Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-06-2018

Los militares de tropa y marinera

Manuel Ruiz Robles
Rebelin


Soplan vientos democrticos en esta piel de toro a la que llamamos Pennsula Ibrica: vientos del pueblo. En ella conviven diversas naciones, la mayora sin Estado, pues tan solo la Repblica Portuguesa y el Reino de Espaa lo tienen por ahora.

Los pueblos que convivimos en este espacio hemos sufrido dictaduras fascistas no hace tantos aos. El pueblo portugus lo resolvi con un golpe militar incruento que desencaden la revolucin de los claveles, al son de una bella cancin: Grandola Vila Morena, que antepona la voluntad del pueblo a la de los poderes fascistas que lo dominaban (es el pueblo el que ms manda, deca la cancin).

An recuerdo, pues ya soy bastante mayor, las caras de pnico que se les puso a los altos mandos militares franquistas, me refiero a los generales y almirantes, pues teman perder las jugosas ventajas que les reportaba la dictadura franquista si el ejemplo cunda en el resto de la pennsula.

La dictadura franquista fue un rgimen criminal que suprimi las organizaciones obreras libres e impuso un sindicato vertical controlado por la Falange, sembrando el terror entre la mayora de los trabajadores, que reclamaban, como ahora, pan, trabajo, techo y dignidad.

En el siglo pasado, nuestros amigos y vecinos del Norte, el pueblo francs, tambin combati contra el nazismo. Fue legendaria la lucha de la Resistencia francesa, cuyo himno, Le chant des partisans, es cantado por los militares franceses, e incluso por el presidente de la Repblica Francesa, en los actos oficiales conmemorativos del Da de la Victoria.

Aquella pesadilla del siglo pasado -la odiosa dictadura, con un dictador asesino y ridculo que se hacia llamar generalsimo- est a punto de desaparecer, pues los residuos franquistas van a ser barridos en esta etapa histrica que nos ha tocado vivir. Entre esos residuos, la monarqua con su rey y su bandera bicolor, que no es la del pueblo, sino la impuesta por los Borbones, herederos de Franco.

Sin embargo, una asociacin de tropa y marinera -el escaln ms humilde y honesto del ejrcito, procedente socialmente en su mayora del pueblo trabajador- cuya principal reivindicacin es el poder seguir trabajando a partir de los 45 aos de edad, se hace representar por una persona que, cuando menos, est manipulada o es ingenua, pues apesta a franquismo. Lamento, sin embargo, que se le expediente por haber defendido un derecho bsico: el derecho de cualquier trabajador a no ser despedido injustamente.

La asociacin #45sindespidos, con vuestras amistades peligrosas, no vais a ninguna parte, pues -adems del desprecio de las clases altas, por ser trabajadores- os ganaris tambin el desprecio del conjunto de la ciudadana, que no siente ninguna simpata por el fascismo ni por sus modos estridentes y ridculos. Seris percibidos como una amenaza para las libertades que tanto cost conseguir. S que esa no es la intencin de la mayora de vosotros, pero es lo que parece.

No os dejis manipular por intereses ajenos a vuestro legtimo derecho: no ser despedidos injustamente. Pensad bien a quienes os acercis a pedir apoyo, pues esa ser vuestra tarjeta de visita. Si no consegus la simpata de la sociedad, vuestras peticiones caern en saco roto.

Manuel Ruiz Robles, es Capitn de Navo de la Armada, miembro de ANEMOI.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter