Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Usos y abusos de Hait
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2018

Entrevista a Henry Boisrolin del Comit Democrtico Haitiano
"Hait es un barril de plvora y un montn de gente con fsforos al lado"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: Qu est pasando en Hait?

H.B.: En Hait desde el viernes pasado se desat una insurreccin popular. La causa inmediata es el aumento en el precio de los combustibles, pero la cosa es ms seria y profunda. El sistema neocolonial impuesto hace ms de cien aos, desde la primera ocupacin norteamericana de 1915 a 1934, impuso una estructura que colaps a travs del tiempo. Para poder contenerla recurrieron a dictaduras feroces como la de la familia Duvalier, golpes de Estado y hasta la ocupacin del pas. Sin embargo, el pueblo nunca ha dejado de luchar.

El empobrecimiento es extremo, hay un 70% de la poblacin activa sin trabajo, un porcentaje de analfabetismo superior al 60/70%, una ocupacin desde 2004 que introdujo el clera y produjo ms de 20.000 muertos, violaron a nias de 12 aos, las desigualdades sociales en vez de achicarse se ampliaron de manera realmente escalofriante, las condiciones de existencia de millones de seres humanos no solamente en el campo sino en las ciudades, son infrahumanas. Ese es el caldo que hay que ver.

Hait es un barril de plvora y un montn de gente con fsforos al lado, cualquier cosa lo puede hacer estallar. Lo que ocurri entre el viernes y el sbado pasados, y que sigue ocurriendo ahora, la incertidumbre sobre si se va o no el Presidente, tiene que ver con esto. Si bien el Presidente, que es ilegtimo, manipulador, ha dado marcha atrs al aumento, a la gente, a las organizaciones populares ya no les interesa eso, quieren que se vaya. Hay un punto de inflexin cuando el pueblo ocupa la calle.

Yo he vivido mucho tiempo all, he visto muchas manifestaciones, pero las del viernes y sbado realmente entraran en la historia del pas. La respuesta popular fue contundente. Uno tiene que pensar en serio lo que est pasando, porque reducir eso a un problema solamente de aumento del combustible es un simplismo; hay que ver el tema de manera ms amplia. En este momento hay una tensa calma, no se decidi an si se va el primer ministro o no. Evidentemente hay un apoyo internacional sobre todo de Washington hacia el gobierno del Presidente Jovenel Mose pero la presin popular es tal que vamos a ver al final.

Hay una primera victoria, ya dijo que no puede seguir adelante con el aumento, pero habr que ver si el segundo reclamo del pueblo que es la renuncia de este hombre, se lleva a cabo. Es la primera vez que salen del pas miembros de la clase dominante de manera tan numerosa. El ex Presidente Martelli y su familia fueron los primeros en abandonar el pas en un helicptero de la Repblica Dominicana que los fue a buscar. Las embajadas no funcionan, hoy (10/9) es el segundo da de huelga y hay un comunicado de los sectores comerciales que piden resarcimiento por lo que han perdido, lo dicen de manera cnica, y si esto no da resultado dicen que a partir del jueves van a empezar con una huelga patronal por tiempo ilimitado.

Entonces hay una situacin muy grave, hay contradicciones por doquier, enfrentamientos por doquier. Todas las contradicciones han estallado. Hait es un polvorn que explot. Difcilmente se puede saber cmo va a terminar eso, lo que es seguro es que algo ha cambiado. La acumulacin de todas las luchas que se vienen desarrollando lleg a un punto de inflexin en el enfrentamiento de clases y en el esquema de dominacin. Entonces no se sabe si habr un desembarco norteamericano, si el Presidente va a poder mantenerse, pero obviamente algn cambio tiene que hacer. Piden la cabeza del Jefe de polica tambin, hay un pedido de interpelacin al Primer ministro para el sbado 14, donde habr tericamente un voto de censura. Es muy engorroso en Hait por otro lado el proceso para nombrar un nuevo Primer ministro para formar un nuevo gobierno, porque puede ser nombrado pero tiene que ser ratificado por el Parlamento, tiene que presentar su declaracin de poltica general y ser aprobada. Una cosa muy larga y el pueblo no tiene tiempo para esas cosas.

M.H.: Me impact dentro de la informacin que recib, sobre un manifestante que sostuvo que si la polica reprima no tenan que olvidarse que tenan a sus familiares identificados e iban a ser reprimidos a su vez. Lo que habla de un grado de organizacin importante.

H.B.: S. Eso es as. Hay una radio en Hait que todas las noches emite consignas revolucionarias, dicindole a la gente que hay que mantener las barricadas, que hay que cerrar el Parlamento, que no solamente el Presidente tiene que irse. Hay una situacin explosiva. No s si llamarla revolucionaria, pero s explosiva. Lo que ocurri fue una insurreccin. Lo que dijiste de la polica es real y no lo dijo solo uno detrs de las barricadas, varios han expresado esto. La polica no es tonta, los agentes viven en los barrios populares entonces la gente los conoce. Lo que tambin es cierto que un enfrentamiento as puede desatar una guerra civil.

Hay problemas tambin entre los sectores dominantes, algunos aprovechan para eliminar a otros. Hay un dato, el gobierno sabiendo que al aumentar el precio de los combustibles poda ocurrir algo as, das antes fueron a barrios populares y distribuyeron 17 millones de gourdes (moneda local equivalente a $ 0,42), sin embargo eso no impidi que la gente saliera. Estn diciendo ahora que un avin norteamericano aterriz recin con un nmero no precisado de soldados, a dar seguridad, no s a qu.

M.H.: Cmo se llega a esta situacin?

H.B.: No hay solucin de ninguna naturaleza a los problemas acuciantes del pueblo. Por otro lado el empobrecimiento es cada vez mayor. En tercer lugar hay un despilfarro tremendo. Por ejemplo, con el tema de los fondos de Petrocaribe, casi 3.000 millones de dlares fueron despilfarrados durante el gobierno de Martelli y cuando le preguntaron qu pas con ese dinero dijo que haba construido hoteles Marriot, Oasis, etc. Esos son los hoteles que fueron atacados, donde incendiaron autos que estaban afuera y destruyeron muchas cosas que estaban all. Es una burla. Un Presidente que abandona el poder y reconoce que haba comprado una casa por 9 millones de dlares y despus dijo que el banco se los haba prestado. Y es un ex Presidente que pide un helicptero a Repblica Dominicana para huir del pas con su familia. Son todas esas cosas, un pueblo que vive en una miseria abyecta, con condiciones infrahumanas, siendo un pueblo con tradicin de lucha.

No hay que olvidar que nosotros venimos de la gran revolucin antiesclavista victoriosa, la nica en la historia. Todas esas cosas estn en una especie de ADN histrico. Ahora nos encontramos con un gobierno que fue electo por 400.000 votos sobre un padrn de dos millones cuatrocientas mil personas. A lo sumo podra ser legal pero nunca legtimo, pero sabemos que fueron elecciones manipuladas por la comunidad internacional y los sectores dominantes; entonces es obvio que el tipo no tiene ninguna base social capaz de defenderlo.

Recuerdo que en el ao 2003/4 se reuni la oposicin para derrocar a Aristide, haba miles de personas saliendo a la calle en defensa de Aristide tambin; en cambio el viernes y sbado no se vio ningn grupo tratando de ocupar la calle en defensa del actual Presidente. Eso deja claro que no tiene base social alguna. Son un montn de mafiosos al servicio de los intereses oligrquicos y el imperialismo norteamericano.

Cada vez que el FMI intervino en un lugar fue para provocar mayores desastres

M.H.: Esto est provocado por un acuerdo con el FMI y se me ocurre relacionarlo con la situacin de nuestro pas.

H.B.: Son situaciones diferentes. Hasta ahora la historia ha demostrado que cada vez que el FMI intervino en un lugar fue para provocar mayores desastres. No conozco ningn caso distinto. Pero cada pueblo reacciona a su manera. Lo de Hait, como se encuentra en una situacin lmite, la reaccin es mucho ms violenta y fuerte. Y por tradicin de lucha en Hait, pues venimos de una tradicin antiesclavista y los esclavizados fueron los peores explotados de la tierra. Entonces para romper las cadenas de los pies y de las manos tuvieron que romper las cadenas de la mente, del corazn y de muchas otras cosas. Ellos saben que hay que enfrentar muchas cosas. Por ejemplo, vos siempre te preocupaste por la causa haitiana, pero cunta gente lo hace, Hait es un pas y un pueblo visto como descartable, fallido y vaya a saber cuntas otras cosas ms y eso no lo piensa solamente la gente de la derecha, de la izquierda tambin.

Mucha gente est hoy preocupada por lo que pasa en Brasil respecto de Lula, yo tambin lo estoy, pero no hay esa misma preocupacin generalizada respecto de lo que sucede en Hait. Sin ir ms lejos hasta hace muy poco tiempo pases latinoamericanos tenan tropas all, que violaron nias de 12 aos, llevaron el clera que mat a ms de 20.000 personas, pero nadie se conmovi, nadie pidi perdn al pueblo haitiano. Nosotros en ese sentido agradecemos a gente como ustedes y aprovecho para rendir un gran homenaje al compaero Fernando Pita del Comit por el retiro de las tropas de ocupacin argentinas de Hait, a quien tuve el honor de conocer, nos acompa en varias oportunidades y lamento profundamente su fallecimiento. Saludar a ustedes, a sus familiares y expresarlo en nombre del pueblo haitiano porque es un compaero que demostr en los hechos que el espritu solidario no era de palabra nada ms.

M.H.: Hoy es el segundo da de huelga general, cul es la perspectiva?, hacia dnde va esta situacin?

H.B.: Esa es la pregunta del milln. Creo que es ms fcil ganar el Quini 6 que responder esta pregunta. Pero tenemos que ver algunas jugadas, las del Ejecutivo que estn directamente ligadas al poder internacional, porque el Presidente est todava porque la comunidad internacional lo sostiene, sin ninguna duda.

Ahora bien, hay senadores del mismo partido, de su misma agrupacin poltica que han pedido su renuncia. La debilidad de este hombre es tal que todo indica que no va a poder resistir. Yo creo que al menor viento que sople en Hait, va a caer. No me parece que tenga estabilidad. Lo que s, es que hay una respuesta del campo popular frente a esto, algunos no quieren negociar nada con este hombre, quieren que se vaya, incluso algunos dicen que tienen que detenerlo e ir a la crcel, otros dicen que se tiene que ir del pas y se habla de una conferencia nacional donde se forme un gobierno de coalicin por tres aos y no hacer elecciones para evitar divisiones internas y desarrollar un plan mnimo para darle de comer a la gente. La gente tiene hambre.

Adems, es un pas donde hay mucha gente armada, hay muchos grupos armados, o gente con dinero que distribuye armas. Es un desastre. En Repblica Dominicana encontraron una cantidad de armas de grueso calibre que eran propiedad del gobierno haitiano y tambin en Jamaica. Son cosas que uno no puede entender y eso est ocurriendo. Hay barrios donde hay enfrentamientos casi a diario entre bandas rivales, el fenmeno del secuestro ha vuelto a crecer. La educacin, la electricidad, el agua potable, no hay hospitales, el hospital general es una especie de depsito para ir a morir. No hay nada, la gente que tiene plata cuando tiene problemas se toma un avin y se va a Repblica Dominicana o a Miami. En esta situacin es difcil hacer un pronstico.

En el caso de que no haya suficiente fuerza para sacar a este hombre, va a tener que sacar al ministro del Interior, al ministro de Justicia y al Jefe de polica. Va a tener que cambiar muchas cosas, y va a tener que marchar con pasos muy lentos porque hay un odio hacia l que se puede palpar fcilmente.

M.H.: A m me sorprendi que cuando retrocede el gobierno respecto del aumento de la nafta, el pueblo avanz planteando su renuncia y la huelga general que se mantiene hasta el da de hoy, 48 horas de huelga.

H.B.: Por eso digo que no se trata solamente de un problema de aumento del combustible, si fuera eso ya estara resuelto. Hay un montn de otras cosas que entran en juego. La ecuacin tiene distintas variables. Por ejemplo, justo antes de comunicarnos me informaron que en la ciudad de Nembe hubo grandes disturbios hoy y ayer en el centro del pas tambin. Entonces es difcil hacer un pronstico, quizs en Puerto Prncipe haya cierta calma en algunos barrios, pero en el interior no.

El discurso que dio el Presidente el sbado no respondi a la expectativa de nadie, fue una enorme frustracin. Incluso apareci en televisin y no fue en vivo, no se sabe adnde estaba, aparentemente adentro de una casa, con su mujer al lado, para dar una imagen. En tres momentos casi se larga a llorar, no s si lo acta o si realmente se senta sobrepasado. Pero realmente no es el momento para mostrarse con su mujer al lado, sino para mostrar que tiene directiva y que puede resolver esto.

Desde que asumi sigui en campaa, todos sus discursos siguen siendo en base a promesas, sigue siendo un candidato y no un Presidente. Hay ciertas cosas que tienen que hacer el Primer ministro, el ministro de Interior, pero no, l est en todo, tiene que ir a todos lados, hablar, etc. Y por otro lado tuvo una actitud cobarde y cnica diciendo que los miembros del gobierno lo haban aconsejado mal, dijo que la gente le dio el poder pero que l no puede dirigir solo, que necesita muchas personas al lado pero que se equivocan. Tirando la culpa hacia los dems.

En ese sentido yo lo veo a Macri que es un poco ms suave, dice que Aranguren ha hecho un gran trabajo pero que est agotado, entonces lo reemplaza; en cambio este no. Por supuesto son situaciones diferentes, Macri no est en una situacin lmite ni se est enfrentando a una insurreccin. Un Primer ministro con algo de dignidad tendra que haber presentado inmediatamente su renuncia. Un Presidente que dice esto, tratndolos a los dems de incapaces es muy grave. No s si alguien lo aconsej o si lo pens solo.

M.H.: Hay un gran factor de corrupcin tambin.

H.B.: Sin ninguna duda. Por eso habl de los fondos de Petrocaribe. Pero no se puede acusar solamente a este gobierno de corrupto. La corrupcin en Hait es algo establecido, el sistema de dominacin es corrupto, no lo son solamente los polticos, atraviesa a la sociedad. En un pas donde no hay muchas actividades econmicas que le permitan a la gente tener una vida decente. Eso es algo intrnseco. No es solamente de los dirigentes, si uno toma toda la historia, ha entrado gente que en 5 meses construyen casas y salen millonarios. Ese es el tema. No podemos ver a la corrupcin con un espritu religioso o de moral, es un tema estructural.

Eso no significa que todos los haitianos seamos corruptos, hablo de las estructuras de poder, de mando, las estructuras econmicas de dominacin, son estructuras basadas y atravesadas por la corrupcin de arriba abajo y de derecha a izquierda. Es una putrefaccin. Es una obscenidad, ver cmo funcionan las instituciones all es escandaloso. Para colmo en medio de un empobrecimiento sin lmites, gente que anda en autos de 200.000 dlares al lado de la miseria, de gente tirada en la calle que no puede tener ni un vaso de agua, que toma agua que circula por la calle. Es tremendo. Entonces de por s es una obscenidad cuando tens nios que no pueden alimentarse; Hait es el pas con menor esperanza de vida. Es algo increble.

El terremoto del 2010 fue de alta magnitud pero ese mismo terremoto pasa en otro pas, en Chile, en Japn, y hay algunos muertos, pero en Hait hubo 300.000. No es culpa del terremoto, es porque las cosas estn mal. Las estructuras no son adecuadas, no hay proteccin. No hay servicio de bomberos. Cuando hay fuego o un cortocircuito se prende fuego todo. Hay camiones hidrantes sin agua. Los pequeos comerciantes pierden sus cosas en un incendio y el gobierno no hace nada, mientras que a esos tipos que tienen millones y millones se les quema el supermercado y le exigen al Estado y a la gente que les den reparaciones. Tienen la caradurez de pedirlo. Hait es un caso muy serio. Por eso da mucha bronca que las organizaciones latinoamericanas no nos lleven el apunte.

M.H.: Ya quisiera yo una reaccin de nuestro pueblo como la del pueblo haitiano.

H.B.: Alguien me dijo eso mismo hoy en una reunin. Puede ser. Lo que pasa es que son tradiciones de lucha diferentes. Por ejemplo, lo que sucedi con Lula en Brasil, yo no creo que en Argentina hubiera pasado lo mismo, para m hubiera habido una reaccin mayor. Pero se trata de tradiciones de lucha, de momentos histricos, etc. Pero en Hait siempre nos acorralaron, no tenemos otra, primero la esclavitud, luego la ocupacin yanqui, los franceses hicieron lo que quisieron con la deuda externa, le hicieron pagar a Hait para reconocer la independencia. Siempre al lmite. El pueblo aprendi a resistir y solos, porque nadie nos ayuda. Salvo la ayuda de Venezuela y Cuba. Pero para cambiar la situacin hay una indiferencia total cuando nosotros histricamente ayudamos a Miranda, a Bolvar. Tuvimos una actitud solidaria en el siglo XIX. Ojal eso cambie y logremos reencontrarnos. Yo lo grafico as, cuando un progresista revolucionario habla de Hait la visin que me da es la del hombre que sale de la iglesia, ve un pobre afuera y le tira una monedita. Compasin, no solidaridad. Ahora, cuando el pueblo haitiano reacciona parecen despertar y darse cuenta de que hay seres humanos all que pueden dar batalla. Sorprende al mundo eso, como la cada de Duvalier, la movilizacin contra el hambre en 2008, incluso la respuesta del pueblo haitiano ante el terremoto de 2010. Hubo una solidaridad en el seno del pueblo haitiano que fue extraordinaria, gente que arriesg su vida para salvar a otros que estaban debajo de los escombros. Yo estuve all y la gente comparta todo. Espero que algn da la historia pueda ser escrita por los que han luchado para un cambio real y humano, ms justo, para poder medir el valor de las cosas. El mundo sabe lo que fue la guerra de Vietnam, la derrota de los yanquis ah, pero la derrota de Napolen en Hait no fue cualquier cosa, y si vas al diccionario francs no vas a encontrar la batalla donde Berthier fue derrotado, la ltima batalla donde Francia se rindi.

M.H.: Un ejrcito de 50.000 veteranos franceses vencidos por el pueblo haitiano. Vamos a estar atentos porque tal vez el pueblo haitiano conquiste esta batalla, derrote al FMI y nos marque el camino.

H.B.: Ojal. No me atrevera a decir tanto, no queremos darle lecciones a nadie.

M.H.: En varias partes del mundo se est luchando contra el FMI. Pienso en lo que ocurri Jordania das atrs.

H.B.: S, porque es un cncer.

M.H.: Tal vez retomemos esas luchas de hace 200 aos. El 9 de julio en nuestro pas se ha tomado la consigna y se festejan el 25 de mayo, el 9 de julio y seguramente el 17 de agosto; de alguna manera recuperamos nuestra historia y qu bueno sera que recuperemos la historia de tu pas.

H.B.: Gracias de todo corazn.

M.H.: Cerramos recordando a Fernando Pita, quien supo solidarizarse con tu pueblo, que a veces no es fcil.

H.B.: Yo tengo un gran recuerdo de l. Una vez me cont cmo el colectivo no llegaba y us hasta el ltimo peso que le quedaba para llegar en taxi a la reunin del Comit y cmo iba controlando cuando caan las fichas para acercarse lo ms posible. Me conmovi eso. Era un compaerazo.

M.H.: Comparto ese sentimiento contigo y espero que algn da podamos compartirlo con tu pueblo.

H.B.: Hay una lista de compaeros de Argentina, Uruguay y Brasil que yo tengo armada para que con los compaeros haitianos en algn momento les rindamos un homenaje, con un monumento a los internacionalistas que nos ayudaron en momentos tan difciles. A algunos incluso les hemos dado la nacionalidad haitiana.

M.H.: Estaremos atentos a los sucesos, como hace 200 aos, en que terminaron con la esclavitud, pero esta vez para terminar con el FMI.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter