Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-06-2018

Dar al Peje lo que es del Peje

Guillermo Almeyra
Rebelin


sta es una exhortacin piadosa porque no es nada seguro de que la oligarqua, que se siente diosa y toma por lo tanto lo que de Dios y, adems, todo lo ajeno, le ceda el Gobierno al Peje. En efecto, si bien es cierto que un ala de la clase dominante piensa que lo mejor para ella -no para los mexicanos- sera un Gobierno amoroso capaz de domar al temible tigre de la movilizacin popular, el fraude sigue estando en el aire y, con l, la seguridad de que habr ms represin. Es mejor, por consiguiente, no confiar en el poder mgico de un boletn de voto y, en cambio, depender de lo que uno mismo est dispuesto a hacer junto con sus compaeros y con todos los demcratas y explotados de Mxico para que esa oligarqua largue el botn del Gobierno y para que un eventual "Pejegobierno" tenga un poco de poder y no dependa de sus apadrinadores de la derecha.

Porque llegar al Gobierno (sobre todo si por una opcin contemporizadora de un sector de la clase dominante) no otorga ms que la sombra del poder, que sigue estando en manos de sus dueos, las transnacionales y el gran capital nacional entrelazado con ellas. El poder se disputa y slo se gana cambiando la relacin de fuerzas entre las clases, con la lucha y en las calles y el territorio y, al mismo tiempo, se construye durante ese combate. Las elecciones son slo un termmetro que mide la temperatura de la sociedad. Un xito electoral, cuando mucho, puede demostrar a los votantes del vencedor la magnitud del apoyo que ste ha recibido y elevar su moral, lo cual no es poco pero de ninguna manera es suficiente para disputar el poder y realizar reformas serias en la economa o en el Estado. Un termmetro no es un arma ni sirve para disputar nada y no puede combatir la enfermedad de Mxico, que se llama dependencia semicolonial y capitalismo atrasado.

MORENA no es un partido sino una estructura vaga, informe y verticalista. No tiene ni ideologa propia ni estructura propia de partido ni un funcionamiento interno democrtico. Es un conglomerado de intereses y en l no predominan los sectores plebeyos (obreros, populares, campesinos, indgenas) ni los intelectuales socializantes sino los Romo, los Moctezuma y la alianza amorosa con el PES, que se opone ardientemente a las mujeres en lucha contra el machismo y el patriarcado. MORENA se plantea como futuro inmediato un Gobierno cauto y sin movilizaciones para aplicar un programa similar al de Echeverra -que fracas hace cincuenta aos- pero ms moderado sin tener en cuenta el reciente derrumbe de los progresismos latinoamericanos. Sin embargo, millones de personas votarn por ese Movimiento tomndose en serio lo de Renovacin Nacional. Con la esperanza de evitar lo peor mucha gente honesta y combativa quiere as convertir una formacin poltica electoral y electoralista en un instrumento de transformacin social. Esa contradiccin es insostenible.

Porque es seguro que si le entregan el Gobierno a MORENA si logra la mayora absoluta de los votos el 2 de julio comenzar una breve espera de los seguidores de AMLO que, aunque pedirn de inmediato algunas medidas importantes, le darn un poco de tiempo a su presidente para que, cual nuevo Hrcules, empiece a limpiar los establos de Augas, pero tambin empezar un perodo durante el cual la oligarqua medir al nuevo Gobierno y ver si AMLO mantiene las riendas en su mano y si es capaz de domar al potro de las reivindicaciones populares.

Pero esa espera ser corta. Los sectores populares pronto desatarn el paquete, vern qu es lo que ste realmente contiene, comprobarn que sus voces no llegan a Los Pinos y podrn medir a su vez las opiniones de los personajes y sectores reaccionarios que los votantes trabajadores de MORENA quieren desplazar del Gobierno y del poder. Entonces se reproducir la situacin actual pero en condiciones an peores porque una parte del electorado de MORENA podra desmoralizarse perdiendo su potencial capacidad de protesta y caer en un apoliticismo anrquico o en la pasividad resignada y la oligarqua, por su parte, comprobara la debilidad del nuevo Francisco I. Madero y podra comenzar a organizar soluciones huertistas acicateada por la crisis que en Mxico y en el mundo provocarn las medidas del fascista Donald Trump.

Para imponer que AMLO pueda asumir el Gobierno y rechazar todo fraude, hay que empezar a aplicar desde el 2 de julio mismo y sin esperar nada ni a nadie algunas de las medidas ms urgentes para reanimar la economa y acabar y con la miseria y la pobreza indignas que padecen la mayora de los mexicanos. Para cortar de raz cualquier asomo de claudicacin de un aparato poltico que ha sido elegido para eso y para poder resistir los intentos golpistas contra el Gobierno de AMLO, es necesario un frente entre los militantes ms combativos de MORENA y los anticapitalistas que apoyaron la candidatura de Marichuy y tambin un avance poltico del Concejo Indgena de Gobierno y del neozapatismo pues las soluciones regionales o sectoriales (como los derechos de los pueblos indgenas) slo sern posibles imponiendo un cambio general en la relacin de fuerzas entre la reaccin capitalista y sus vctimas.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter