Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2018

Por qu Trump prefiere encarcelar a los migrantes en vez de deportarlos?

Nazann Armanian
Pblico




Vista del interior del Centro de Internamiento de la Oficina de Aduanas y Proteccin Fronteriza, en McAllen. EFE

Tras recibir duras crticas por encerrar en jaulas a los nios migrantes separndoles de sus progenitores, Donald Trump rectific: los encerrar juntos. Es la segunda vez que el presidente cambia de opinin sobre el tema: durante la campaa electoral prometi deportar a todos los extranjeros criminales y salvar vidas estadounidenses, pero, tras recibir una donacin de 475.000 de dlares de las dos gigantes penitenciarias, el Grupo GEO y CoreCivic, descubri el negocio que puede haber al encerrar a ocho millones de personas sin papeles.

Eso no se le ocurri a Franklin Roosevelt cuando en 1939 rechaz el barco St Louis que transportaba a cerca de 900 judos que haban escapado de la Alemania nazi. Al menos 200 de ellos fueron asesinados ms tarde en el Holocausto; eso s, despus de la guerra, el Departamento de Inmigracin dio papeles a cientos de criminales nazis, como Otto Von Bolschwing o Arthur Rudolph, as como trabajo y buenos sueldos en los servicios de inteligencia.

As ha evolucionado la mirada interesada hacia la suerte del ser humano cautivo: en los textos sagrados de las religiones abrahmicas est ausente el concepto de prisin. Era una estupidez mantener durante aos a grupos de personas encerrados, en el contexto de la escasez de alimentos en los inclementes desiertos. Por lo que los castigos consistan en el latigazo, la mutilacin o la muerte.

Un migrante bueno es un preso

No es un bulo que Trump haya deportado a menos migrantes que Obama. ste expuls en 2012 a unas 34.000 personas al mes, mientras que Trump deport a tan slo 17.000 personas (2017). Luego, en vez de acabar con las violaciones de los derechos de los migrantes, puso en marcha la oficina de las Vctimas de Delitos Cometidos por los Migrantes. Pocos das despus de las elecciones, en este pas donde las prisiones cotizan en bolsa, los precios de las acciones de GEO Group subieron un 21% y las de CoreCivic, un 43%. Las dos empresas tuvieron el ao pasado un beneficio de 4.000 millones de dlares. Pero, cmo?

Con el 5% de la poblacin mundial, EEUU alberga a cerca del 25% de todos los presos del mundo (unos 2,2 millones), por encima de China, que, con una poblacin cuatro veces mayor, tiene 1,6 millones reclusos.

Desde la Administracin Regan, leyes como la que trata sobre el abuso de las drogas, la Patritica del 2001, o la de Inteligencia y Prevencin del Terrorismo del 2004, han llevado a millones de personas llamadas enemigas de la comunidad a las mazmorras: en el periodo entre 2007 y 2014, las ganancias de GEO Group subieron de 42 millones de dlares a 144 millones.

Las medidas de Trump



-Anular el memorando del Departamento de Justicia de la era Obama que pona fin al uso de prisiones privadas por parte del Estado.

-Cambiar la poltica de detencin-deportacin en la misma frontera, por la de detencin en el interior, que implica dedicarse a la caza de los migrantes indocumentados ya asentados, familias enteras procedentes de Mxico, Amrica Central, India y China.

-Enviar a los detenidos a las crceles privadas, que ya albergan el 73% de todos los presos del pas. En 2005, acogieron slo al 25%.

-Pedir en 2017 un presupuesto de 2.200 millones de dlares al Congreso para el Servicio de Inmigracin y Control de Aduanas (CIE), que estimaba detener a 51.000 personas por da en 2018, un aumento de 10.000 personas respecto al ao anterior.

-Invertir en la rehabilitacin de las bases militares para convertirlas en campos de concentracin de extranjeros: la Marina construir campos militares para encarcelar a 120.000 personas indocumentadas. La base Naval Weapons Station Concord de California, por ejemplo, albergar a 47.000 inmigrantes.

-Eliminar el derecho a ser liberados bajo fianza hasta el juicio para los solicitantes de asilo y los que han recibido la orden de expulsin.



La pgina de Detention Watch Network, dedicada a los derechos de migrantes, echa humo, dolor y rabia. Dichas medidas han causado la disminucin de las denuncias de las mujeres migrantes por maltrato (en Arlington, Virginia, hasta un 80%) por el temor a ser detenidas. Viven bajo un rgimen de terror dentro y fuera de su casa.

Un negocio redondo

Las empresas carceleras reciben del Estado 127 dlares al da por cada interno, pero, adems, existen otras dos formas de sacar ms provecho econmico de ellos: por un lado, explotarlos y expoliarlos, y, por otro, fabricar productos destinados a mantenerlos encerrados.

As, la corporacin propiedad del Gobierno, Federal Prison Industries (FPI), emplea a unos 15.000 presos con salarios de 23 centavos la hora fabricando productos de todo tipo: desde ropa militar hasta paneles solares, que luego vende al Pentgono y a otras agencias federales. Los ingresos de FPI en 2015 fueron de 900 millones de dlares. La competencia desleal de las empresas grandes que han trasladado sus trabajos a las crceles ha arruinado a otras pequeas, como denuncia American Apparel, que tuvo que despedir a 175 trabajadores, o como Power Source, que prescindi de sus 260 empleados. La nica forma de que los trabajadores recuperen sus empleos es ir a la crcel, deca Kurt Courtney, el director de la Asociacin Estadounidense de Ropa y Calzado. En 2016, el GEO Group fue acusada de obligar a los detenidos en la prisin Aurora, en Colorado, a trabajar gratis y amenazndoles con el confinamiento solitario si se negaban.

Las mil maneras de desvalijar a los presos



-La empresa telefnica Securus Technologies gana 1.200 millones al ao en las prisiones, gracias a que una llamada breve puede costar hasta 10 dlares.

-Algunas prisiones han reemplazado las salas de visitas en persona por los terminales de videoconferencias, cuya empresa cobra hasta 30 dlares por utilizar 40 minutos el servicio.

-Corizon Health, la mayor firma de atencin mdica de prisiones de EEUU, que atiende a 300.000 presos, gan en 2014 unos 1.400 millones de dlares, a pesar de acumular denuncias por negligencia, utilizar personal no profesional, o dejar sin agua y comida a los reclusos con enfermedades terminales durante das. Claro, hay que maximizar los beneficios, reduciendo los costos.

-Las tiendas en las prisiones tambin pertenecen a grandes empresas, que venden sus productos a precios hasta cinco veces ms caros que fuera.

-En varias prisiones de Nueva York regalaron 50.000 tabletas a los presos, tras requisar sus televisores y radios. Pronto se enterarn de que para disfrutar del nico medio de ocio que les han dejado deben pagar: ya sea por un Skype con los familiares o por descargar un libro o una cancin.

-La compaa JPay cobra una comisin de un 10% por las transferencias de dinero entre los presos y sus familias.

-Algunos centros se quedan con parte del dinero de la herencia o de la venta de un bien de los presos, para costear los gastos del condenado.



Claro que ni las rejas ni las vallas con pas y concertinas han sido colocadas para impedir la circulacin del dinero.

De este negocio tambin se enriquecen los fabricantes de vehculos de transporte de prisioneros, sistemas de radar, cmaras, barreras electrnicas, camisas de fuerza, monos de presos, alimentos, medicamentos, o los laboratorios, entre otros.

As, han hundido a millones de familias en la miseria absoluta: y no slo por perder a quienes llevaban pan a casa, sino tambin por lo que cuesta en EEUU tener a un preso en la familia. Hay muchas maneras de matar. Deca Bertolt Brecht:

Hay muchas formas de asesinar

Pueden meterte un cuchillo en el vientre.

Quitarte el pan.

No curarte de una enfermedad.

Meterte en una mala vivienda.

Empujarte hasta el suicidio,

Torturarte hasta la muerte por medio del trabajo,

Llevarte a la guerra, etc

Slo algunas estn prohibidas en nuestro Estado.

En 1984, Ronald Reagan prepar el Plan Rex 84 para poner a prueba la capacidad del Gobierno para detener a grandes masas en caso de revueltas sociales: hoy tanto los migrantes como cualquier ciudadano puede ser y es objetivo de los empresarios mafiosos alojados en el poder poltico.

Fuente: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/4991/por-que-trump-prefiere-encarcelar-a-los-migrantes-en-vez-de-deportarlos/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter