Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-07-2018

La separacin de las familias migrantes
La crueldad como poltica migratoria

Guillermo Castillo
Rebelin


La institucionalizacin de la barbarie

En un acentuado contexto antinmigrante y de clara criminalizacin de centroamericanos y mexicanos sin documentos migratorios en su intento por ingresar a EU, las medidas sobre la separacin de miles de familias (la mayora de ellas provenientes de Centroamrica) son la nueva cara del nacionalismo racista del gobierno norteamericano y su actual presidente. Esto se enmarca dentro de las diversas estrategias discriminatorias (como las deportaciones y la expansin del muro fronterizo) con miras a contener y erradicar la migracin irregular proveniente del sur. Si bien las violentas y generalizadas deportaciones ya tenan y tienen un claro carcter xenfobo y violatorio de los derechos humanos, la agraviante separacin familiar es una nueva y ms aguda embestida contra estos migrantes forzados. Esta poltica parte de cuatro prejuicios discriminatorios.

(1) Una lectura sesgada y desproporcionada de la migracin irregular, que pas de ser una falta menor a convertirse en un delito grave y fuertemente punible.

(2) Una percepcin errnea y alarmista sobre los migrantes, en vez de verlos como transgresores de la ley, habra que reconocer que, de facto, se trata de sujetos expuestos a condiciones de vulnerabilidad y probables agresiones; los migrantes son vctimas de la adversidad en sus lugares de origen, no son criminales.

(3) Una flagrante y voluntaria omisin de los marcos jurdicos internacionales que defienden los derechos de los migrantes; particularmente resaltan que se transgreda el derecho a pedir asilo y refugio a los migrantes y, sobre todo, que se viole el derecho de los nios a estar con sus padres y familiares.

(4) Una poltica migratoria que, en los hechos, no se basa ni respeta muchas de las leyes dentro de Estados Unidos; particularmente que en la ley no haba ni hay ninguna normativa que establezca la divisin de familias en situacin de migracin irregular; no hay ningn mandato de orden jurdico que estipule la separacin de padres e hijos. A semejanza de los procesos de discriminacin raciales del colonialismo europeo del siglo XIX y del fascismo nazi, el actual presidente de EU jerarquiza y excluye a los grupos humanos segn su origen tnico-nacional y su aspecto fsico, y de acuerdo a sus intereses y motivaciones ideolgicas. Para l los migrantes son individuos que no merecen tener derechos, los etiqueta y estigmatiza como sub-humanos.

Los migrantes, el rostro contemporneo de la exclusin y la desigualdad global

Como lo ha mostrado de manera fehaciente, el presidente de EU es incapaz de trascender sus prejuicios, slo ve en los migrantes sujetos estigmatizados y chivos expiatorios. En cambio y en la realidad, los migrantes irregulares son personas que se vieron forzados a salir de sus comunidades y huir de sus hogares. El presidente de EU muestra una miopa absoluta y una completa falta de sensibilidad humana al no reconocer quienes son los migrantes en tanto sujetos sociales. Es fundamental entender que los migrantes no salen por gusto o voluntad propia. De hecho, diversos informes de ONGs con trabajo en Centroamrica y la frontera con Mxico (la REDODEM y MSF) han documentado que en los ltimos aos los migrantes salen de manera forzada por tres grandes causas. (1) Procesos adversos de corte econmico, como la extrema pobreza, los bajsimos salarios de la regin, la carencia de trabajo y el desempleo. (2) Tambin estn presentes los impactos socio ambientales de los desastres naturales, tales como sequas, inundaciones, huracanes, etc.; las repercusiones de estos eventos naturales dejan sin casa y sin fuentes trabajo a miles de personas. (3) Los contextos y procesos de violencia, ya sea por la presencia de pandillas (las maras), crimen organizados y/o particulares en lugares de violencia generalizada; Centroamrica es una de las regiones ms violentas del mundo, recientemente Honduras y El Salvador tuvieron uno de los mayores ndices de homicidio a nivel mundial y que, en Guatemala, en una poca de postconflicto de la guerra civil, ha habido un crecimiento del crimen organizado. Si ya estos migrantes experimentaban una constante negacin de los derechos humanos en sus hogares y en el pas de trnsito (Mxico), ahora con la embestida del presidente de EU, la separacin familiar aumenta drsticamente los agravios y la violencia contra los migrantes centroamericanos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter