Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2005

El silencio desciende sobre Bagdad

Patrick Cockburn
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Bagdad pareca una ciudad fantasma despus que se prohibiera todo el trnsito para impedir ataques suicidas en la votacin de hoy de un parlamento que elegir el primer gobierno iraqu soberano elegido por todas las comunidades desde la invasin.

Hubo poca gente en las calles ayer aparte de la polica y los soldados. El rugir de los generadores, esenciales debido a la escasez de electricidad, fue el nico sonido que reverber por las calles vacas. Se espera que los rabes sunes, que forman el ncleo fundamental de la resistencia armada, voten esta vez, a diferencia de su boicot de la eleccin parlamentaria del 30 de enero. Algunos grupos insurgentes han llamado a que haya una gran participacin sun e incluso los que exigen un boicot no amenazan con atacar a los votantes.

Se espera que la mayora de los votos para los 275 escaos del parlamento sea favorable a los partidos que representan a un solo grupo tnico o religioso. Una vez ms es probable que la Alianza Unida Iraqu (UIA), la coalicin de los partidos religiosos chies, obtenga el mayor nmero de asientos. Si le va bien es posible que renueve su alianza con los dos principales partidos kurdos que participan en la eleccin en conjunto.

Los kurdos consideran que su combinacin con los partidos religiosos chies es una alianza estratgica que no deben abandonar aunque estos ltimos no les gusten mucho, dijo un comentarista kurdo. Pero los kurdos quisieran actuar como elementos decisivos en la formacin del poder y diluir su dependencia de los partidos clericales chies a travs de la introduccin de rabes sunes y dirigentes laicos como Iyad Allawi, el ex primer ministro, cuando se forme un gobierno.

La actual eleccin difiere de manera significativa de la eleccin en enero. Los sunes estn votando. Probablemente obtendrn unos 55 escaos en comparacin con los 17 obtenidos la ltima vez, cuando boicotearon la votacin.

Pero representan a slo un 20 por ciento de la poblacin y, aunque su representacin pueda aumentar, seguirn siendo una minora. Saben que el verdadero motivo por el que Washington y Londres se interesan por sus puntos de vista es que han matado o herido a 17.000 soldados usamericanos. La resistencia armada seguir siendo su carta poltica ms efectiva. No renunciarn a ella si no es a cambio de un acuerdo de USA para su retiro del pas.

El presidente George Bush defendi ayer la decisin de invadir Irak, aunque admiti que es verdad que gran parte de la informacin result ser errnea. Habl en el ltimo de una serie de eventos pblicos antes de la eleccin.

Mi decisin de derrocar a Sadam Husein fue correcta. Sadam era una amenaza y el pueblo usamericano y el mundo estn mejor si no sigue en el poder, dijo.

Los trminos para una retirada de EE.UU. sern probablemente el tema central en la poltica iraqu de los prximos dos aos. Los militares de USA han contenido pero no pueden aplastar la insurreccin sun. El presidente Bush dice que las fuerzas usamericanas se quedarn hasta que el ejrcito y la polica iraques estn capacitados y equipados para vencer a los insurgentes.

Es poco probable que esto ocurra, sin embargo, ya que el ejrcito iraqu est dividido entre sunes, chies y kurdos. La dificultad no reside en la falta de personal o de pericia militar, sino de lealtad hacia el Estado. Si utilizan unidades sunes contra insurgentes sunes stas podran amotinarse. Si despliegan unidades chies o kurdas sin restricciones de parte del ejrcito de USA, pueden provocar un levantamiento an ms amplio. Si no logran sofocar por la fuerza la insurgencia, un cese al fuego tiene que ser el resultado de un acuerdo. El precio sun por un tal acuerdo para terminar con la resistencia armada sera la retirada de USA.

El grado de xito del seor Allawi tambin ser importante para el futuro de Irak. Sus consignas en la campaa subrayan que es un nacionalista laico, un hombre fuerte capaz de proveer la seguridad que los iraques ansan. Muchos bagdades entrevistados esta semana en la calle, se sienten atrados por estas declaraciones. Votar por Allawi, dijo el sun Laith Ismail Ibrahim. Es un hombre que viene de la seguridad, y es un antiguo baazista.

Un problema para el seor Allawi es que podra ocurrir que el voto laico y nacionalista no sea suficientemente numeroso. USA, Gran Bretaa y los estados del Golfo quisieran que le fuera bien, pero la organizacin poltica en Irak, fuera de Kurdistn, depende en gran medida del clero y de las mezquitas locales. Ahmed Chalabi el otro candidato laico aunque chi tambin podra tener dificultades para movilizar votos.

La Alianza Unida Iraqu, la coalicin chi, ha cambiado desde la ltima eleccin con la adhesin del clrigo Muqtada al-Sadr y su poderosa mezcla de nacionalismo y religin. El eje de la alianza sigue siendo el Consejo Supremo por la Revolucin Islmica en Irak y el partido Dawa. Hay mucha gente desilusionada con la actuacin de estos partidos en el gobierno, pero tienen apoyo masivo.

http://www.counterpunch.org/patrick12152005.htmlDecember 15, 2005



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter