Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-07-2018

Entre sequas y diluvios, Cuba busca manejar mejor su agua

Patricia Grogg
IPS Cuba


Una tubera de polietileno de alta densidad a medio instalar en una cntrica avenida del municipio de Centro Habana, que va a integrar las nuevas redes hidrulicas de suministro de agua potable para los residentes de la capital de Cuba. Crdito: Jorge Luis Baos/IPS

LA HABANA, 27 jun 2018 (IPS) - Si disfruta diariamente de un buen bao y cada vez que abre los grifos de su hogar sale agua, comience a sentirse privilegiado. Hay lugares en el mundo donde ese recurso vital para la vida de las personas y del planeta se torna da a da ms escaso y las previsiones para el futuro son dramticas.

Un estudio de la Administracin Nacional de la Aeronutica y del Espacio, ms conocida como la NASA, que abarca desde 2003 hasta 2013, refleja que los mayores acuferos subterrneos del mundo se estn agotando de manera alarmante, como resultado de que durante ese perodo se extrajo ms agua de la repuesta.

La situacin es bastante crtica, ha insistido Jay Famiglietti, cientfico de la NASA, al profundizar sobre el tema en publicaciones especializadas de su pas. En opinin de este experto los problemas con el agua subterrnea se ven agravados por el calentamiento global debido al fenmeno del cambio climtico.

Lejos de disminuir, el impacto de las variaciones climticas tambin se deja sentir en mayores cambios en el rgimen de lluvias, con graves consecuencias para las naciones caribeas que dependen fundamentalmente de las precipitaciones. En Cuba y otros pases del Caribe insular, en particular, se han hecho ms intensos los perodos de sequa.

Hay un decrecimiento paulatino en la disponibilidad de agua a causa de la disminucin de las lluvias, el deterioro de la calidad del agua y una mayor evaporacin debido a elevacin de las temperaturas, coment a IPS en una entrevista Antonio Rodrguez, vicepresidente del Instituto Nacional de Recursos Hidrulicos (INRH).

El huracn Irma que en septiembre de 2017 recorri casi todo el archipilago cubano contribuy al alivio de una sequa que por unos tres aos mantuvo sedientas a personas y campos del pas. La actual temporada lluviosa que se extiende hasta noviembre, comenz en mayo con la tormenta Alberto y ha sido prdiga en precipitaciones que an no cesan.

Hemos podido evaluar que el cambio climtico es real. Vivimos 38 meses de intensa sequa y luego lluvias muy superiores a la media, resumi el directivo de la entidad estatal encargada de las aguas terrestres de Cuba.