Portada :: Chile :: Pueblo Mapuche: Cinco siglos de Resistencia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-07-2018

Si el Machi Celestino muere, hacemos responsable al Gobierno de Sebastin Piera

Andrs Figueroa Cornejo
Rebelin


El Machi Celestino Crdova cumpli un mes y medio de su segunda huelga de hambre cuyo fin inmediato es que, tras 5 aos de crcel condenado sin pruebas en el llamado caso Luchsinger-Mackay en La Araucana, el Estado chileno le permita salir a su rewe (lugar sagrado) durante 48 horas para renovar su salud espiritual y la de su comunidad. Cristina Romo, quien hace parte de la Red de Apoyo de la autoridad religiosa mapuche, sentenci que si Celestino muere hacemos responsable al gobierno de Sebastin Piera.

-Cul es el estado de salud de Celestino Crdova?

El lunes 9 de julio, mientras se realizaba una rogativa colectiva al interior de la crcel de Temuco por el nuevo ao mapuche y para restaurar las fuerzas del Machi, por rdenes superiores y sin aviso ingresaron al recinto donde estbamos un numeroso contingente de la unidad de antimotines de gendarmera que, sin mediar razones, violentamente nos arrojaron balines, proyectiles lacrimgenos y gas pimienta. La accin represiva no tuvo explicacin alguna, toda vez que quienes acompabamos al Machi estbamos concentrados en una prctica espiritual de recogimiento y serenidad. De hecho, el Machi estaba en condicin de trance cuando incluso l fue vctima de la violencia uniformada. Si el Machi ya tena problemas graves de salud, luego de lo ocurrido han empeorado.

-Tuvo consecuencias de otro tipo la represin de gendarmera?

Al Machi se le castig con un mes de incomunicacin carcelaria. Est solo, en huelga de hambre y sin derecho a visita durante ese tiempo. De hecho, e inmediatamente despus de la represin, la autoridad penal no permiti ni siquiera el ingreso a su celda del Instituto Nacional de DDHH, una entidad del propio Estado de Chile. Hoy no existe ningn control de la evolucin del estado de salud del Machi Celestino. Por su parte, a las y los voceros de nuestra autoridad ancestral se les impuso la prohibicin de visitarlo hasta por un ao.

Asimismo, Cistina Romo indic que las comunidades en resistencia del Wallmapu han manifestado toda su solidaridad y su voluntad de realizar movilizaciones de apoyo.

-Y qu han dicho otras visiones religiosas, considerando la especificidad espiritual de la demanda del Machi?

Han hablado a favor de Celestino la iglesia evanglica pentecostal que est en Temuco, la comunidad Rastafari, Krishna, mientras que la jerarqua catlica ha guardado un silencio absoluto.

El viernes 13 de julio, Cristina Romo, junto a organizaciones de DDHH y sociales, solicitaron en la Intendencia de Santiago la autorizacin para realizar el prximo 22 de julio una marcha familiar, unitaria, masiva y solidaria con la causa del Machi Celestino y en contra de la ofensiva militarizada del Estado en territorio mapuche.

Por otro lado, la Presidenta de la Agrupacin Nacional de Familiares de Ejecutados Polticos, AFEP, Alicia Lira, quien acompa a la comitiva a la Intendencia, expres que no slo el gobierno de nuevo irrespeta los tratados internacionales sobre los derechos de los Pueblos Originarios, sino que adems intensifica la criminalizacin en territorio mapuche con tecnologa, maquinaria de guerra y fuerzas militares antiterroristas que mand a prepararse en Colombia, a travs del ridculamente llamado Comando Jungla (las junglas slo existen en climas tropicales), cuya cobertura es la persecucin de narcotraficantes, pero que en la realidad opera contra las resistencias y disidencias polticas y sociales del Estado. Esa fuerza fue capacitada por los oficiales estadounidenses que reinan en Colombia y donde hay 8 bases militares de EEUU. Sin embargo, en Chile no existe el terrorismo. Esa figura ha sido usada y abusada como excusa para reprimir impunemente a los pueblos en lucha, y como distractor para intentar tapar los escandalosos robos de la alta oficialidad de Carabineros y del Ejrcito.

Igualmente, la representante del Movimiento por el Agua y los Territorios de la capital chilena, Francisca Fernndez, seal que estamos frente a un evento de la ms profunda gravedad. Una autoridad espiritual originaria, por necesitar practicar su religiosidad, est en riesgo de muerte. El gobierno carece de voluntad de dilogo. Aqu se est violando hasta la libertad de culto que se encuentra inscrita en la Constitucin. Para la corrupcin institucional hay plena libertad, mientras que para el pueblo mapuche hay plena represin. De la misma forma, consideramos que falta que ms y ms sectores sociales se sensibilicen ante lo que pasa en el territorio mapuche. La plurinacionalidad y pluriculturalidad debe asumirse en la prctica concreta.

Por su parte, el dirigente de Salud para Todos, Robert Espinoza, dijo que nos violenta la discriminacin, la represin y el racismo que el Estado comete contra el pueblo mapuche.

-Qu tiene que ver un movimiento que lucha por el derecho a la salud con la reivindicacin del Machi Celestino Crdova?

Todo, porque est en juego la vida. En Chile la salud es una mercanca, es decir, un servicio que persigue nicamente la ganancia privada. La sanidad mapuche est siendo vulnerada, al igual que la de todos los chilenos. Y en particular sobre la causa del Machi Celestino, estimamos que es indispensable que no slo se le permita ejercitar su espiritualidad permitindosele que visite su rewe, sino que tiene que estar en libertad. No hay pruebas reales que lo incriminen en ningn delito y, por tanto, su cautiverio no tiene ninguna justificacin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter