Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2018

AMLO: La disyuntiva

Alejandro Teitelbaum
Rebelin


En cambio, la mayora de los medios coinciden en destacar la ambigedad del discurso del futuro presidente con una tendencia claramente centrista y su alianza con grupos y personas de orientacin conservadora.

No obstante, el triunfo de AMLO es un acontecimiento importante para Mxico, pues puede abrir una pequea brecha estimulando tentativas para comenzar a cambiar la situacin extremadamente penosa, agravada en los ltimos tiempos, que sufren las clases populares mexicanas.

A principios de 2015 escrib una nota titulada Pobre Mxico, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos, que puede encontrarse en https://www.alainet.org/es/active/79762 y en otros sitios.

Fue el resultado de mis intercambios con sindicalistas, campesinos, familiares de desaparecidos/asesinados, profesionales, trabajadores/as de las maquiladoras, activistas, etc y de la documentacin que pude recoger durante mi estada en Mxico DF y Ciudad Jurez como participante en una de las sesiones del Captulo Mxico del Tribunal Permanente de los Pueblos.

En la nota deca : Se estima en 80.000 el nmero de asesinados y desparecidos en Mxico en el ltimo decenio.Una buena parte de las vctimas son mujeres, mayoritariamente jvenes, o emigrantes centroamericanos en trnsito por Mxico con la esperanza de entrar a los Estados Unidos, indgenas, trabajadores y tambin gente de clase media, estudiantes, periodistas, profesionales, etc. Entre las mujeres se cuentan muchas vctimas de agresiones sexuales que terminan en homicidio y entre los victimarios estn los traficantes de drogas, miembros de las fuerzas armadas y policiales y tambin en algunos casos las parejas de las vctimas. Dentro de esta criminalidad cotidiana ejecutada, promovida, fomentada o tolerada por el Estado, en materia de represin estatal y paramilitar contra estudiantes, indgenas, campesinos - hombres, mujeres y nios- en la memoria de los mexicanos han quedado grabados, entre otros, cuatro nombres y cuatro fechas: Tlatelolco 1968, Aguas Blancas 1995, Acteal 1997 y Atenco 2006. Este aspecto tan brutal y dramtico, y por ello ms visible de la realidad mexicana, es parte y resultante de una serie de factores sinrgicos que componen un cuadro de descomposicin de las instituciones y de la sociedad mexicanas.

Segua diciendo :

Por ejemplo en Ciudad Jurez (los asesinados por ao se cuentan por miles), fronteriza con la ciudad de El Paso de los Estados Unidos, muchas mujeres trabajan en las maquiladoras en condiciones laborales penosas (salarios nfimos y horarios prolongados) con el agravante de la inseguridad: viajan al trabajo de madrugada, en parte en mnibus y en parte a pie, caminando en zonas prcticamente desrticas cuando todava no hay luz de da y vuelven a sus domicilios ya de noche en las mismas condiciones. Algunas de ellas son atacadas y desaparecen. A veces se encuentran sus cadveres y a veces no.

La permeabilidad fronteriza, que proporcion trabajo a numerosos mexicanas/os pero en condiciones laborales miserables, aument de manera considerable con el Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN, NAFTA en ingls) , entre Estados Unidos, Canad y Mxico, que entr en vigor el 1 de enero de 1994. La subordinacin de Mxico a su vecino del Norte resultante del TLCAN se complet en 2005 con la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de Amrica del Norte (ASPAN).

Y simultneamente con esta permeabilidad aument en proporciones enormes el trfico de drogas desde Mxico hacia los Estados Unidos, lo que dio lugar a la formacin de poderosas mafias de narcotraficantes que se disputan de manera violenta y sanguinaria el control del negocio, lo que explica, en parte, las matanzas cotidianas. A ello se suma que dichas bandas proponen a los centroamericanos que transitan por Mxico teniendo por objetivo los Estados Unidos que transporten drogas a dicho pas. Es decir que trabajen para ellos como mulas. Y si stos se niegan los asesinan. Lo que explica el frecuente hallazgo de grupos de cadveres mutilados e inidentificables. Lo mismo suele ocurrir con mujeres mexicanas cuando se niegan a trabajar como mulas para los narcotraficantes.

Fast and fourious (rpido y furioso) no es slo un film sino es tambin el nombre de uno de los programas con que los Estados Unidos, a travs de funcionarios de la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives -ATF), ha contribuido a la lucha contra el trfico de drogas en Mxico, como parte de la Iniciativa Mrida. Ha consistido en permitir e incluso alentar el trfico ilegal de gran cantidad de armas de todo tipo de Estados Unidos a Mxico destinadas a los narcotraficantes. La explicacin de este procedimiento, por lo menos original, supuestamente destinado a combatir a los narcotraficantes, fue que siguiendo la pista de las armas se localizara a los narcotraficantes. El resultado fue que se perdi la pista de la gran mayora de las armas, las que quedaron en manos de los mafiosos.

el trfico de drogas es una de las principales fuentes de beneficios de una pirmide que tiene su base en el pequeo dealer de barrio y las bandas locales y su cspide en el gran capital transnacional.

Las cosas han evolucionado de manera tal que se puede decir que Mxico que es un Estado de larga tradicin semicorporativa - est dirigido por una trada interconectada por numerosos vasos comunicantes, formada por funcionarios gubernamentales, administrativos, judiciales y de las fuerzas armadas de todos los niveles, incluidos los ms altos, totalmente corrompidos, por las mafias de los narcotraficantes y por la oligarqua local subordinada al capital transnacional. Esto, naturalmente, tiene graves consecuencias para el conjunto de la sociedad mexicana y sus instituciones.

Las modalidades de un Estado corporativo se reflejan claramente en Mxico en materia de derechos sindicales de asociacin y de negociacin colectiva de los trabajadores.

La autoridad laboral, ejercida por la Secretara de Trabajo a nivel nacional y a nivel local por Juntas locales, restringe los derechos de asociacin, de acceso a la justicia y de debido proceso al imponer requisitos al margen de la ley, al intervenir en los programas de trabajo y las acciones de las organizaciones, al exigir la modificacin de sus normas internas para la eleccin de sus dirigentes y para el reconocimiento de su personalidad jurdica, vindose con ello seriamente afectado el principio segn el cual las organizaciones sindicales pueden existir a partir de la voluntad de quienes las constituyen. Con ello provoca la desarticulacin sistemtica de organizaciones sindicales que no se someten al poder, lo que se lleva a la prctica mediante los sistemas de registros, de tomas de nota y de radio de accin, mencionados en la ley pero sin especificacin alguna.

El registro sindical que es una especie de autorizacin para la existencia legal de un sindicato, es negado sistemticamente a organizaciones independientes con argumentos tales como errores de redaccin en su documentacin de solicitud del registro.

La toma de nota, que es un documento que otorga personalidad jurdica y reconoce a los representantes sindicales, es negada con argumentos similares a los del registro sindical, aun cuando la organizacin ya est registrada. Esto implica que la organizacin cae en una total indefensin jurdica, tal como ocurri con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) o el sindicato minero, de modo que con esta maniobra la autoridad se adjudica la capacidad de reconocer o desconocer a las dirigencias sindicales, sin importar que hayan sido elegidos por los miembros de dichas organizaciones.

El Secretario de Trabajo otorga registros sindicales a personas de su confianza y propicia la firma de Contratos Colectivos de Trabajo, conocidos como Contratos Colectivos de Proteccin Patronal, que ponen en relacin a las empresas multinacionales que llegan al pas con los titulares de dichos registros, que son verdaderos sindicatos-fantasma.

El 90% de los Contratos Colectivos de Trabajo (CCT) registrados en las Juntas de Conciliacin y Arbitraje, son Contratos de Proteccin Patronal; es decir son una simulacin, pues estn firmados y gestionados por un supuesto lder sindical al margen de los trabajadores quienes, la mayora de las veces, ignoran que estn encuadrados por un CCT y ni siquiera saben que estn afiliados a un sindicato. Estos contratos de proteccin patronal permiten una mayor flexibilidad laboral pues slo incluyen las condiciones mnimas previstas en la ley, y no necesariamente se cumplen en la prctica. Aseguran un control absoluto sobre los trabajadores por parte de la patronal a costa de la libertad sindical y los derechos de los trabajadores.

Estos sindicatos corporativos y de proteccin patronal no abarcan todos los sectores de la industria y los servicios, pues en algunos de ellos subsisten sindicatos independientes. Y es as que el Estado se ha dado a la tarea de atacar al sindicalismo independiente desde varios frentes. El ms utilizado y que mejores frutos rinde es el ataque por medio de las instituciones encargadas de la justicia laboral, la Secretara del Trabajo y Previsin Social y las Juntas Local y Federal de Conciliacin y Arbitraje, cuyas prcticas se encaminan a negar la existencia de nuevas organizaciones independientes, a entorpecer la existencia de las ya establecidas y a actuar para desaparecer a las consolidadas, principalmente en sectores estratgicos de la economa nacional.

Con estas herramientas el sistema desarticula organizaciones que adems de no estar inmersas en el sistema de control corporativo, implican un serio obstculo para privatizar industrias estratgicas, como ocurre con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME),

Adems, una de las ms viejas prcticas y de las ms utilizadas para someter a los trabajadores es el uso de bandas de personas dedicadas a atentar contra la integridad fsica de los trabajadores. Estas bandas de golpeadores operan cotidianamente en las Juntas de Conciliacin en contubernio con funcionarios, con abogados, con patrones, con sindicatos y con fuerzas de seguridad.

Los sindicatos corporativos, los contratos de proteccin patronal, la precarizacin, los bajos salarios, el desempleo, la represin a los trabajadores y a los sindicatos independientes, son la alfombra roja tendida por el Gobierno mexicano a la invasin del capital transnacional, con su secuela de privatizaciones de industrias y servicios fundamentales para la economa mexicana.

El 10 de octubre de 2009, para matar dos pjaros de un tiro, iniciar un proceso de privatizacin de la energa elctrica y golpear duramente al Sindicato Mexicano de Electricistas, Felipe Caldern, entonces presidente de Mxico, hizo ocupar con la polica y el ejrcito la empresa pblica Luz y Fuerza del Centro que provee de electricidad al Distrito Federal y regiones vecinas- y horas despus decret la extincin de la misma, el traspaso de su gestin a la Comisin Federal de Electricidad (CFE) y el despido de 44000 trabajadores. El despido a quienes estaban trabajando en la empresa en el momento de la ocupacin militar policial les fue notificado de una manera muy singular: amenazndolos con sus armas, la tropa los intim a abandonar el puesto inmediatamente. Aunque despus muchos de ellos fueron obligados a seguir trabajando para asegurar el servicio elctrico. La explicacin gubernamental para decretar la extincin de Luz y Fuerza del Centro fue la habitual en estos casos: la creciente ineficiencia de la empresa, ocultando el hecho de la falta de inversiones estatales destinadas a modernizar las instalaciones. Lo que no pudo justificar de ninguna manera el Gobierno fue el despido de 44000 trabajadores, amparados por el derecho a continuar trabajando bajo el nuevo patrn. Tal derecho les fue reconocido por el Tribunal Colegiado de Circuito en Materia del Trabajo, fallo que fue revocado por la Suprema Corte de Justicia de la Nacin. a peticin del Poder Ejecutivo, en enero de 2013.

Con las reformas constitucionales y legislativas de 2013 y 2014 efectuadas bajo el actual gobierno de Pea Nieto, se ha emprendido, en efecto, la privatizacin de los principales recursos naturales mexicanos.

En Sembrando viento, una publicacin del Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (http://www.biodiversidadla.org/Portada_Principal/Recomendamos/Sembrando_...) puede leerse:

El Estado mexicano, habiendo emprendido hace aos las reformas estructurales que los tratados de libre comercio hicieron inamovibles y cada vez ms coercitivas, ha decidido impulsar unas reformas energticas que entregarn al capital extranjero riquezas naturales (gas, petrleo, electricidad, agua y minera), y la infraestructura correspondiente para extraerlas. Segn datos del investigador Juan Danell estas riquezas representan ms del 50% del producto interno bruto (PIB).El paquete de reformas constitucionales, leyes y reglamentaciones que abrirn el sector a la iniciativa privada, a la inversin extranjera directa, no slo rompen la supuesta custodia estatal de los bienes de la Nacin (aunque en varios apartados de los artculos se insista en que no es as, y que el Estado mantendr la supervisin y el cuidado central sobre los recursos naturales, que ha tenido desde 1917). De hecho estas reformas rompen con el concepto mismo de propiedad originaria de la nacin que fue una innovacin del constitucionalismo mexicano y que aun hoy es una pieza clave en la defensa de los derechos territoriales de pueblos y comunidades.

En la misma publicacin se describe cmo desde la contrarreforma agraria de 1992 se est destruyendo la principal conquista de la Revolucin Mexicana de 1910 que distribuy la tierra a millones de campesinos bajo la forma de ejidos y comunidades agrarias.

Una correcta sntesis de la situacin mexicana actual puede encontrarse en:

Carlos Fazio, AMLO y el poder real, La Jornada, Mxico, 2 de Julio de 2018: http://www.jornada.com.mx/2018/07/02/opinion/027a1pol

 

Y mucha informacin pertinente en:

BBC Mundo Noticias. 3/7/18

Las 3 bombas de tiempo que Lpez Obrador hereda como sucesor de Enrique Pea Nieto en Mxico

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-42334420

Hoy formulo una pregunta (retrica porque la respuesta es obvia) : El gobierno de AMLO podr cambiar algo sin la participacin y el protagonismo conciente, activo y organizado de las clases populares mexicanas y convencidas de la necesidad de cambios radicales econmicos, sociales e institucionales?

Si ello no ocurre (lo que no avanza decididamente se estanca y retrocede) al futuro Gobierno de AMLO le aguarda el triste destino de otros Gobiernos progresistas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter