Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2018

Daz-Canel tira al aro

Aurelio Pedroso
Progreso Semanal


Mucho se habla y escribe en estos das acerca de las formas y maneras de gobernar del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Especialistas locales e internacionales en esta materia intentan acercarlo a como lo haca Fidel Castro. En mi modestsima opinin se trata de una muy propia peculiaridad de Daz-Canel. Un poco de cada cual ms su caracterstica personal. As lo hizo durante sus jefaturas partidistas en las provincias de Villa Clara y Holgun.

Muy por seguro, deseos no le faltan de tomar una bicicleta, en sentido prctico y metafrico, y salir a la calle, termmetro en mano, a tomar temperaturas. Convencido estoy de que a l la gente le ser ms sincera que como lo fueron con sus predecesores por razones que no ser muy difciles de discurrir.

Tiene el partido comunista una estructura muy bien montada denominada Opinin del Pueblo. Hasta las altas instancias partidista llegan a diario las opiniones de la gente en la calle con un lujo de detalles tan exquisito como lo es la hora y el lugar donde alguien abri la boca para referirse al da a da, las locuras de Trump o un ponderado elogio al ex presidente uruguayo Jos Pepe Mujica.

Pero ello no le es suficiente a Daz-Canel. Tal parece que prefiere vivirlo personalmente y no leerlo. De ah, que de conjunto con su segundo, Salvador Valds Mesa, se nos hayan convertido en par de Correcaminos que pasan el medioda en La Habana y duermen en Santiago de Cuba a casi mil kilmetros de la capital cubana. El pasado jueves tiraba al aro en una instalacin escolar en la indmita regin oriental y el viernes estrechaba la mano en La Habana a Ram Nath Kovind, presidente de la India.

Descansa poco el Presidente. Ni se sabe a cuntas convocatorias ha llamado al Consejo de Estado para revisar planes, proyectos, incumplimientos y cuanto detalle se ponga por delante que son trasmitidas con cierta amplitud por la televisin. Si se le pagaran horas extra sera un rico incuestionable porque la riqueza provendra de su propia labor y sobrecumplimiento de sus responsabilidades.

En el plano informativo se aprecian avances cuando aun no se ha efectuado el congreso de los periodistas. Daz-Canel perece convencido de un tipo de periodismo que todava no ha llegado a los medios nacionales. Un viejsimo reclamo, por ejemplo, de la necesidad de los denominados voceros parece venir en camino. De momento, ha insistido en que los ministros deben comparecer ante los profesionales de la informacin.

La corrupcin, andante y galopante, fue acuada por l como el principal enemigo de la revolucin. Y del dicho al hecho. La batida ha comenzado digamos en la base, en las estructuras ms cercanas al pueblo como son los llamados rastros donde acude el necesitado de materiales de construccin o a los mercados agropecuarios. Habr que esperar cuando le toquen a la puerta o bajen de una oficina a otro tipo de corrupto que no oculta sacos de cemento o trapichea con alimentos, sino con miles, tal vez millones, del erario pblico.

Y dgase con todo propsito que a raz del revuelo etimolgico alrededor de Lis Cuesta Peraza no creo que quienes deben pensar en ello deban darle muchas vueltas al asunto y mucho menos mirar a la vecina Venezuela buscando un similar tan risible como ridculo. A Cuesta Peraza, que condiciones intelectuales tiene, habr que encontrarle un nuevo trabajo de mayor relevancia social o cultural. De tal modo, para el mbito local como internacional, ser la esposa del Presidente ms esa nueva responsabilidad.

Miguel Daz-Canel podra ganar ms partidarios dentro de la isla. No por lo que diga, sino por lo que est haciendo.

Fuente: http://progresosemanal.us/20180628/diaz-canel-tira-al-aro/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter