Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2018

La agroecologa vence la escasez de tierra y agua en Brasil

Mario Osava
IPS


Givaldo dos Santos junto a un rbol cargado de toronjas en el pomar de ctricos y otras frutas, que l y su mujer pueden cultivar gracias a la aplicacin de tecnologas que les permite tener abundancia de agua para irrigar, pese a que su pequea finca est en la ecorregin del Semirido, en el nordeste de Brasil. Crdito: Mario Osava/IPS

ESPERANA/CUMARU, Brasil, 5 jul 2018 (IPS) - Ahora vivimos bien, repite la pareja de Givaldo y Nina dos Santos, despus de mostrar a otros agricultores visitantes su finca de solo 1,25 hectreas en una zona semirida del nordeste de Brasil, pero con gran variedad de rboles frutales, gracias a innovadoras soluciones hdricas y productivas.

l tiene dos referencias para comparar. Comenz su vida adulta en Ro de Janeiro, en el sureste, donde hizo el servicio militar, se cas y tuvo tres hijos. Luego regres a su tierra natal, donde no le fue fcil recomenzar su vida en una finca, en el municipio de Esperana, en el nororiental estado de Paraiba, con su nueva esposa, Maria das Graas, a la que todos conocen como Nina y con quien tiene una hija de 15 aos.

Sala a las cuatro de la madrugada a buscar agua. Caminaba 40 minutos con dos latas en los hombros, bajando y subiendo lomas, record Givaldo, de 48 aos.

Luego, en el ao 2000, Caldeiro, su finca en parte heredada, pudo contar con su primera agua, gracias a una cisterna para acopiar agua de lluvia, ya potable.

La segunda agua, para la produccin, lleg solo en 2011 por un barreiro (reservorio excavado en el suelo), al que se sum dos aos despus una cisterna calado (terraza o azotea con declive para canalizar el agua de lluvia a un depsito cerrado), con capacidad para 52.000 litros.

Ahora tenemos agua abundante, pese a la sequa en los ltimos seis aos, celebrNina, de 47 aos. El barreiro solo se sec una vez, hace dos aos, y por poco tiempo, acot.

El agua disponible permiti a la pareja densificar el pomar de naranjas, toronjas, mangos, acerolas o cerecitas (Malpighia emarginata) y cajs o jobos (Spondias mombin L, tpica de las regiones del Norte y Nordeste de Brasil).

Con la financiacin de un programa oficial de apoyo a la agricultura familiar y de la organizacin no gubernamental Asesora y Servicios a Proyectos en Agricultura Alternativa (ASPTA), enfocada en la agroecologa, la pareja adquiri una mquina para producir pulpa de frutas y un congelador para almacenarla.

Cuando la venta de pulpa despegue, mejorar nuestros ingresos, asegur Givaldo. Por ahora ganamos ms con plantitas de naranja y limones, que se venden mejor porque duran ms que otras frutas, inform.

Adems de servirles para almacenar agua, en el barreiro cran tilapias (Oreochromis niloticus) para consumo propio. Mientras, en el huerto, adems de rboles frutales cultivan hortalizas, cuya produccin van a incrementar con un pequeo invernadero que acaban de construir, para sembrar tomates, cilantro y otras verduras destinadas a la venta, cont entusiasmada la mujer.