Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-07-2018

Para qu sirve hoy la OTAN?

Alberto Piris
El viejo can


La prxima semana tendr lugar en Bruselas una conferencia en la cumbre de los jefes de Estado o de Gobierno de los veintinueve pases miembros de la OTAN en la nueva sede de la Alianza, situada en el corazn de la capital belga.

En la convocatoria oficial de este evento, el Secretario General declar que la Alianza contina adaptndose al nuevo siglo y, para hacer frente a las cambiantes amenazas, ha llevado a efecto el mayor refuerzo de nuestra defensa colectiva en toda una generacin. Aluda a las unidades de combate multinacionales desplegadas en el Este europeo as como al refuerzo de la presencia militar en la zona del Mar Negro.

Si en Mosc haba ido creciendo el convencimiento de que la OTAN se ha esforzado por envolver progresivamente el territorio de la Federacin Rusa, ampliando su despliegue estratgico, que incorpora a varios pases que fueron miembros del Pacto de Varsovia, y mediante las maniobras militares peridicas que en ese espacio tienen lugar, las palabras del Secretario General lo confirman sin dejar lugar a dudas.

Aparte de la novedad que puede suponer la presencia del imprevisible presidente de EE.UU. en las reuniones que tendrn lugar (basta recordar su provocativa actitud en la pasada conferencia canadiense del G7), los dirigentes polticos que asistirn a ellas lo harn tambin en su mayora como miembros de una Unin Europea que, lamentablemente, sigue sin saber con certeza qu lugar ocupa en el mundo.

Una Europa que, sin un proyecto autnomo y creble de poltica defensiva propia, deja su destino en manos de una Organizacin en la que tambin resuena con fuerza el estentreo Amrica primero! de Trump. En la larga vida de la OTAN, America First! ha sido el gen fundamental del ADN de la Alianza, como ya supo percibir De Gaulle.

Lo anterior no debe considerarse una muestra de antiamericanismo, sino como proeuropesmo. No se trata de ir contra EE.UU. (aunque s contra algunas decisiones de su actual Gobierno) sino de recordar que las alianzas ms slidas son las que se basan en la libre voluntad de los pueblos aliados. Repasando el proceso de adhesin a la OTAN de los actuales miembros, se ve que algunos lo hicieron por miedo, otros por conveniencia de poltica interior y en ciertos casos apenas se tuvo en cuenta la opinin de la poblacin.

En Espaa se vendi el argumento de que sin estar en la OTAN no entraramos en Europa, lo que se revel ser falso. Bien es verdad que la adhesin de nuestro pas a la Alianza supuso al menos una gran ventaja: las Fuerzas Armadas empezaron a dejar de preocuparse por el enemigo interior, que fue su obsesin esencial durante el franquismo, e iniciaron su convivencia con otros ejrcitos aliados, facilitando as su adaptacin a la democracia, proceso todava en vas de desarrollo.

Observando con ojos europeos la situacin internacional, no puede negarse que EE.UU. cometi en 1991 el grave error estratgico de separar a Rusia de Occidente, contra lo que haba sido una constante histrica. Y sin advertir que la pujanza china poda convertirse en un foco de atraccin para los intereses rusos, ms provechoso que la atraccin europea.

Los ltimos Gobiernos en Washington han venido empujando a Rusia hacia China, y Trump ahora tiene que jugar a la vez en dos campos: evitar el acercamiento ruso-europeo, que pudiera poner en peligro la hegemona estratgica de EE.UU., y mantener una relacin viable con Mosc para controlar a China, sin tener en cuenta a Europa.

Qu papel juega en todo esto la OTAN si es que juega alguno? Es lo que deberan discutir en Bruselas aquellos a quienes los europeos de distintas nacionalidades hemos elegido para gobernarnos, cuando bajo treinta banderas diferentes (29 estatales y la de la OTAN) tomen asiento en la vasta mesa otnica. De una cosa s podemos estar seguros: todos ellos -ms Putin desde Mosc y Xi desde Pekn- estarn mirando a Trump con el rabillo del ojo.

Artculo publicado originalmente en el blog del autor El viejo can



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter