Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-07-2018

Ni se investiga, ni se preparan especialistas en organizacin del trabajo y los salarios en Cuba

Lzaro Gonzlez Rodrguez
El Estado como tal (Blog)


Poner la ciencia en lengua diaria:

he ah un gran bien que pocos hacen.

Jos Mart


Durante los ltimos decenios, la investigacin cientfica del trabajo y la preparacin de especialistas en organizacin del trabajo y los salarios ha sido nula, al extremo que en el 2012 la Comisin de Implantacin de los Acuerdos del Partido y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social disuelven el Instituto Nacional para la Investigacin Cientfica del Trabajo con la indiferencia del CITMA; decisin, en mi criterio, totalmente inaudita, errnea e inslita. Es incomprensible que en un pas socialista donde existen cientos de institutos y centros para investigar dismiles temas, el trabajo, fundamento de toda sociedad, no merezca una institucin slida para investigarlo. Si a ello le agregamos que el 99% de quienes dirigen los recursos humanos a todos los niveles carecen de los conocimientos idneos sobre la materia, no hay dudas que se le ha dado la espalda a la optimizacin del trabajo.

Esta situacin ha provocado, entre otros aspectos, lo siguiente:

A. Relacionados con la eficiencia del trabajo.

  • Desestmulo laboral que provoca disminucin de la productividad del trabajo y otros indicadores de eficiencia.
  • Deficiencias en la organizacin del trabajo en la mayora de los centros laborales.
  • Disminucin de la calidad de las producciones y los servicios.
  • Incongruencias graves en la organizacin del salario.
  • Incremento de las indisciplinas laborales.
  • Alta tasa de fluctuacin de la fuerza de trabajo.
  • Plantillas sin fundamento alguno.
  • Normas de trabajo fijadas para que el trabajador gane ms, etc.

B. Relacionadas con la fuerza de trabajo.

  • Los individuos, fundamentalmente los jvenes, pierden inters en la temtica.
  • Los poqusimos investigadores se dedican a otros menesteres.
  • Los poqusimos especialistas en organizacin del trabajo se dedican a otros menesteres.
  • No existe el relevo para esta actividad.
  • Disminuyen sensiblemente los valores tico-morales.

C. Relacionados con la documentacin emitida por los organismos superiores de direccin.

  • Algunas expresiones que aparecen en los documentos, leyes, decretos, resoluciones, etc., son incompatibles con la teora, marxista-leninista.
  • En los documentos mencionados se nota la superficialidad y el desconocimiento de las tcnicas de organizacin del trabajo y los salarios.
  • Se ha otorgado a las empresas facultades que no les corresponden, sino al Gobierno y al Estado.

RECOMENDACIONES

  1. Elaborar y aplicar con carcter paulatino la Reforma General de Salarios, la cual debe, por una parte, elevar los salarios que actualmente no se corresponden con el costo de la vida, y dotar al sistema de elementos que propugnen el crecimiento de la productividad y dems indicadores de eficiencia a la vez que coadyuve a la formacin del hombre en todos sus aspectos.
  2. Reconsiderar la decisin adoptada sobre el Instituto de Investigaciones Cientficas del Trabajo.
  3. Implementar cursos en los diferentes grupos y empresas sobre organizacin del trabajo y los salarios, as como lograr que se adopten las mismas medidas a nivel de la enseanza tcnico-profesional y las universidades.
  4. Evaluar los conocimientos que poseen los directores de Recursos Humanos a todos los niveles sobre organizacin del trabajo y los salarios, en caso de resultar insuficiente dicha evaluacin, fijar los cursos que deben pasar para adquirir la preparacin necesaria.
  5. Revisar el Cdigo de Trabajo y su Reglamento librndolo de incongruencias y superficialidades en el tratamiento de algunas cuestiones.

NOTA SOBRE EL AUTOR:

Lzaro Gonzlez Rodrguez. Doctor en Ciencias Econmicas y Profesor Titular Adjunto de la Universidad de La Habana. Miembro de Honor de la Asociacin Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC). Desde 1961 hasta 1981 labor en el Ministerio del Trabajo en la esfera de la organizacin del trabajo y los salarios, ocupando, entre otros cargos, los de Director de Salarios, Viceministro y Director fundador del Instituto Nacional para la Investigacin Cientfica del Trabajo. En 1981 y hasta el ao 2003 labora en el Ministerio de Industria Bsica ocupando los cargos de Director Econmico en la Unin de la Goma (1981-1984), Director de la Empresa de la Goma Conrado Pia (1985-2000) entidad laboratorio del MTSS y primera en aplicar el perfeccionamiento empresarial en el pas. A partir de 2001 y hasta 2003 realiza actividades de asesoramiento en la esfera de la organizacin del trabajo y los salarios en el organismo central. Actualmente labora como consultor. Es presidente fundador de la Sociedad de Estudios del Trabajo de la Asociacin Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC). Desde su fundacin hasta 2009 fue miembro del Tribunal de Grado Cientfico de Economa Aplicada. Autor de varios de los libros ms sobresalientes publicados en Cuba sobre cuestiones relativas a la organizacin cientfica del trabajo, los salarios, la productividad, y los estmulos materiales y morales.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2018/07/01/1533/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter