Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2018

Decisin de la Corte Suprema: Un duro golpe para Abbott, un buen punto para sus impugnadores

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


Ha sido un golpe duro a la credibilidad del fiscal jefe Jorge Abbott el que la Corte Suprema haya aceptado a trmite la solicitud de su remocin del cargo hecha por un bloque opositor y democrtico de parlamentarios de izquierdas y progresistas. Por mucho que aqul lo niegue y que su abogado el ex ministro concertacionista de justicia Luis Bates diga lo nico que puede decir en estos casos: que su defendido est absolutamente tranquilo.

La Corte Suprema, al aceptar el documento de solicitud de destitucin del fiscal Abbott por negligencia manifiesta en el ejercicio de sus funciones abri un perodo donde adems de audiencias y de la designacin de un ministro de la Corte a cargo del caso, habrn necesariamente debates y deliberaciones acerca de los tipos diferentes de justicia que existen para empresarios/polticos poderosos, y para ciudadanos comunes. Y tambin acerca de la impunidad de los crmenes de cuello y corbata y del carcter de la corrupcin poltica que corroe la institucionalidad vigente, as como la manera de ponerle atajo en un gobierno neoliberal. Esto en el marco de las actitudes recientes de parlamentarios que rehusaron legislar contra el cohecho.

Ser el momento donde ex fiscales que conocen la mquina por dentro intervengan a partir de su propia experiencia.

La diputada del Frente Amplio Claudia Mix, una de las promotoras de la iniciativa, insisti en que es un hecho histrico esto de la solicitud contra Abbott pues los y las parlamentarias hacen su pega con los instrumentos legales a su disposicin, y la Corte Suprema ratifica su independencia como poder del Estado agreg. Sin embargo, se le olvid a la diputada para que se produzcan cambios reales llamar a la ciudadana a estar atenta y a movilizarse por la justicia y contra la corrupcin y la impunidad en los casos SQM-Longueira-Contesse-Pizarro-Enrquez Ominami. Imposible no vincular los hechos que componen la realidad.

Los y las representantes de Revolucin Democrtica en el Congreso, que dieron claras muestras de no estar a la altura de las exigencias democrticas del momento pues no firmaron el documento presentado a la Suprema corte, salieron con frases grandilocuentes que en nada ayudan a intervenir en poltica, es decir actuar de manera concreta en la situacin concreta; en la correlacin actual de fuerzas con la percepcin ciudadana crtica e indignada. Evaluaron mal las tropas de Jackson y Crispi. Tampoco llamaron a construir un movimiento social contra la corrupcin y la impunidad si, tal como lo expresaron, quieren acabar definitivamente con sta. Un poco de lgica poltica ayuda a la praxis.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter