.

Pero sucesivas y penosas derrotas llevaron a los partidos de centroizquierda a descubrir una dura realidad: por muy justificadas que sean las proclamas en favor de la igualdad, no convencern a votantes cuya preocupacin principal es la inmigracin. Es as que en la centroizquierda de toda Europa comenz a darse un cambio de rumbo, y los socialdemcratas en varios pases clave estn modificando viejas posturas en materia migratoria.

En Alemania, el gobierno de coalicin (que incluye al SPD, a la Unin Demcrata Cristiana y a su rama bvara, la Unin Social Cristiana) est trenzado en una dura disputa en torno de la inmigracin, que amenaza la supervivencia de la coalicin. Mientras el SPD apunta a una solucin europea y rechaza cerrar las fronteras alemanas, la jefa del partido, Andrea Nahles, pidi la implementacin de procedimientos acelerados que permitan a las autoridades tramitar en no ms de una semana las solicitudes de asilo procedentes de terceros pases seguros. El mes pasado, Nahles abri el debate dentro del SPD cuando, en un aparente remedo de la retrica de derecha, declar que Alemania no puede recibir a todos.

Algunos dirigentes del SPD y su rama juvenil se alzaron en armas. Pero Nahles redobl la apuesta, y aval pblicamente un anlisis crtico (compilado por un comit de observadores independientes) de la derrota electoral del ao pasado. El informe identifica la falta de una posicin socialdemcrata coherente en temas migratorios como una de las debilidades estructurales del partido.

El Partido Socialdemcrata de Austria llev el cambio en materia migratoria ms all. Su dirigencia present una nueva plataforma (pendiente de aprobacin oficial) que redefine formalmente la posicin del partido como prointegracin en vez de proinmigracin. Si bien el documento menciona las responsabilidades humanitarias del pas, tambin demanda proteccin efectiva de las fronteras externas de la UE.

Los socialdemcratas daneses estn un paso por delante de sus homlogos austracos: en preparacin para la eleccin del ao entrante, adoptaron un nuevo documento de posicin sobre poltica migratoria, titulado Justa y realista. Segn este documento, la creacin de centros de recepcin fuera de Europa para la tramitacin de los pedidos de asilo permitir reducir el flujo de migrantes a Dinamarca. El documento tambin pide ms cooperacin con Naciones Unidas y un Plan Marshall para frica, que debera ser capaz de disuadir a ms futuros migrantes.

Muy similar es la postura de los socialdemcratas suecos, que deben hacer frente a un fuerte apoyo pblico al partido ultraderechista y xenfobo Demcratas de Suecia. El primer ministro Stefan Lfven, en campaa para conseguir la reeleccin en septiembre, dijo hace poco que la poltica migratoria tradicionalmente abierta de su pas es insostenible. Su propuesta para reemplazarla, titulada Una poltica migratoria segura para un tiempo nuevo, reducira a la mitad el ingreso de refugiados a Suecia y negara ayudas sociales a los solicitantes de asilo rechazados (posicin que los grupos proinmigracin critican duramente).

Las crticas resaltan un problema clave. Hasta cierto punto, el cambio de los socialdemcratas en cuestiones migratorias es una respuesta necesaria a demandas de los votantes. Tratar de limitar o manejar las migraciones no es necesariamente racista o xenfobo, siempre que las respuestas polticas sean moralmente aceptables.

Pero un cambio demasiado drstico puede ser perjudicial para los partidos de centroizquierda en dificultades. Evidentemente, no pueden copiar las crudas recetas nativistas de la derecha radical, que no slo seran econmicamente contraproducentes, sino que tambin atentaran contra los valores progresistas y generaran el rechazo de simpatizantes cosmopolitas.

En vez de eso, los partidos de centroizquierda europeos deben hallar un equilibrio entre la solidaridad nacional y la internacional, con una triple estrategia que incluya lmites efectivos a la inmigracin, nfasis en la integracin y esfuerzos humanitarios para aliviar el sufrimiento humano a gran escala. Se debe evitar una retrica incendiaria y ofrecer en cambio soluciones reales, previsoras y moralmente sostenibles, que sin ser populistas, pueden sin duda ser populares.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau adopt esta estrategia, lo mismo que el presidente francs Emmanuel Macron. Los partidos de centroizquierda europeos deben seguir el ejemplo y reconocer que este reposicionamiento puede ser la clave de la supervivencia poltica.

Traduccin: Esteban Flamini

Fuente: Project Syndicate (http://www.project-syndicate.org/commentary/europe-center-left-parties-immigration-policy-by-michael-broening-2018-06)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter