Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-07-2018

Brasil volver a ser de los brasileos

Luiz Incio Lula da Silva
Jornal do Brasil

Traducido del portugus para Rebelin por Alfredo Iglesias Diguez


Mientras el pas prestaba atencin a la Copa del Mundo, la Cmara de los Diputados aprob, por la va de urgencia, una de las leyes ms vergonzosas de su historia. Por mayora simple de 217 votos, decidieron vender a los extranjeros el 70% de los inmensos campos de la presal que la Petrobras recibi directamente del gobierno en 2010. Fue otro paso ms del gobierno golpista y de sus aliados para entregar nuestras riquezas y destruir la mayor empresa del pueblo brasileo.

El proyecto de ley aprobado la semana pasada es un crimen contra la patria que exige la reaccin firme de la sociedad que consiga su paralizacin en el Senado, antes de que sea demasiado tarde. Es una decisin que entrega en bandeja los campos del presal, cuyo potencial puede estar cerca de los 20 mil millones de barriles de petrleo y gas, burlando la ley que garantiza el presal para los brasileos.

Para entender la gravedad de ese crimen, es preciso volver al ao de 2009, cuando Petrobras necesitaba invertir para explorar el yacimiento de presal acabado de descubrir. En ese momento, presentamos un proyecto de ley en que la Unin (a quien pertenecen las reservas de petrleo, no se olviden), vendi a la empresa estatal, en pago de ttulos, el derecho a explotar hasta 5 mil millones de barriles de petrleo en campos del presal. Fue la llamada cesin onerosa.

As, la empresa se revaloriz, hizo la mayor operacin de capitalizacin de la historia y fue capaz de invertir. El resultado fue que, en tiempo rcord, el yacimiento del presal est produciendo 1,7 milln de barriles/da, ms de la mitad de la produccin nacional. Como era una operacin especial, para defender intereses estratgicos del pas, definimos en la Ley 12.276/10, que la cesin onerosa es intransferible.

Al margen de eso, el presal slo puede ser explotado en rgimen de reparto, por medio de una legislacin que garantiza la soberana del pas y destina esa riqueza a inversiones en educacin, salud, ciencia y tecnologa, nuestro pasaporte para el futuro.

Ya circulan estudios que sealan que el petrleo de los campos de cesin onerosa ser vendido a precios que pueden oscilar entre 6 y 8 dlares el barril, que es el coste de explotacin, cuando el precio internacional del barril oscila entre 70 y 80 dlares. La posibilidad de encontrar petrleo en esos campos es prcticamente segura, porque nosotros, los brasileos, ya mapeamos esas reas. Para las petroleras, es cmo comprar un dcimo premiado de lotera. Para Brasil, es cmo vender la gallina de la fbula, que pona huevos de oro.

Una vez que tengan la posesin de esos campos, los extranjeros comprarn las torres petrolferas y las plataformas fuera, sin generar un slo empleo en la industria brasilea. Contratarn ingenieros y tcnicos fuera; controlarn directamente investigacin y la explotacin de nuestra presal, lo que supone un ataque a nuestra soberana.

Ese ataque comenz en los primeros das del gobierno golpista, cuando aprobaron la llamada Ley Serra, que excluy la participacin obligatoria de Petrobras en todos los campos del presal. Supuso otro golpe a la industria naval brasilea, que se sum a la decisin de reducir al 50% la norma que obligaba a Petrobras a comprar mquinas y equipamientos en Brasil, la famosa clusula de contenido local.

En la presidencia de Petrobras, Pedro Pariente, representante del PSDB, inici la privatizacin de actividades estratgicas, como la produccin de biocombustibles, distribucin de gas para uso domstico, produccin de fertilizantes y participaciones en la industria petroqumica. Puso en venta las distribuidoras Liquigs y BR, la fbrica de nitrogenados de Trs Lagoas y el gaseoducto del Sudeste (NTS).

En otra maniobra criminal, redujo en un 30% la produccin de combustibles en las refineras brasileas. Dejamos de producir aqu en reales, para importar en dlares. Hizo reajustes casi diarios de los combustibles, por encima de los precios internacionales, lo que aument los logros de los extranjeros. La importacin de diesel de Estados Unidos se duplic.

No podemos olvidar que los primeros que sufrieron con la nueva poltica de precios de la Petrobras fueron los ms pobres, que pasaron a usar lea y el peligrossimo alcohol para cocinar, a causa del brutal aumento de la bombona de gas.

Esa desastrosa poltica provoc, en mayo, la paralizacin de los transportes terrestres que tantos perjuicios provoc al pas. El IPEA acaba de informar que la produccin industrial cay 13,4% ese mes. No hubo cada igual ni an el primer mes de la crisis financiera global de 2008, cuando el retroceso fue del 11,2% (y cabe recordar que superamos rpidamente esa crisis).

En dos aos fueron despedidos ms de 200 mil trabajadores de Petrobras y de empresas contratadas por ella, adems de otros 60 mil despidos en la industria naval. La industria de mquinas y equipamientos calcula una prdida de un milln de empleos en la cadena de petrleo y gas como consecuencia de esa operacin suicida.

La devaluacin del patrimonio de Petrobras, con la venta de empresas controladas, la prdida de mercado en Brasil, la opcin de hacerse mera exportadora de crudo, entre otras acciones dainas de Pariente, es decenas de veces mayor que los 6 mil millones de dlares que supuestamente se haban desviado en los casos investigados por la operacin Lava Jato.

La votacin de la semana pasada en la Cmara, por la va de urgencia, sin ningn debate en la sociedad, mostr que el gobierno golpista tiene mucha prisa en entregar el patrimonio nacional y destruir nuestra mayor empresa.

La verdad es que su tiempo se est acabando. Corren para entregar lo que prometieron a los patrocinadores del golpe del impeachment en 2016: nuestro petrleo, nuestras riquezas, las empresas del pueblo, como Petrobras y Eletrobras, y los bancos pblicos. Fue para eso y para revocar derechos de los trabajadores, que hicieron caer a la honesta presidenta Dilma Rousseff.

Al largo de dos aos, los golpistas y los entreguistas del PSDB sometieron a Brasil a los intereses geopolticos de Estados Unidos y no slo en Petrobras. La poltica externa de los cancilleres tucanos volvi a estar dictada por el departamento de Estado de los EEUU, en un retorno vergonzoso al complejo de perro faldero que habamos superado con nuestro gobierno.

Pero su tiempo acaba en octubre, cuando Brasil elija un gobierno democrtico, con legitimidad para revertir la agenda del entreguismo, del ultraliberalismo, que slo interesa al mercado y no al pas o a nuestro pueblo. Cuando Brasil elija un gobierno que acabe con la fiesta de las privatizaciones y de la entrega del patrimonio nacional.

Pueden estar seguros: volviendo al gobierno con la fuerza del pueblo y la legitimidad del voto democrtico, vamos a revertir todo lo que estn haciendo en contra de nuestra gente, en contra de los trabajadores y en contra del pas. Y Brasil volver a ser de los brasileos.

Fuente: http://www.jb.com.br/pais/noticias/2018/06/29/lula-o-brasil-voltara-a-ser-dos-brasileiros/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar la autora, al traductor y Rebelin como fuente de la traduccin.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter