Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-07-2018

Testimonio de Robert Meeropol, hijo de Julius y Ethel Rosenberg
El caso Rosenberg y la poltica de separacin de familias indocumentadas en Estados Unidos

Rafael Rodrguez Cruz
Rebelin

Julius y Ethel Rosenberg fueron arrestados en julio de 1950, acusados de espionaje a favor de la Unin Sovitica. Al cabo de un juicio viciado por el macartismo, Julius y Ethel fueron ejecutados el 19 de junio de 1953. La pareja Rosenberg tena dos hijos pequeos: Michael y Robert. Durante todo el proceso, los nios Rosenberg fueron usados por la Fiscala Federal de EE.UU. para extorsionar a sus padres.



Recientemente me encontr con un viejo amigo activista: Robert Meeropol, hijo menor de Julius y Ethel Rosenberg. La ocasin no poda ser ms apropiada. Ambos asistimos, en Springfield, Massachusetts, a un evento en repudio a la prctica de separacin familiar y el encarcelamiento de los hijos e hijas de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. A Robert y a m nos une una vieja amistad; de hecho, una amistad que se origin en los tiempos en que fui parte de la junta directiva de la Fundacin Rosenberg para Nios. Me anim, pues, a preguntarle sobre la coyuntura actual, en que todo parece indicar que la administracin del presidente Trump ha dado un paso nuevo y significativo en su curso al fascismo.

Recordemos, brevemente, que Julius y Ethel Rosenberg fueron arrestados en julio de 1950, acusados de conspirar para cometer espionaje a favor de la extinta Unin de Repblicas Socialistas Soviticas. El juicio se llev a cabo en marzo de 1951. Julius y Ethel fueron encontrados culpables y ejecutados, despus de mltiples apelaciones y reclamos de clemencia, el 19 de junio de 1953. La pareja Rosenberg tena dos hijos: Michael y Robert, entonces de 7 y 3 aos, respectivamente. Durante todo el proceso, Robert y Michael vivieron con distintas familias, sin mucha estabilidad de vivienda. Pocas personas se atrevan a correr el riesgo de ayudar a los nios Rosenberg. Finalmente, Robert y Michael terminaron en la residencia del poeta y compositor Abel Meeropol y su esposa, Anne, quienes comenzaron el proceso de adopcin. Sin embargo, poco despus de la ejecucin de los Rosenberg, la Polica Federal removi a los nios de la casa de los Meeropol y los puso en un orfanato. El ensaamiento de la fiscala federal con los dos nios tena un motivo funesto: la fiscala intent manipular a Julius y Ethel para que cooperaran con el caso, a cambio de la posibilidad de ser parte de la vida de sus hijos. Los Rosenberg, por razones que ms adelante se explican, no claudicaron.

Ante la pregunta de si el caso Rosenberg es relevante hoy, en que nios y nias, incluso de tan solo meses de edad, son separados de sus padres y madres indocumentados por la Fiscala Federal de Estados Unidos, Robert seala que en realidad no hay nada nuevo: La Fiscala Federal de Estados Unidos siempre ha utilizado a los nios para extorsionar a las personas inocentes que arrestan, o sea, para obligarlos a cooperar. En el caso de sus padres, la idea era que Julius y Ethel colaboraran con la fiscala identificando miembros de una supuesta conspiracin; aqu, en el caso de las familias indocumentadas, se trata de que abandonen toda peticin de asilo, a cambio de una prometida reunificacin familiar. Una promesa, no una garanta. (Hoy las cortes han intervenido ordenando la pronta reunificacin de familias con nios de edad temprana, pero aun as la administracin del presidente Trump ha objetado a la fecha del 26 de julio para completar los casos de 3.000 nios).

La Fundacin Rosenberg para Nios (Rosenberg Fund for Children) fue fundada por Robert Meeropol en 1990 con la misin de "ayudar a los nios de la resistencia", chicos cuyos padres sufren persecucin poltica.

El pasado 2 de julio de 2018, Robert fue entrevistado sobre este tema por los periodistas del Proyecto Marshall, una agencia de noticias independiente y no comercial, que busca crear y mantener un sentido de urgencia nacional respecto al sistema criminal de Estados Unidos. Robert me pidi que tradujera sus declaraciones, para los medios de habla hispana. A continuacin, reproducimos, con permiso, sus declaraciones al Proyecto Marshall:

Las imgenes perturbadoras, as como los llantos, de nios mientras son arrancados por la fuerza de los brazos de sus familiares han reabierto muchas heridas de mi niez.

Mis padres, Ethel y Julius Rosenberg, fueron arrestados y enjuicidados poco despus de mi tercer cumpleaos en mayo de 1950. Hasta entonces, mi hermano Michael, quien tena siete aos, y yo vivamos con la que recuerdo como una familia afectuosa y con mucho amor. Durante los prximos tres aos, fuimos de una casa a otra, de diferentes miembros de la familia extendida. Algunos estaban atemorizados de tenernos en sus casas, a causa del odio virulento difundido por las polticas del periodo macartista. As que tambin pasamos un tiempo en orfanatos.


A la izquierda: los dos hijos del matrimonio Rosenberg el ao en que fueron ejecutados sus padres. A la derecha: los dos hermanos en 2016, durante la campaa por la exoneracin de Ethel Rosenberg.

Yo estaba perplejo y con el corazn roto. Dnde estaban mis padres? No los haba visto durante casi un ao. En el albergue, incluso me separaron de mi hermano. Cuando a Michael y a m, finalmente nos permitieron visitar a nuestros padres en la prisin, mi primera pregunta fue: "Por qu no han vuelto a casa?"

Mucha gente conoce el caso de mis padres; ellos fueron encontrados culpables de conspirar para cometer espionaje y, al final, los ejecutaron en 1953 por supuestamente robar lo que el gobierno llam el "secreto de la bomba atmica".

La decisin absoluta del gobierno de que ellos pagaran por sus acciones y denunciaran a otros, claramente tuvo mayor importancia, total prioridad sobre nuestro bienestar como nios. Lo que Michael y yo no sabamos entonces es que a nosotros tambin nos estaban usando como fichas de extorsin. El expediente, hoy pblico, revela claramente que a nuestros padres les ofrecieron un acuerdo. Si cooperaban, y si implicaban a otras personas, a mi padre no lo iban a ejecutar y a mi madre la liberaran para que se hiciera cargo de nosotros.

Despus de la ejecucin de mis padres, fuimos a vivir con Anne y Abel Meeropol, quienes comenzaron el proceso de adopcin. Pero las fuerzas del gobierno no haban acabado con nosotros. Nuestro guardin legal, Emmanuel Block, muri de un ataque al corazn antes de que l completara la trasferencia de tutela a los Meeropol. Los grupos de derecha se enteraron y radicaron una accin en la Corte de Menores; reclamando, correctamente, que los Meeropol no eran nuestros guardianes y alegando, falsamente, que estbamos siendo abusados polticamente. Luego de un mes de nuestra nueva vida con Anne y Abel, policas armados llegaron a la residencia para removernos. Al otro da, fuimos llevado a un orfanato.

Como mencion en mis memorias, Una ejecucin en la familia, "yo no le tema al monstruo debajo de la cama. En vez de eso, 'la casa', como Michael y yo llambamos al orfanato, era un Bogeyman* demasiado real. Tenamos que ser cuidadosos; nos estaban tanteando, y yo tema lo que poda pasar si fallbamos".

Esta segunda separacin forzosa resulta alarmantemente muy similar a lo que le ha pasado a miles de nios en nuestra frontera con Mxico. Claro est, es muy probable que ellos vern a sus padres de nuevo. Imagino que el terror que experimentan puede llegar a ser peor que el mo. Aunque nuestra remocin de la casa de Anne y Abel fue vigorosamente protestada y combatida, los Meeropol saban dnde estbamos. Adems, nosotros nos encontrbamos en un territorio relativamente conocido. Hablbamos el idioma dominante. Las vctimas de hoy se encuentran en un pas desconocido y no hablan ingls. Al menos dos trabajadores de los centros de detencin han renunciado al darse cuenta de la manera en que estos nios indocumentados son tratados. Ambos trabajadores informaron del llanto incesante de los nios y de que las personas a cargo de cuidarlos no pueden abrazarlos.

Al igual que ocurri conmigo y con Michael 65 aos atrs, estos nios estn siendo victimizados, usados como fichas de extorsin por un gobierno con una agenda poltica muy fuerte. Por ejemplo, hemos escuchado que las personas que buscan asilo han sido informadas de un posible acuerdo de corte nefasto: el retorno de sus hijos a cambio de que renuncien a todo reclamo de asilo y de que regresen a sus pases.

La historia quizs no se est repitiendo de nuevo, pero el eco del pasado se siente con fuerza. La manipulacin salvaje de nios y nias es una forma de abuso de los derechos humanos, una modalidad de terrorismo auspiciado por el Estado. Para m, es un asunto personal. Para todos nosotros y nosotras, la manipulacin de nios debe de ser inaceptable. Actuando en conjunto, podemos y debemos pararla.

Robert culmin su conversacin conmigo expandiendo lo ya dicho en sus declaraciones a los periodistas del Proyecto Marshall. Su visin, claro est, es la de un adulto que fue victimizado por el gobierno de Estados Unidos cuando era un nio. La otra perspectiva, que tampoco debe de olvidarse, es la de los padres y madres de los nios y nias inmigrantes. Sabemos del sufrimiento de Julius y Ethel, por la correspondencia que mantuvieron con Robert y Michael. Pero estos padres y madres indocumentados, tambin encarcelados, sufren la violacin de sus derechos humanos. Y el dolor de la separacin de sus hijos e hijas no puede ser sino inmenso.

(Los fragmentos citados del texto publicado por el Proyecto Marshall se publican con permiso del autor).

Versin editada para Rebelin por Silvia Arana.

Nota de la edicin:

*Bogeyman: Ser sobrenatural que inspira miedo a los nios; cuco, hombre del saco, o de la bolsa.

Todas las fotos provienen del sitio web de la Rosenberg Fund for Children y del blog de Robert Meeropol:  http://www.rfc.org/aboutus y http://www.robertmeeropol.com/index.htm

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter