Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-07-2018

Un aplazamiento en la decisin sobre el ATC abrira la puerta a que un nuevo gobierno relanzara el proyecto
Lo ms sensato es parar ya el Almacn Temporal Centralizado para residuos radioactivos

Rebelin

La Ministra Ribera vincula la continuidad del ATC de Villar de Caas al cierre de las centrales nucleares. Pero las graves deficiencia de los terrenos justifican el cierre del ATC, independientemente del futuro de la energa nuclear


En declaraciones pblicas, la Ministra para la Transicin Ecolgica, ha expresado la necesidad de conocer a fondo los nmero de la energa nuclear (los costes del cierre de las centrales y de la gestin de sus residuos en diferentes escenarios) antes de tomar una decisin sobre el momento del desmantelamiento. As mismo, vincula este calendario de cierre a la decisin sobre el ATC de Villar de Caas.

Pero tanto esta Plataforma, como numerosos colectivos ciudadanos, partidos polticos e incluso el Colegio de Gelogos, han alzado, en repetidas ocasiones, la voz de alarma sobre riesgo que supondra la construccin del ATC en los terrenos elegidos junto a la poblacin de Villar de Caas (Cuenca). Adems, esta ineptitud geolgica la conoce de primera mano Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE, cuando fue consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). En esa ocasin (julio de 2015) se opuso al informe que daba el visto bueno a la autorizacin previa o de emplazamiento del ATC, precisamente por las deficiencias de los terrenos y emiti un voto particular

El Real Decreto 1836/1999 por el que se aprueba el Reglamento sobre instalaciones nucleares y radiactivas., da potestad al titular de energa del gobiernos central (en este caso la Ministra Ribera) a tomar la decisin sobre cada una de las 3 autorizaciones necesarias para poner en marcha el ATC. De esta manera, una siempre orden ministerial, dara al traste con el proyecto sin necesidad de pasar por el Consejo de Ministros.

Esta denegacin de autorizacin debe estar motivada, pero nadie puede dudar que tomar una decisin sobre el ATC de Vilar de Caas, es una prerrogativa del gobierno central. As lo avala la sentencia de la audiencia nacional de 14 de julio de 2011 sobre el cierre de la CN de Garoa a pesar de contradecir (como en el caso del ATC) el informe del CSN que permita prolongar su funcionamiento.

En caso de que Ribera denegara la autorizacin al ATC, en nada prejuzgara sobre si, en un futuro, se optara por otra ubicacin para el ATC o bien renunciar definitivamente a l y dejar los residuos temporalmente en almacenes individuales junto a las centrales nucleares, tal y como se est haciendo, poco a poco en Espaa. Esta ltima opcin, es la elegida en pases como EE.UU. (que no tiene ATC) y adems ahorrara al "Fondo para la financiacin de las actividades del Plan General de Residuos Radiactivos" 2.800 millones que cuesta (segn Enresa) el ATC, as como unos 100 millones ms (segn Carlos Bravo de Greenpeace) que costara el transporte de los residuos desde las CC.NN. hasta el ATC.

Dice Mara Andrs (portavoz de la Plataforma) "Nos preguntamos la razn de no tomar ya una decisin. Se ha abierto una ventana de oportunidad que no sabemos el tiempo que durar, por eso, pedimos a la Ministra sensatez y que cierre ya el proyecto del ATC en Villar de Caas, nada se lo impide. Demorar la decisin, supondra que un nuevo gobierno, tras las alecciones de 2020, podra retomar un proyecto como el ATC, poniendo a la poblacin de la comarca de Villar de Caas en un riesgo intolerable".

La Plataforma est realizando gestiones para conseguir una reunin con el Secretario de Estado de Energa (Jos Domnguez Abascal), persona elegida por la Ministra como interlocutor para la poltica sobre energa nuclear.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter