Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2018

Amenazas contra estudiantes en Palmira evidencian un plan paramilitar en el Valle del Cauca

Alexander Escobar
REMAP


Amenazas que fueron conocidas el 6 de julio contra estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia, con sede en Palmira, guardan relacin con un trabajo de inteligencia que el paramilitarismo desarrolla en el departamento del Valle del Cauca y que afecta a otros municipios del norte del Cauca como Corinto y Miranda.

Un breve recorrido por los hechos

El sbado, 7 de julio, en el municipio de Guacar (Valle del Cauca) fue asesinado el lder campesino Fernando Gmez, dirigente de la Asociacin Mixta Indgena y Campesina (Asomic). Das antes, 2 de julio, a travs de un panfleto paramilitares de las guilas Negras haban declarado objetivo militar a organizaciones indgenas y campesinas de Valle y Cauca.

Previo a estos hechos, otro caso tambin se haba registrado. El 29 de junio, en zona rural de Pradera (Valle del Cauca), Islenio Muoz, dirigente de la Asociacin de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca (Astracava), fue amenazado por hombres armados, vestidos de negro y encapuchados.

Y hace poco otras amenazas contra el movimiento estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia, con sede en Palmira, fueron conocidas luego que el Proceso de Organizacin Estudiantil (PROES) denunciara reiteradas amenazas (va telefnica y panfletos) que ponen en riesgo la vida de sus integrantes.

Andersson Montes, representante estudiantil ante el Consejo de Sede, Francisco Romero, representante estudiantil de la Facultad de Agronoma, y Juan Camilo Otero, estudiante de Ingeniera Agronmica, son los estudiantes directamente afectados por hechos que vienen ocurriendo hace ms de un mes.

La conexin de los casos

El PROES fue uno de los sectores en Palmira que apoyaron la campaa a la Presidencia de Gustavo Petro; y las amenazas contra sus integrantes iniciaron el 29 de mayo, dos das despus que el candidato de la ultraderecha, Ivn Duque, fuera elegido como presidente.
La primera amenaza ocurri durante una actividad del movimiento estudiantil en la Universidad Nacional, cuando el estudiante Andersson Montes recibi la llamada de una mujer que le advirti: Lo mejor es que se vaya con sus ideales a otro pas u otro lugar donde s tengan aceptacin.

Unos das despus, el 4 de junio, de nuevo una mujer llam al estudiante reiterando las amenazas: Ya pens las cosas? Qu pens de lo ltimo que hablamos. No sera tan chvere que su familia lo llorara por estar de redentor.

Luego otro integrante del PROES se vio afectado por las amenazas. En el panfleto de paramilitares de las guilas Negras del 2 de julio, que ya referenciamos, Jos Otero, padre del estudiante Juan Camilo Otero, quien vive en el corregimiento La Diana del municipio de Florida (Valle del cauca), fue declarado objetivo militar.

El panfleto hace referencia a organizaciones indgenas y campesinas con presencia en municipios de Florida y Pradera en el Valle del Cauca, y Miranda y Corinto en el norte del Cauca. En ste tambin reiteran las amenazas contra Islenio Muoz, dirigente campesino de Astracava.
Las amenazas del 2 de julio evidencian, por lo menos, las conexiones con Palmira, Pradera y Florida del trabajo de inteligencia que el paramilitarismo intensific despus que la ultraderecha volvi al poder en Colombia , un hecho de suma gravedad que ya cobr la vida del lder social Fernando Gmez en Guacar.

Estos casos no son hechos aislados como quiere presentarlos la institucionalidad. Por el contrario, muestran una coordinacin en el departamento del Valle que demanda el pronunciamiento y acompaamiento de organizaciones nacionales e internacionales que permitan hacer frente al plan criminal de la estrategia paramilitar que, despus de cobrar la vida de 311 lderes y lideresas sociales en dos aos y medio, el Gobierno se niega a reconocer.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter