Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-07-2018

Una ley que muestra la verdad sobre Israel

Gideon Levy
Haaretz

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


La ley del Estado-nacin lo deja claro. Israel es solo para judos, escrito negro sobre blanco. Es ms fcil de esta manera para todos.

La Knesset est a punto de emitir una de sus leyes ms importantes y la ms acorde con la realidad. La ley del Estado-nacin pondr fin al vago nacionalismo de Israel y presentar al sionismo tal como es. La ley tambin pondr fin a la farsa de que Israel es "judo y democrtico", una combinacin que nunca existi y que nunca podra existir debido a la contradiccin inherente entre los dos valores que no pueden conciliarse, excepto por el engao.

Si el Estado es judo no puede ser democrtico debido a la falta de igualdad, si es democrtico no puede ser judo porque una democracia no otorga privilegios basados en la etnia. As que ahora la Knesset ha decidido: Israel es judo. Israel est declarando que es el Estado-nacin del pueblo judo, no un Estado de sus ciudadanos, no es un Estado de los dos pueblos que viven dentro de l y por lo tanto ha dejado de ser una democracia igualitaria, no solo en la prctica, sino tambin en teora. Es por eso que esta ley es tan importante. Es una ley acerca de la verdad.

El alboroto alrededor del proyecto de ley fue pensado principalmente como un esfuerzo para continuar con la poltica de ambigedad nacional. El presidente y el fiscal general, ostensibles guardianes de la decencia, protestaron y recibieron elogios del campo liberal. El presidente grit que la ley sera "un arma en manos de los enemigos de Israel" y el fiscal general advirti de las "repercusiones internacionales".

Ante la posibilidad de que el velo de Israel fuera eliminado antes de que el mundo los impulsara a actuar, Reuven Rivlin -debe decirse- grit con gran vigor y valenta contra la clusula que permita a los comits de aceptacin de la comunidad evaluar a los residentes y sus implicaciones para el rgimen, pero la mayora de los liberales simplemente se horrorizaron al leer la realidad cuando estaba redactada como ley.

Mordechai Kremnitzer, en el Haaretz del martes, tambin grit en vano cuando dijo que el proyecto de ley "acarreara una revolucin, nada menos". Significar el fin de Israel como un Estado judo y democrtico...". Agreg que el proyecto de ley convertira a Israel en "un lder entre pases nacionalistas como Polonia y Hungra", como si no lo fuera y no lo hubiera sido desde hace mucho tiempo. En Polonia y Hungra no hay tirana sobre otra gente carente de derechos, situacin que se ha convertido en una realidad permanente y en una parte inseparable de cmo operan este Estado y su rgimen, sin un final a la vista.

Todos esos aos de hipocresa fueron agradables. Fue agradable decir que el apartheid solo estaba en Sudfrica porque todo estaba enraizado en las leyes raciales y nosotros no tenamos tales leyes. Para decir que Hebrn no es apartheid, que el Valle del Jordn no es apartheid y que la ocupacin realmente no es parte del rgimen. Decir que ramos la nica democracia en la regin, incluso ocupacin mediante.

Fue agradable afirmar que, dado que los rabes israeles pueden votar, somos una democracia igualitaria. Sealar que hay un partido rabe, aunque est excluido de cualquier toma de decisin. Sealar que los rabes pueden ser admitidos en los hospitales de los judos, que pueden estudiar en las universidades judas y vivir en cualquier lugar que elijan (usted elija).

Qu ilustrados somos que nuestro Tribunal Supremo dictamin en el caso Kaadan que una familia rabe poda comprar una casa en Katzir despus de aos de litigios y evasivas sin fin. Qu tolerantes, ya que los rabes pueden hablar rabe, un idioma oficial. Esto ltimo en realidad es una ficcin, el rabe nunca se ha aceptado ni remotamente como un idioma oficial, a diferencia de lo que ocurre con el sueco en Finlandia donde la minora sueca es mucho ms pequea que la minora rabe de aqu.

Resultaba cmodo ignorar que las tierras propiedad del Fondo Nacional Judo, que incluyen la mayora de las tierras del Estado, eran slo para judos, con el apoyo del progresista Tribunal Supremo en esa postura y afirmar que somos una democracia. Era mucho ms agradable pensar en nosotros mismos como igualitarios.

Ahora habr una ley que dice la verdad, Israel es solo para los judos, escrita en los libros. Estado-nacin del pueblo judo, no de sus residentes. Los rabes son ciudadanos de segunda clase y los sbditos palestinos no existen. Su destino se determina en Jerusaln, pero no son parte del Estado. Es ms fcil de esta manera para todos.

Sigue habiendo un pequeo problema con el resto del mundo y con la imagen de Israel que esta ley empaar, en cierta medida. No es gran cosa. Los nuevos amigos de Israel estarn orgullosos de esta ley. Para ellos ser una luz para las naciones. Y las personas de conciencia de todo el mundo ya conocen la verdad y desde hace mucho tiempo luchan contra ella. Un arma para el movimiento BDS? Ciertamente. Israel se lo ha ganado, y ahora lo legislar.

Gideon Levy es corresponsal de Haaretz

Fuente: https://www.haaretz.com/opinion/.premium-a-law-that-tells-the-truth-about-israel-1.6267705

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter