Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-07-2018

Los primeros cien das de AMLO (I)

Guillermo Almeyra
Rebelin


Desde 1968, mediante sus luchas, tres generaciones de mexicanos tomaron conciencia de que no enfrentaban slo a malos gobiernos sino al Estado capitalista y se fueron convirtiendo en anticapitalistas como el FZLN y el CNI que slo demandaban en 1994 la incorporacin de sus derechos a la Constitucin nacional. El pacto histrico virtual surgido de la Revolucin mexicana entre indgenas, campesinos y obreros y el PRI, el partido gobernante que fomentaba el desarrollo de la gran burguesa, comenz a romperse en 1982 y acab en 1988 con Salinas de Gortari. Desde entonces, los oprimidos y explotados dejaron de intentar convencer a los gobiernos de turno con sus luchas y movilizaciones y comenzaron a construir con ellas frentes nicos de masas (como APPO) que tambin era grmenes de poder popular.

As construyeron un nuevo bloque entre campesinos e indgenas, sectores urbanos obreros, estudiantiles o populares y las capas capitalistas, comerciales o semiartesanales, afectadas por la profundizacin de la crisis y el bajo ingreso popular. Este sector plebeyo tuvo como motor y conductor a quienes luchaban pero no logr una expresin independiente y fue poco a poco acercndose a MORENA. AMLO fue sin duda perseverante y tenaz, pero su sola tenacidad sin esa evolucin poltica de masas no hubiera podido nunca derrotar a un partido con varias cabezas (PRI, PAN, PRD, PV, etc) entrelazado con el Estado.

Para ser aceptado por Washington y por una parte de las clases dominantes, AMLO ha incorporado a la direccin de MORENA a empresarios y polticos de derecha que antes haban servido al PRI y al PAN y lo haban combatido y con ellos gobernar. No es la primera vez que un presidente trata de dirigir junto a la derecha a seguidores de masas antioligrquicos pero an no anticapitalistas, como los de MORENA. El primer gobierno del coronel Pern reuna tambin lo ms granado del clerical-fascismo aunque su base era obrera y tena tradiciones anarquistas, socialistas y comunistas. La divisin de la burguesa permiti el triunfo. AMLO ocupa hoy el gobierno y tiene mayora en el Parlamento pero la oligarqua sigue manteniendo el poder y el control de la Justicia, de los medios de comunicacin, de los aparatos represivos y de la burocracia estatal.

Existe as un doble poder entre, por un lado, la oligarqua y el capital financiero atrincherado en sus posiciones y vigilante y, por otro, un gobierno que intenta conciliar lo inconciliable, acepta el marco capitalista y la lgica del sistema de explotacin y opresin pero quiere hacer reformas democrticas mientras depende de los oprimidos de Mxico y cuenta con la esperanza de stos y tambin, cada vez ms, de los millones de expatriados en Estados Unidos.

Qu podra suceder entonces en los prximos meses? Lo ms probable es que la oligarqua y Washington intenten copar desde adentro al gobierno reformista y asuman ante ste inicialmente un perfil bajo. AMLO, en ese lapso, tiene sin embargo un amplio margen de maniobra pues podra reforzar su popularidad instaurando la revocabilidad de los mandatos y reduciendo los altos sueldos y los privilegios. Podra igualmente eliminar instituciones represivas, iniciar una limpieza en la Justicia y la polica, aprovechar la mayora en la Cmaras para derogar todas las leyes reaccionarias, antinacionales o liberticidas aprobadas desde 1982 hasta hoy, tomar medidas para encarcelar a los culpables de los asesinatos de periodistas o del crimen de Ayotzinapa y lograr la paz en Chiapas incorporando a la Constitucin los derechos indgenas.

Podra tambin elevar el poder adquisitivo en el mercado interno aumentando salarios y pensiones como pide la OMC y dar un primer golpe al narcotrfico controlando las cuentas bancarias para impedir el blanqueo del dinero de la delincuencia, combatiendo adems las complicidades con los narcos de quienes deberan reprimirlos. El aumento de fondos para la sanidad y la educacin a todos los niveles y la derogacin de la ley de Educacin actual resistida por los maestros as como un esfuerzo especial de seguridad para combatir los asesinatos de mujeres y las violaciones son tambin medidas urgentes que reforzaran la seguridad de su base popular. Con los tcnicos patriotas o simplemente decentes de la industria petrolera es posible tambin tratar de reorganizar y salvar a PEMEX y con los maestros en lucha y una amplia consulta en las Universidades es posible igualmente estudiar y elaborar una reforma de la enseanza que permita formar ciudadanos preparados para estudiar, comprender y reformar el mundo actual. Habr que ver qu es lo que hace de todo esto y qu hacen, pueden hacer o harn sus votantes.Pero esto, por razones de espacio, nos vemos forzados a tratarlo en el siguiente artculo del domingo prximo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter