Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-06-2018

El clmax del golpe de Estado neoliberal en Brasil paso a paso

Yuri Martins Fontes
ALAI Agencia Latinoamericana de Informacin


Esta semana, en otra maniobra del golpista poder judicial brasileo, un ministro del Supremo Tribunal Federal aplaz el juicio sobre la libertad de Lula para agosto, reduciendo as la posibilidad de que el ex presidente que tiene amplia mayora en todas las encuestas para la eleccin presidencial de este fin de ao pueda tener su candidatura regularizada.

En paralelo, el STF orden, contradictoriamente, la liberacin de Jos Dirceu, compaero de Lula en el liderazgo del PT y un petista ms condenado por sus polticas de reformismo neodesarrollista. Se trata de un caso que guarda enorme similitud con la del ex presidente, de modo que el escenario ahora es an ms explcito: Lula es un preso poltico secuestrado por el poder judicial.

Lo sociolgicamente curioso de la escena actual es que esa realidad emerge con nitidez incluso para aquella lite de semianalfabetos polticos que, en 2016, fue a las calles, vestida como patos amarillos, en defensa del golpe. Dos aos despus, empobrecidas, las parvas clases medias manipuladas por la prensa golpista hegemnica se arrepienten del golpe neoliberal, al ver cmo resultados sus derechos sociales disminuidos y la economa del pas destrozada.

Y as el nombre de Lula vuelve a sonar tambin entre esos guetos minoritarios, pero formadores de opinin.


Hechos bsicos sobre el clmax del golpe brasileo: paso a paso

Para que ms semianalfabetos polticos puedan salir de su torpor anticonstitucional, y para que los no-brasileos comprendan algo de nuestro caos institucional, vamos directamente a los hechos ms ntidos sobre el tal juicio que hizo de Lula el preso poltico del siglo XXI el clmax del golpe blando que se gesta hace aos:

Hecho 1- Lula y su esposa Marisa compraron una cuota de una cooperativa habitacional (proceso que abarata la compra). La cooperativa quebr y transfiri el emprendimiento a la constructora OAS, que en 2009 la adquiri y le dio a los cooperados la oportunidad de cambiar los planes.

Hecho 2- Segn demostraron juristas y abogados (con pruebas documentales), Lula y Marisa, tras recibir la invitacin de la empresa para que transfirieran la compra del apartamento-modelo hacia un trplex, en un primer momento manifestaron su inters; pero despus de una visita (relatada), desistieron de la adquisicin, aunque la empresa ya hubiese realizado reformas para que el inmueble fuera ms atractivo para la familia de Lula. Pregunta: Podra la OAS haber dado un regalo a Lula (ya que es tpico del capitalismo que las empresas den regalos a jefes de Estado)? Podra. Sera ilegal? No, es muy comn. Pero no lo hicieron, y nada regalaron.

Hecho 3- El inmueble trplex jams estuvo a nombre de Lula, de algn familiar suyo, o de un amigo de Lula, y ni siquiera de cualquier desconocido que pudiera servir de testaferro. El trplex se mantuvo siempre como propiedad de la empresa OAS, y as est registrado hasta hoy en la oficina de propiedades inmobiliarias. Es an importante observar que las leyes, en el rgimen capitalista, como se sabe, no sirven para preservar la dignidad, o an menos la vida humana, sino sobre todo a la propiedad privada; por lo tanto, son extremadamente rgidas con su burocracia, certificados y escrituras, sin las cuales no hay propiedad de nada.

En resumen: Lula no podra usar con seguridad un inmueble sin que estuviese a su nombre o de alguno de los suyos; esto sera tremendamente tonto, ya que sera un gesto de abierta corrupcin, fcilmente comprobable (lo que causara problemas al mnimo desentendimiento con la empresa, o cuando el poder de Lula se redujera).

Hecho 4- Como lo demuestran varios abogados y juristas reconocidos, adems de profesores de derecho en las principales universidades del pas (y con pruebas concretas, como tiene que ser), es manifiestamente absurda la acusacin del juez-perseguidor S. Moro (especializado en los EEUU, segn el WikiLeaks), en la cual afirma que Lula es culpable de corrupcin pasiva por volverse efectivamente propietario del trplex en 2009. La acusacin en busca de fama es completamente absurda porque, en 2009, el edificio estaba en su fase inicial de construccin (slo el 22% de la obra estaba concluida, segn datos de la sentencia). Nadie puede ser efectivamente propietario de algo que an no existe y que puede nunca existir! Y mucho menos de algo que no le es propio por derecho (ya que, como se dijo antes, no hay certificados, etc.).

Hecho 5- La acusacin del juez de bajo escalafn (del perifrico estado de Paran, ahora erigido por la prensa conservadora como nueva estrella pop) no se fundamenta en pruebas concretas o en cualquier documentacin, sino solamente en suposiciones que le interesan a su tesis, amparadas en acusaciones verbales (delaciones premiadas) recogidas junto a criminales capturados por la justicia (como Leo Pinheiro y un cmplice suyo), desviadores de recursos que, ya condenados, fueron liberados de cumplir sus penas criminales en vista de su delacin adecuada!


Cuestiones para reflexin del semianalfabeto arrepentido

Primera cuestin: Ser que el criminal Leo Pinheiro podra haber mentido para obtener su libertad? O ser que l podra haber sido sobornado por la CIA, o por la obtusa derecha parlamentaria sicaria (ansiosas por privatizar Petrobrs y el presal, lo que le generara buenas coimas, tal como fue el caso de los sobornos de la Vale (vendida a precio de saldo por el neoliberal Fernando Henrique), un crimen jams juzgado por la Injusticia Brasilea)? Ser que el valioso presal le interesa a la CIA para mantener influencia sobre su patio latinoamericano (que se perda con los BRICS), situacin agravada por la crisis ambiental-energtica mundial que se acelera?

Dato extra: Un portero del edificio afirma haber escuchado de alguien que el apartamento sera de Lula. En suma: Pudo el portero escuchar un rumor de alguien interesado en difundir este rumor o no?

Cuestin extra: Ser que la CIA con sus dcadas de experiencia en golpes de estado, millones de dlares anuales para la formacin de inteligencia y refinados estrategas, al margen de todo el aparato de Estado de los EEUU la CIA no habra tenido la idea de construir ese rumor sobre la propiedad por intermedio de sus agentes? La poderosa CIA que envenena lderes de naciones opositoras hace casi medio siglo con fabulosos micro dardos invisibles, no habra tenido una idea tan simple?

Recordemos que hubo mucho tiempo para elaboraciones astutas. El comienzo de las movilizaciones reaccionarias contra el reformismo lulista data de 2003, inicio del jams probado mensalo, supuesto pago mensual que nunca lleg a la cuenta de ningn parlamentario, ni siquiera de los ms sospechosos aliados del dicho centro (partidarios del amiguismo), y que por lo tanto, segn la historia comprob, nunca fue nada distinto de la doble contabilidad (usada por todos los partidos para obtener fondos extras para la disputa electoral).


Resumen de la pera: las pruebas contra Lula en el guion del golpe

En resumen, las principales pruebas del juecito Moro son:

i) testimonios de dos o tres criminales, interesados en salir de la prisin con los bolsillos (ciertamente) bien llenos;

ii) documentos en la casa de Lula que no demuestran nada, adems que l fue invitado a adquirir el apartamento y que, efectivamente, su esposa (asesinada por la humillacin psico-meditica criminal) lo visit;

iii) mensajes intercambiados entre dos bandidos condenados, involucrados en varias farsas, en que se buscaba reformar el apartamento para volverlo ms atractivo para venderlo al presidente (algo que nunca pas de hecho).

As, a partir de este clmax teatral-judicial de base, el golpe sigui su guin meditico-parlamentar-judicial (y casi lleg hasta los militares) en este orden. Y con cuanta facilidad!

Eso porque, en ese pas sin Estado de derecho, la estructura heredada de la dictadura militar (1964-1985) permite que cualquier juez, por ms pequeo que sea, tenga la prerrogativa de literalmente cazar a un estadista y lder popular indiscutible, en especial cuando ese lder encabezaba una oposicin (aunque blanda) a los proyectos de recolonizacin y apropiacin por los EEUU de los inmensos recursos naturales y energticos brasileos.

No olvidemos que son tiempos de grave declive de la unipolaridad geopoltica estadounidense, amenazada por la oposicin de la alianza ruso-china (y antes del golpe reforzada por el propio Brasil altivo y activo, junto a los BRICS).


Otros hechos y cuestiones de relevancia

Parlamento BBB (bala, Biblia, buey): Sobre el bajo nivel del Parlamento brasileo no es necesario decir nada, bastan las imgenes y discursos del da de la votacin del golpe contra la presidenta Dilma.

Supremo Tribunal de los Privilegios: Sobre la deshonestidad tpica del poder judicial, tampoco es necesario decir mucho, basta que se observen sus privilegios desmesurados, tales como la asistencia para residencia de 5 salarios mnimos para cada juez (incluso para quien tiene inmueble en el mismo lugar donde trabaja), entre muchos otros, como la pensin eterna para sus hijas, etc. Es ms, segn el peridico golpista Folha Sao Paulo, el mismo juecito Moro recibe este auxilio en Curitiba, donde tiene su casa propia. En fin, basta observar cmo los jueces se unen fcil y corporativamente por el aumento de sus indecentes salarios (cerca de 60 mil reales por mes), mientras que el programa social de combate a la miseria (Bolsa-Familia) ha sido cuestionado y cortado (es la crisis, dicen).

Cuestin curiosa: Por qu Moro dej la Universidad de Paran, en la que daba clases y mantena un prestigio acadmico, para vivir en los EEUU despus de ese juicio contra Lula?

Cuestin curiosa 2: Ser que el proyecto poltico-personal y de fama de Moro se vali de sus aprendizajes en el curso del Departamento de Estado de los EEUU sobre lavado de dinero y sus formas de probar este crimen mediante retricas subjetivas, tales como conviccin o dominio del hecho (que en el lenguaje informal clara son las opiniones sin pruebas)? O ser que l aprendi sobre eso tambin en la Harvard Law School, donde hizo diversas amistades interesantes, las cuales ahora se va a reencontrar en EEUU?

Cuestin curiosa 3: Por qu el juez Moro absolvi a Alberto Roussef y sus colegas juzgados por el crimen de lavado de dinero (bandidos que desviaron 2 mil millones del Banestado durante el gobierno Fernando Henrique)? Ser que es porque Moro es cercano a la cpula del PSDB e incluso ha sido visto en diversos eventos de conmemoracin al lado de criminales de ese partido (cuyos miembros llamados tucanos no son jams procesados)?

 

Cuestiones de orden de magnitud y celeridad

La magnitud de los procesos que involucran a la cpula tucana (Serra, Acio, Alckmin) es del orden de centenas de millones de dlares y llega a 7 mil millones de dlares en el caso de Acio. O sea, se trata de algo entre 100 y 1000 veces mayor que el valor del supuesto trplex de Lula, y an con varias pruebas mucho ms concretas que meras convicciones (cuentas de banco ya rastreadas en Suiza, adems del aeropuerto hecho con dinero pblico en tierras de la familia de Acio a 6 km de su propia hacienda, etc.).

Pregunta: Por qu tales casos anteriores de corrupcin, que tienen una grandeza incomparablemente mayor que el caso de Lula, jams fueron juzgados por el STF de Gilmar Mendes (juez notoriamente ligado al PSDB)?

Cuestin de mercado: Por qu un lder sagaz como Lula aceptara (por supuestos contratos de la Petrobras) un soborno tan pequeo (un apartamento en la decadente playa de Guaruj), especialmente si se compara al que el PSDB consigui con empresas bastante menores? Lula sera tan ingenuo en aceptar ese msero soborno, que adems tiene el problema de la peligrosa visibilidad playera, como pago de un caso de corrupcin quiz billonaria, que involucra a la mayor empresa petrolera del mundo?

 

Las exageraciones anticonstitucionales del golpe

El juez Gilmar Mendes es uno de los mayores promotores de la cara judicial del golpe, una persona que, como se sabe, es histricamente ligada al PSDB, no afiliado (pues sera ilegal), pero abiertamente presente en las ms importantes ceremonias y reuniones de los lderes de este partido, hecho que tiene abundantes registros hablados, escritos y fotogrficos.

Otra cuestin curiosa: Por qu el neoliberal Gilmar, ntimamente vinculado a empresas transnacionales, se hizo pasar por el juez constitucionalista y tico en la reciente votacin del habeas corpus de Lula votando contra su prisin anticonstitucional?

Una respuesta est en la casi intervencin militar: Por lo que parece, Gilmar no ha necesitado contribuir a la mayora mnima que conden a Lula, pues otros 6 jueces hicieron ese papel por l. Estos jueces, conservadores, privilegiados, fuera de la realidad (como es tpico de esa clase), atemorizados por las amenazas de militares y tambin por la opinin pblica de su medio de lite, sobrepasaron los lmites de la falta de sensatez al transgredir explcitamente al Estado de derecho, a punto de quedar como ridculos en el medio jurdico internacional, por su decisin imprudente de apresar a Lula en tiempo record. Gilmar no quiso hacer ese papel ridculo, y no hizo falta.

Ntese aqu que incluso periodistas ultra reaccionarios denunciaron la farsa del proceso contra Lula: un portavoz del imperio, R. Azevedo, llam a la derecha brasilea lite ignorante, pues al asaltar la institucionalidad de forma delincuente y disfrazada de liberalismo, se fortalecera el propio Lula.


La geopoltica del golpe de Estado

Cuestin econmica estructural: Por qu la Odebrecht (una de las mayores empresas de ingeniera nacional) y la Petrobrs han sido desmoralizadas por la prensa golpista y luego destruidas por la Justicia (en perjuicio de todo el pas), en vez de condenarse solamente a los empresarios que tuvieran casos comprobados de corrupcin (como es tpico en el Centro capitalista)? Sera porque se tratan de empresas que, como pocas en el mundo, detentan tecnologas avanzadas (como la de extraccin de pozos de petrleo en mar profundo), las que ahora son rpidamente entregadas a las petroleras yanquis?

Y una cuestin de elitismo racista: Cunto de prejuicio social hay en el encarcelamiento acelerado (como jams visto) y sin derecho a una amplia defensa constitucional de un presidente nordestino, oriundo de la clase trabajadora, en un proceso dbil condenado por los juristas ms importantes del pas?

Esos juristas progresistas, al lado de la amplia mayora de intelectuales y acadmicos brasileos que condenan el golpe, aunque puedan ser contestados, tenan que por lo menos ser escuchados, antes de que el Supremo Tribunal se sumara a la destruccin de todo un proyecto de nacin, antes de hundirse ese engendro en un arcaico rgimen neoliberal que hace ms de 10 aos fue abandonado por la propia Unin Europea, por su inoperancia econmica y desestabilizacin social.


Yuri Martins Fontes, filsofo e historiador brasileo, es ensayista, educador popular y coordinador del Ncleo Prxis de la Universidad de Sao Paulo.

Cotraduccin: Diana Paola Gmez (antroploga colombiana/USP).


Fuente: https://www.alainet.org/es/articulo/193748


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter