Portada :: Feminismos :: Teoras y Prcticas Feministas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2018

Prostitucin & Izquierda
Ana de Miguel: "Los hombres de izquierdas no pueden estar a favor de la prostitucin y los vientres de alquiler"

Laura Martnez
www.eldiario.es

La filsofa feminista, discpula de Celia Amors, particip en el foro de pensamiento Avivament y ofrece una lectura con perspectiva de los filsofos clsicos.


"Los hombres de izquierdas no pueden estar a favor de la prostitucin y de los vientres de alquiler si defienden un mundo en el que todo no se puede comprar y vender". As responda Ana de Miguel a la primera pregunta posterior a su intervencin en el foro de pensamiento Avivament de este viernes en Valencia y de un plumazo recordaba que el feminismo, si no cuestiona las estructuras de poder, sirve de poco.

Ana de Miguel no necesita presentacin. Pero, para los recin llegados, un resumen: filsofa y feminista consagrada, discpula de Amelia Valcrcel y Celia Amors, profesora de Filosofa Moral y Poltica en la Universidad Rey Juan Carlos, ha escrito la bibliografa bsica para hacer una introduccin al feminismo radical. Entre su obra destaca Como leer a John Stuart Mill, Alejandra Kollontai y Neoliberalismo sexual. El mito de la libre eleccin. Junto a la valenciana Celia Amors, ha editado los tres volmenes de Teora feminista. De la Ilustracin a la globalizacin, una actualizacin de la historia del pensamiento feminista.

Considera que en el feminismo la teora es crucial, que ayuda a ver un sistema casi invisible. Y, tomando esta leccin de sus maestras, que la mirada se construye, que el conocimiento es crucial. "En Espaa hemos tenido maestras que nos hicieron darnos cuenta -a las feministas militantes- de la importancia del conocimiento", narraba la filsofa.

Basta leer el ttulo de sus libros para saber cul es la perspectiva de De Miguel. Un feminismo sin medias tintas, abolicionista y que busca la emancipacin de la mujer cortando los problemas de raz. "No transformaremos la sociedad si nos quedamos en la condena. Hay que conocer las causas para erradicar la violencia", expona ante un auditorio repleto de mujeres -y algn hombre- atentas. Para la filsofa, estos deberan preguntarse cmo histricamente "nos han hecho eso a las mujeres". Y por "eso" se refera a las prcticas de dominacin patriarcal.

Ana de Miguel plantea que el patriarcado no nace en las religiones monoteistas, ni en la modernidad, ni en el medievo. Sus orgenes se remontan a los anteriores de la filosofa, ya que, por ejemplo, Aristteles ya organiz su pensamiento viciado, reduciendo a las mujeres a simples "vasijas" con las que concebir.

As, pasando por San Agustn y Nietzsche, hace un repaso por las principales aportaciones a la filosofa, para llegar a concluir que "los grandes filsofos han engendrado la desigualdad" y se debe "hacer un ajuste de cuentas con esta filosofa" en las aulas. La acadmica no se refiere a dejar de impartir estos autores, si no a explicar a los alumnos "que hay dos verdades: una para los hombres y otra para las mujeres", en referencia al planteamiento de su papel en el mundo que hacen los autores.

Sobre esta idea de la doble verdad ha escrito bastante las ltimas semanas, especialmente despus del 8M, donde destaca la presencia masculina. "Nuestra sociedad ensea que tenemos que ser iguales, los chicos vienen a las manifestaciones, pero luego aprenden que la mujer es un ser que debe hacer su vida ms agradable -dice citando a Russeau- y eso lo aprenden con lo relacionado con el sexo. Saben que no pueden pegar y humillar a una mujer, que no pueden llamarla guarra, puta o zorra, y en el porno eso es lo ms flojo que encuentran", relata de Miguel.

Adems, considera, la prostitucin indica que no deben poner lmites al deseo; "pueden encontrar mujeres de todas las razas, con todos los rasgos y a todos los precios... Solo hay que traer un poco de dinero en el bolsillo", explicaba indignada. Y esto, conclua, "es consecuencia del neoliberalismo ms destructor" en una sociedad en la que todo se puede comprar y vender. Hasta las personas. Sobre las reivindicaciones del cuerpo y la mercantilizacin de algunas corrientes feministas, la filsofa tiene claro que no hay que caer en esa trampa.

Las feministas desde los aos sesenta "lucharon por dejar de ser un cuerpo y ahora otras vienen con teoras del cuerpo no normativo, que no hace falta ya ni que pienses para ser transgresora", ironizaba. "No es cuestin de cuerpos, somos personas (...) hemos pasado del 'mi cuerpo es mo' a 'es mi mercanca", lamentaba.

Por ltimo, retomaba el tema de la libertad sexual como excusa para defender la prostitucin y hacer de cortina de humo respecto a problemas como la precariedad laboral y la inseguridad econmica. "Nos hacen pensar que la libertad es la sexual, acostarte con quien quieras y hacer una orga, nadie cree ya que la libre eleccin sea por ejemplo ver en qu trabajo te sientes ms realizado". En lugar de eso, "tenemos a chicas discutiendo ver si es bueno para el feminismo o no ir con minifalda".


Foto: Un saln de actos repleto para escuchar a Ana de Miguel


Fuente:https://www.eldiario.es/cv/femilenial/Ana-Miguel_6_779782026.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter