Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-07-2018

La reunin entre Putin y Trump tendr lugar el 16 de julio
Qu esperar del encuentro de Finlandia?

Rodolfo Bueno
Rebelin


Pese a que Rusia no puede ceder en nada, porque ya en la dcada de los noventa cedi casi en todo sin obtener algo sustancial a cambio, a no ser de unas presas de pollo que el pueblo ruso llam despectivamente piernas de Bush, la reunin entre los presidentes Putin y Trump, que tendr lugar este 16 de julio, ser el encuentro ms importante en lo que va del siglo. Y no es para menos, porque las relaciones entre las nicas potencias con capacidad de destruirse mutuamente, junto con el resto del planeta, son peores que las que existan entre los que conformaran los pases Aliados y las naciones del Eje antes de la Segunda Guerra Mundial, y esto es escalofriante.

El caso de EEUU es diferente del ruso porque no debe ceder en nada sino aceptar que ya no es el hegemn del mundo, algo que, implcitamente, reconoci Trump al lanzar el eslogan hacer a Amrica grande otra vez, a lo que se opone la clase poltica de Washington, llamada cloaca por este excntrico presidente, y tambin los medios de informacin masiva, a los que con toda razn llama fabricantes de mentiras, ambos promotores de la globalizacin, que tan malos resultados ha trado no slo al pueblo estadounidense sino al resto del mundo, pero que ha colmado de riquezas a las transnacionales. A Trump, este dilema le es difcil enfrentar porque los intereses de los grandes monopolios de EEUU coinciden con las ingentes utilidades que les genera la integracin econmica mundial, por ahora.

La cloaca, que siempre necesit de un enemigo para impulsar su poltica de hegemona, se equivoc de rival al escoger a Rusia, no slo porque este pas nunca fue su contendiente sino por tratarse de un Estado vencedor, jams derrotado en el transcurso de su milenaria historia. En tierra rusa encontraron sepultura poderosos imperios y, tal vez, esto sea lo que comprende el Presidente Trump al propiciar el encuentro con Putin.

Los temas a pactar son complejos y de muy difcil acuerdo, pero el slo hecho de que sean tratados convierte a la reunin en un gran avance, pues les permite conocer qu piensan y qu pueden concertar en cada uno de los delicados temas que van a negociar. Cules? Entre otros, van a discutir sobre el problema sirio, el ucraniano y el control de las armas tcticas y estratgicas.

En Siria convergen numerosos oponentes cuyos intereses se deben tomar en cuenta para acordar algo, lo que se complica porque tres de los ms importantes, el gobierno de Bashar al Asaad, Irn y Turqua, desconfan totalmente del Presidente Trump y de las intenciones del Pentgono en esa regin. Tal vez, lo nico que puedan acordar es conceder una relativa autonoma al pueblo kurdo, en el contexto de una Repblica Federal Siria, que no ponga en riesgo la integridad de Turqua e Irn y garantice la seguridad de Israel, para lo cual deben acordar que sea el pueblo sirio el nico que escoja a sus gobernantes en un proceso limpio y democrtico.

Lo de Ucrania no sera problema de no ser porque es heredado del gobierno de Obama, que lo creo para contrariar a Rusia. Trump con gran placer mandara a la punta de un cuerno a Poroshenko, y a toda la mafia fascista que lo sustenta, de no ser porque en EEUU sus enemigos lo acusaran de haberse entregado a Putin. Durante la cumbre del G7 del 2018 declar a un periodista que fue Obama el que permiti que Crimea se escapara l fue quien permiti que Rusia entrara all y gastara mucho dinero en reconstruirla; lo que motiv a Susan Rice, ex asesora para la seguridad nacional de Obama, a calificar estos comentarios de vergonzosos e indignantes, y sostener que Trump no entiende que Rusia es nuestro adversario. Quin lo creyera, Ucrania se ha convertido en un problema interno de la poltica de Washington.

Ambos mandatarios estn interesados en controlar las armas tcticas y estratgicas, porque evitaran una costosa carrera armamentista, que no le conviene a ninguno. Se trata de un problema tcnico militar que debe ser abordado por especialistas, en largas y numerosas reuniones que se den a futuro.

A vsperas de la reunin de Helsinki arrib a Mosc una delegacin del Congreso de EEUU, algo que no pasaba hace muchos aos. En el parlamento ruso mantuvieron reuniones en que trataron a puerta cerrada los ms actuales y espinosos problemas de las relaciones entre ambos pases; tambin conversaron con el ministro de Relaciones Exteriores, Sergey Lavrov. A su retorno a EEUU, el The Washington Post los recibi con las siguientes palabras: Es imposible creer que el partido republicano de EEUU, en su tiempo fuertemente opuesto a la Unin Sovitica, en la actualidad se entregue sin razonar a las ternuras del presidente Putin, apenas dos aos despus de la intervencin del Kremlin en las elecciones americanas.

Adems, se escuchan voces discordantes que expresan desconfianza absoluta con este evento en el que, segn el New Yorker, Putin podra ganarle a Trump o, segn el The Guardian, Putin va a envolver a Trump o, segn el The Washington Post, Putin siente dbil a Trump o, segn el The Atlantic, Le podr Trump entregar Siria a Putin? o, segn el Atlantic Council, Le entregar Crimea? o, segn el Defence 24, Este encuentro es esperado y le teme el mundo entero o, segn el Newsweek, Vladmir Putin domina el arte de llegar a acuerdos, algo que Trump no posee. El resuelto presidente ruso tiene mayor experiencia para salir vencedor de esta reunin. Es el coro de los corifeos de siempre.

Incluso, la OTAN tienen sus dudas porque teme que Putin y Trump acuerden a sus espaldas algo que les perjudique. Realmente estn asustados ya que Trump, das antes de la cumbre de este organismo, les recrimin: As que quieren protegerse contra Rusia, pero sin embargo pagan miles de millones de dlares a Rusia y nosotros somos los idiotas que pagan por todo; les exigi incrementar el presupuesto para su defensa y comprar ms tecnologa norteamericana.

A sus detractores, Trump les contesta: Putin est bien. l est bien. Todos estamos bien. Todos somos personas. Estar preparado? Totalmente preparado. Me he estado preparando para esto durante toda mi vida; predice al New York Times y al The Washington Post la bancarrota total por divulgar noticias falsas y les recrimina con dureza Confen en m, estaremos bien. Noticias falsas. Mala gente. Y en esto no le falta razn, porque esta mala gente ha impulsado la Guerra Fra, y las calientes tambin, ha defendido a los regmenes ms opresivos y ha combatido con falsedades y artimaas a todos los revolucionarios, leales a las causas de sus pueblos, aunque no sean los hechos a los que se refiere el Presidente Trump.

Esto no significa que Trump no defienda los intereses del imperio sino que lo hace con otra ptica; la historia le dar o no la razn. Por lo pronto, se dice que ha tenido xito con su poltica interna, lo que se refleja en el incremento de su popularidad y en la posible victoria de sus candidatos en las elecciones intermedias de noviembre.

Pero incluso as, si llegara a triunfar, le sera difcil manejar a su pas por el racismo, la intolerancia, el alto ndice de desigualdad social, la emigracin ilegal y los numerosos problemas, difciles de enfrentar, especialmente por la falta de fondos. Los recursos los pudiera obtener recortando el alto presupuesto de defensa, casi igual al del resto del mundo, pero quin le pone la cascabel al gato?, ms que nada porque el Pentgono, cuyo derroche de recursos oculta mucho de malo, es el principal sostn de Trump. As las cosas, hay que darle tiempo al tiempo para ver lo que sucede.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter