Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-07-2018

Enrevista a Gilberto Lpez y Rivas, antroplogo e investigador
El de AMLO no ser un gobierno de izquierda sino ms bien socialdemcrata

Lucio Garriga y Gerardo Szalkowicz
Nodal


Gilberto Lpez y Rivas milit varios aos junto a Andrs Manuel Lpez Obrador y fue funcionario durante su gobierno en la capital mexicana. Lo conoce bien de cerca. Es antroplogo, investigador y columnista del diario La Jornada, y en su currculum tambin figura su desempeo como diputado y asesor del zapatismo. Prefiere la prudencia ante la ola de entusiasmo que despert en Amrica Latina el triunfo de AMLO: Hay que tener cautela en cuanto al alcance de lo que pueda hacer. Desde una visin crtica, celebra la nueva etapa que se abre en Mxico pero marca los lmites que percibe tendr el prximo gobierno. En poltica exterior espera un acercamiento hacia el Sur y afirma que lo ve ms parecido a Lula que a Chvez.

Por estos das usted deca que Mxico es un pas en ruinas, devastado, con una crisis econmica, social, humanitaria y poltica exponencial. Qu cree que podr hacer AMLO frente a este pas devastado? Qu le dejarn hacer los poderes fcticos y hasta dnde cree que se animar a avanzar? En sntesis: a qu nivel deberamos colocar el entusiasmo que despierta en la regin este punto de inflexin en la historia mexicana?

Creo que hay que tener cautela en cuanto al alcance de lo que pueda hacer Lpez Obrador en la presidencia. Los poderes fcticos que actan en la sombra tienen poder de fuego, tienen capacidad para actuar y poner todas las trabas a este comienzo de transicin democrtica que hasta ahora Mxico no ha tenido. Aqu se han impuesto todas las reformas estructurales del neoliberalismo, los territorios estn invadidos por mineras, por megaproyectos, y Andrs Manuel no tiene una visin muy distinta a lo que podran ser las visiones de desarrollo de un demcrata consecuente. De ah las limitaciones que yo veo en su programa. l menciona continuamente que luchar contra la corrupcin pero no dice que esta corrupcin proviene del sistema capitalista. No es que uno le exija que tenga una visin marxista de la realidad pero evidentemente si no conoces bien la naturaleza del saqueo, la explotacin y la dominacin de las corporaciones que van en busca del agua, el litio, el oro, la mano de obra barata, entonces el alcance de un gobierno tiene grandes lmites desde la concepcin misma de lo que se puede y lo que no se puede.

l ha dicho, la noche misma de la eleccin, que respetar los contratos, que no habr medidas radicales, que no habr expropiaciones. Su lema es por el bien de todos y primero los pobres pero yo me pregunto quines son todos?, todos son todos los habitantes del pas o todos son los aliados hechos durante la campaa, el mundo del empresariado, etc.? qu va a pasar con la relacin con EEUU, el Ejrcito, qu va a pasar con la cuestin del narcotrfico que es otra corporacin capitalista que est actuando en todo el territorio nacional? Estamos muy contentos con este cambio y que se haya respetado al decisin de millones de electores, que no haya podido imponerse el fraude tradicional, pero al mismo tiempo nos hacemos todas estas preguntas.

Cmo imagina sus lineamientos en materia de poltica exterior y sus alianzas en Amrica Latina?

- Lpez Obrador est proponiendo un regreso a la Doctrina Estrada (N. de la R.: empleada por Mxico en la segunda mitad del siglo XX y que se fundamenta en el principio de no intervencin y el respeto a la soberana de los pueblos). En ese sentido podra esperarse un acercamiento hacia el Sur ms que hacia el Norte, pero evidentemente aqu tambin se vern sus lmites. Ha sido muy controvertido su alejamiento, su deslinde, hacia procesos como el de Venezuela o hacia otros procesos de la regin. El haber dicho que Mxico no ser otra Venezuela nos deja bastante confusos sobre cul va a ser su posicin, qu har ante una OEA al servicio de EEUU o respecto a Cuba o frente a los problemas que est atravesando Brasil o la situacin en Colombia como un espacio de penetracin militar-poltica y de inteligencia desde donde se pretende agredir a Venezuela. Son todas preguntas que nos estamos haciendo quienes tenemos el pensamiento crtico despejado y no nos casamos con ningn proyecto que tenga las caractersticas de AMLO y su partido MORENA.

Con qu lder regional lo podra comparar?

- Si alguna comparacin habra que hacer lo veo ms parecido a Lula que a Chvez. Pero Andrs Manuel es Andrs Manuel. Tampoco me atrevo a compararlo con Lula porque Lula vena de una trayectoria de un Partido de los Trabajadores, obrero. No hay que entender al gobierno de AMLO como un gobierno de izquierda, como el de Venezuela o Bolivia. Hay gente dentro de su espacio muy reticente a cualquier relacin con la revolucin bolivariana. Creo que lo que hay que festejar es un cambio democrtico, una transicin democrtica. Pero esperemos a ver qu har AMLO a partir de diciembre y veremos en la prctica concreta cmo se desarrolla tanto en el plano internacional como en el plano interno.

O sea intuye un gobierno ms moderado que radical?

- Completamente. AMLO no es un radical. Lo conozco bien de cerca, fuimos compaeros de partido (en el PRD) y conviv mucho con l. No es un radical, no ser un gobierno de izquierda sino ms bien socialdemcrata.

En Mxico se registran ms de 200 mil asesinatos y 35 mil desaparecidos en los ltimos 12 aos. Se impuso un sistema de violencia mltiple, sistemtica y cotidiana de complicidades al que muchos describen como un narco-estado. Cul cree que ser la estrategia de seguridad que emplear AMLO frente a esta tragedia humanitaria?

- l tiene una poltica que se basa en su disposicin personal para atender el asunto de la seguridad, que fue lo que hizo en la Ciudad de Mxico cuando era jefe de Gobierno, y que es que todas las maanas tendr una reunin con el Consejo de Seguridad. Esta es su propuesta, que habr un mando nico y que por lo tanto ser centralizado y que se atender el problema de la seguridad que es vital y por el cual millones de mexicanos salieron a votar. Pero la cuestin no es tan simple porque los poderes del narcotrfico extienden sus tentculos en todo el territorio nacional. Hay cobros de derecho de piso desde las grandes empresas hasta los pequeos comercios de la va pblica. El trnsito por las carreteras puede tener retenes que cobren derechos de paso. Efectivamente el Estado se ha visto penetrado. El Ejrcito, por ejemplo, ha sido muy penetrado por estos crteles de las drogas de tal manera que un crimen como el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa no se puede explicar sin esta complicidad entre los tres niveles de gobierno y entre todos los aparatos de seguridad, incluyendo el propio Ejrcito, con el narcotrfico.

l dice que va a brindar empleo para que los jvenes no se vayan de sicarios y que se va a reunir todos los das con sus secretarios de seguridad. Yo creo que aqu hace falta penetrar ms, un programa que vaya a mayor profundidad. Si no se entiende el narcotrfico como una corporacin capitalista que se aduea del territorio, que recluta mano de obra, que acta directamente en el mercado internacional, porque Mxico es el principal centro de distribucin hacia los Estados Unidos y acta con la complacencia de la DEA, que es el principal crtel del mundo, estamos en un verdadero y complejo problema que no se entiende en su totalidad desde una simple propuesta de mando nico y de reuniones todas las maanas con los secretarios de seguridad y de las Fuerzas Armadas.

(*) Entrevista realizada en el programa Al sur del Ro Bravo que se trasmite los martes de 20 a 22 hs por Radionauta FM 106.3

Fuente: http://www.nodal.am/2018/07/gilberto-lopez-y-rivas-antropologo-y-periodista-mexicano-el-de-amlo-no-sera-un-gobierno-de-izquierda-sino-mas-bien-socialdemocrata/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter