Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-07-2018

Moreno y Pence: frente a frente

Juan J. Paz-y-Mio Cepeda
Rebelin

En materia econmica el gobierno ecuatoriano aspira a hacer "buenos negocios" con EE.UU., pero en poltica exterior, al menos en cuanto a diplomacia se refiere, ha logrado mantener una postura relativamente soberana en el tema de Venezuela al afirmar que los problemas de ese pas deben ser resueltos por los mismos venezolanos.


En marzo de este ao estuvo en Ecuador Joseph P. DiSalvo, Subcomandante Militar del Comando Sur de los EEUU, acompaado por Liliana Ayalde, Asesora de Poltica Exterior. Segn inform la Agencia Andes, su propsito fue escuchar las ideas y preocupaciones de las autoridades de defensa tanto civiles como militares y reiterar su compromiso con impulsar y fortalecer la amistad entre los dos países; se consider que la visita es una oportunidad para subrayar su agradecimiento a los militares ecuatorianos por su compromiso y trabajo con los socios internacionales para apoyar la estabilidad y la paz en el hemisferio; se destac como reas principales de cooperacin bilateral la lucha contra el narcotráfico transnacional y la ayuda humanitaria para las poblaciones afectada por desastres naturales; y la agenda incluy reuniones con autoridades gubernamentales, militares y un recorrido por una unidad de desminado humanitario.

En abril, el embajador de los EEUU en Ecuador, Todd Chapman, junto al entonces Ministro del Interior Csar Navas, y otros funcionarios (Andrs de la Vega, Viceministro del Interior; Nelson Villegas, Comandante General de Polica Subrogante; Ivette Ziray, Agregada del Departamento de Seguridad Nacional de los EEUU; Jim Hop, Subdirector Regional de la DEA para Ecuador y Venezuela), anunci la firma de los convenios entre Ecuador y EEUU. El embajador Chapman fue claro en expresar: combatir el crimen organizado transnacional est a la vanguardia de las prioridades de seguridad nacional de los Estados Unidos de Amrica; al mismo tiempo que destac el Memorando de Entendimiento para el combate al trfico de drogas y delitos conexos, as como la creacin de la Unidad Investigativa Criminal Transnacional en la Polica Nacional, que inclua a los delitos cibernticos, financieros y las violaciones a los derechos de propiedad intelectual (https://bit.ly/2yUMV5P; y, https://bit.ly/2tNULZf)

Y hace pocos das (27 de junio), lleg a Ecuador nada menos que Mike Pence, vicepresidente de los EE.UU., quien inclua en su gira diplomtica a Brasil y Guatemala.

Tras reunirse con el presidente Lenn Moreno, el visitante seal: "EE.UU. va a trabajar con ustedes en formas nuevas para enfrentar amenazas a la seguridad, especialmente las amenazas de las organizaciones delictivas transnacionales y del trfico de drogas"; seal que le preocupa la "amenaza especial en nuestra seguridad" y el "colapso de Venezuela", por lo cual pidi que los pases aliados actuaran "para aislar al rgimen de (Nicols) Maduro an ms", aadiendo: "No es el momento de palabras, tenemos que actuar y tenemos que tomar acciones decisivas para restaurar la democracia en Venezuela". Anunci que Ecuador recibira 7 millones de dlares en cooperacin, entre ellos: $1.5 millones para la lucha contra la corrupcin; $ 3.5 millones para la seguridad; $ 2 millones para apoyo a los migrantes venezolanos (https://bit.ly/2Kr1wdM).

Como puede advertirse, de repente Ecuador ha pasado a ser un pas de enorme importancia para las estrategias continentales de los EE.UU. Pero, en el orden econmico? No. Definitivamente, no. El pas tiene un mercado tan pequeo e insignificante para la ms grande potencia del mundo, que el tema econmico no fue prioridad en la visita del vicepresidente Pence, ni en las declaraciones del Subcomandante del Comando Sur, ni en las del embajador Chapman.

Esto no quiere decir que a los EE.UU. deje de interesarle el aperturismo comercial ecuatoriano o la orientacin empresarial del gobierno de Moreno. Para esa gran potencia, el libre mercado, con todas sus implicaciones y consecuencias, tiene un inters geoestratgico y poltico continental, pues Amrica Latina en su conjunto es el gran espacio econmico a potenciar y dominar.

Si se examina con cuidado las distintas fuentes, son varios los funcionarios del frente econmico del gobierno de Moreno, as como altos dirigentes empresariales de las cmaras de la produccin, los que se han lanzado a saludar esta nueva era de relaciones del Ecuador con los EE.UU. como algo espectacular y digno de ser magnificado, tras una dcada (la del corresmo) de distanciamientos, que habra sido nefasta para las relaciones con nuestro socio comercial ms importante, como lo han reiterado a diario.

Tanto el Secretario Particular del Presidente (Juan Sebastin Roldn), como los ministros de Economa y Finanzas (Richard Martnez) y el de Comercio Exterior (Pablo Campana), hablaron de visita positiva, que permitir la generacin de empleo (???); har posible que ms compatriotas puedan vender a los EE.UU. (???); que la produccin nacional se proyecte; habr no solo ms comercio sino asistencia tcnica, financiamiento, acercamiento a los organismos multilaterales (vale anotar que desde el 20 de junio est presente en Ecuador Anna Ivanova, delegada del FMI); y se destac que se ha pedido la reactivacin del Consejo de Inversiones y Comercio (TIC); as como se espera un acuerdo comercial justo y equitativo, aunque no un tratado de libre comercio (TLC) (https://bit.ly/2KyOwTo), trminos algo devaluados que, como se comprender, no conviene que revivan, aunque lo que se aspira es a eso. De hecho, se anunci la conformacin de una delegacin de alto nivel gubernamental que viajar prximamente a los EE.UU. para tratar estos temas econmicos.

El mismo presidente Moreno ha hablado de un Ecuador repleto de oportunidades para los buenos negocios de los inversionistas forneos; ha subrayado a los empresarios que como gobierno nos interesa que sus negocios sean prsperos y dinmicos, porque eso tambin beneficia a todo el Ecuador; y ha declarado: por eso queremos fortalecer nuestras relaciones con pases como Estados Unidos, porque tenemos una antigua y tradicional relacin de buena amistad. (https://bit.ly/2tNrPBj)

En medio de todos los ajetreos para recibir a los visitantes del norte, para engalanarlos y dispensarles las mejores atenciones, y para no herir a nadie con palabras ni discursos que puedan afectar el soado acercamiento entre dos pases casi hermanos, parece que queda en el olvido toda la historia de las relaciones entre EE.UU. y Amrica Latina, desde la poca de Simn Bolvar y el americanismo monrosta en adelante.

En todo caso, lo que ha quedado en claro de la visita del vicepresidente Pence es que a los EE.UU. le interesan otros temas: su seguridad nacional como prioridad, el combate al crimen organizado transnacional, la situacin en la frontera ecuatoriano-colombiana, la cooperacin militar y policial (que ha recobrado espacio e influencia, como ocurra en el pasado de las luchas anticomunistas, las maniobras conjuntas y las asesoras tcnicas y de inteligencia), y, sobre todo, una posicin continental uniforme de aislamiento a Venezuela, para rescatar la democracia y dar solucin a la crisis humanitaria, lo cual no es ms que otra estrategia de bloqueo al pas sudamericano, parecida a la que el gigante capitalista ha practicado por dcadas sobre Cuba. Adems, ha inquietado la posicin ecuatoriana que en la OEA se abstuvo de acordar el cerco o la condena a Venezuela.

Y en esta materia, ha tocado al ministro de Relaciones Exteriores, Jos Valencia, adoptar una posicin ms cauta y menos emotiva que la de sus compaeros ministros del frente econmico. El canciller ha resaltado el dilogo bilateral, ha dado la bienvenida a la cooperacin internacional sobre la zona fronteriza y en materia de seguridad; y ha reiterado la posicin ecuatoriana que sealara, tiempo atrs, el propio presidente Moreno sobre el tema de Venezuela: los problemas de ese pas deben ser resueltos por los mismos venezolanos; se podra pensar en una intermediacin arbitral a travs de las Naciones Unidas, y se debera hacer una consulta popular en Venezuela, que involucre a todos los sectores polticos, tanto del gobierno como de la oposicin.

De este modo, mientras en materia econmica los emocionados ministros y empresarios aspiran al paraso comercial para los buenos negocios con los EEUU, al menos en cuanto a diplomacia, el gobierno ecuatoriano ha logrado mantener una postura relativamente firme y soberana en el tema de Venezuela, aunque su propuesta de consulta popular resulte una injerencia, en medio de una regin en la que sus propios mecanismos de expresin y coordinacin latinoamericanistas como CELAC y UNASUR han sido literalmente paralizados.

Blog del autor: Historia y Presente


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter