Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2018

Notas desde la frontera entre Estados Unidos y Mxico (IV)
La migracin es un camino de sufrimientos a menudo sin recompensa

Iaki Estvaliz
Rebelin

Testimonio de Juan Ral Rivera, trabajador de la construccin hondureo que intent migrar a EE.UU.


Alojado en la Casa del Migrante, Rivera solo espera volver a reunirse con su familia -Foto: Hilda Sotelo.

Ciudad Jurez (Mxico) - Juan Ral Rivera es un hondureo que no ve a sus tres hijas desde que hace dos aos y medio comenz un camino hacia EE.UU. de sufrimientos que no se van a ver recompensados. Ahora trata de volver a casa, con las manos vacas, pero decidido a no volver a separarse ms de su esposa y sus hijas.

En la Casa del Migrante, en Ciudad Jurez, me cuenta que lleg a Chiapas, en el sur de Mxico, ya sin dinero, donde en Palenque, junto a otros 1.500 inmigrantes, abord el tren conocido como La Bestia, en el que cada ao medio milln de centroamericanos arriesgan sus vidas viajando sobre los techos de los vagones en el intento de atravesar el territorio mexicano en direccin a EE.UU. Rivera haba salido de Honduras "con la intencin de llegar a EE.UU. para un mejor futuro para la familia. Con pobreza y todo logramos guardar unos centavitos para salir hasta Palenque y de all para ac en el tren que le llaman La Bestia".

Los inmigrantes arriesgan sus vidas al abordar el tren en marcha. Rivera vio como muchos de sus compaeros perdan extremidades "por querer agarrar el tren uno empucha a otro y si no se engancha bien en la escalera el tren en vez de botarlos para afuera los chupa para adentro".

Durante el trayecto, los inmigrantes se la pasan "sufriendo por el fro y el sueo", porque tratan de no quedarse dormidos para no caerse al ser azotado por una rama "que nos puede tumbar" o con los movimientos de los vagones.

"Las vas por all hasta Veracruz estn muy malas. Los vagones se van bamboleando para todos lados y es bien terrible", recuerda Rivera rodeado de las figuras de vrgenes, cristos y cruces de la Casa del Migrante, adornados con los brazaletes y tarjetas de identificacin de los centros de detencin de EE.UU. que, junto cartas y documentos personales, han ido dejando all las personas que han sido asistidas en el refugio.

El recorrido en La Bestia se hace con el temor a ser asaltados por delincuentes, pero tambin de ser extorsionados por la polica de Mxico. "Cuando nos encuentran, la polica que sea, la local, la estatal, la federal, nos paran y si no les damos lo nico que tenemos, lo que ha ido uno pidiendo en el camino, y si no le da uno el dinero pues esa es la amenaza, que si no se lo das, nos van a deportar. S se sufre, se sufre mucho", insiste.

Llegando a Veracruz, en un lugar apartado y solitario, a la una de la madrugada, el tren se detuvo y unas treinta camionetas con muchas luces comenzaron a rodearlo. Los inmigrantes bajaron "espantados" y se alejaron corriendo del tren temiendo que fueran secuestradores. Pero no eran secuestradores, eran asaltantes del tren. Muchos hombres bajaron de las camionetas, subieron al tren, lo saquearon, cargaron las camionetas y se fueron con las luces apagadas".

Los inmigrantes tuvieron que esperar al prximo tren, en el que volvieron a arriesgar sus vidas tratando de abordarlo en marcha. "Luego uno llega aqu a la frontera y como uno no tiene dinero para pagar a un pollero (o coyote: el que ayuda a pasar la frontera a cambio de dinero) para cruzar al otro lado, cuando llega ac nuevo le vienen: oye mira mntate una maleta. Y uno con la intencin de llegar de una vez pues dice: s vamos", reconoce Rivera.

"Y me agarraron con la dicha maleta all, que llevaba droga, y me dieron dos aos y medio de prisin, me sentenciaron a dos aos y medio, pero como es el 85 por ciento, solo hice 25 meses y medio", recuerda.

Rivera cumpli los 25 meses y medio en la prisin La Pinta en Tucson, Arizona, pero se siente afortunado de estar vivo. Dice que a muchos a los que los narcotraficantes utilizan para pasar droga por la frontera "cuando vas a entregar la maleta los matan para no llevarlos a su destino o para no pagarles. Esa gente no tiene compasin, no tiene misericordia".

"Es lo que le quiero decir, aqu uno no trae nada que ganar, todo es pura prdida", subraya. Ahora, el hondureo espera en la Casa del Migrante a estar al menos uno o dos meses en Mxico para poder entregarse a las autoridades de migracin mexicanas y que lo deporten en el sur, porque no tiene dinero para atravesar Mxico por su cuenta en camin.

En la Casa del Migrante le han dado trabajo algunos das y ha conseguido reunir un poco de dinero para el viaje de regreso a casa, pero teme que las autoridades de inmigracin se lo quiten cuando se entregue.

Explica que en Honduras, "un pas pobre, de bajos recursos, hay trabajo, yo era constructor, pero no le pagan a uno lo que es, no lo necesario para vivir. Imagnese que le pagan a uno 1,500 lempiras y con tres hijas, mi esposa y yo. Y un pantaln, de los baratos, me est costando 400 y somos 5, y los tiles, la comida y todo eso. Eso es lo que es pasando, por eso mucha gente se viene para ac y mucha gente muere, mucha gente en el camino ya no vuelves a verlos: los secuestran, los matan, se mueren en el tren".

Rivera es un hombre cansado que quiere regresar a su "casita" con sus tres nias. Dice: "Tengo una hija que este ao se grada en carrera, una en colegio y la otra en escuela. Uno por eso es que viene ac a sufrir, porque este camino es puro sufrimiento, aqu no hay nada que ganar. Se puede ganar una vez que se cruza, ya logrando cruzar ya tiene una ganancia, se sabe que econmicamente mejora la familia". Pero son muchos los que no lo consiguen.

Rivera no se plantea volver a intentar cruzar la frontera hacia EEUU. Si lo atrapan las autoridades, aunque no lleve drogas, le toca cumplir otros dos aos de prisin automticos por haber entrado por segunda vez y tener expediente criminal.

"Necesito ms a mis hijas all aunque sea trabajando por lo poquito. Es mi intencin, ya lo tengo pensado, entregarme para que me deporten".

Notas desde la frontera entre EE.UU. y Mxico, Primera parte: http://rebelion.org/noticia.php?id=243599

Segunda parte:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=243647

Tercera parte:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=243746

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter