Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2018

Presionan al Kremlin para que legalice las empresas privadas de mercenarios
La privatizacin de la guerra

Anton Mardasov
al-monitor.com

Traduccin del ingls para Rebelin de Carlos Riba Garca.


Los veteranos de guerra rusos reclaman que el presidente Vladimir Putin tome las medidas adecuadas para legalizar las empresas privadas de mercenarios. En una declaracin enviada al lder ruso, lo veteranos exigen no solo la legalizacin de esos soldados sino tambin un reconocimiento oficial de que los contratistas estn implicados en el conflicto sirio.

Los veteranos enviaron el documento a la oficina del presidente y al Tribunal Supremo de Rusia. La declaracin fue firmada por un grupo de mercenarios entre los que est el coronel general retirado Leonid Ivashov, ex jefe del Consejo General para la Cooperacin Militar Internacional del Ministerio de Defensa (1996-2001); Vladimir Petrov, jefe de la organizacin pblica internacional Honor y Patria, y Evgeny Shabaev, presidente del Consejo de Oficiales Rusos. La declaracin hace hincapi en el hecho de que durante tres aos, las organizaciones de veteranos han recibido muchas quejas de soldados heridos en Siria que no han podido acceder al apoyo del gobierno en relacin con lo social, la rehabilitacin y lo econmico al no contar con el necesario estatus legal.

En Rusia, la cuestin de la legalizacin de esos mercenarios ha sido tema de discusin durante muchos aos. Normalmente, las actividades de los contratistas privados son ilegales, como lo establece un artculo del Cdigo Penal ruso que prohbe la existencia de grupos de mercenarios. Estos soldados no estn reconocidos como veteranos de guerra, por lo que no pueden disfrutar de los beneficios de los que estos gozan. Los polticos rusos llevan mucho tiempo enfrascados en largusimos e infructuosos debates sobre las consecuencias negativas y positivas de la legalizacin de los mercenarios. Aun as, por primera vez cuando de desencaden la guerra en el este de Ucrania y, ms tarde, cuando Rusia empez su campaa en Siria, el problema se convirti en algo apremiante.

Informaciones de las organizaciones de veteranos aseguran que tambin hay empresas privadas de mercenarios rusas operando en la Repblica Centroafricana, Sudn, Yemen y Libia. Supuestamente, entre ellas est no solo el tristemente clebre Grupo Wagner sino tambin como menciona la declaracin de los veteranos la empresa Patriot, una firma mercenaria totalmente nueva.

Segn TV Rain, un canal de la oposicin rusa, Patriot ha estado participando en combates en Siria desde la primavera de este ao. Entre sus soldados estn los llamados turistas un trmino acuado durante la guerra en el Dombass, Ucrania, soldados profesionales rusos vistos en el campo de batalla mientras aparentemente estaban en servicio, sin orden alguna de sus comandantes. Tal como dijo Ivashov, se ha sabido que varios especialistas activos de la direccin del Estado Mayor (Departamento Central de Inteligencia), abogados militares y soldados de las fuerzas especiales trabajan para Patriot. Una fuente en el Ministerio de Defensa cont a TV Rain que Patriot paga mejor y realiza tareas de combate ms elaboradas; adems, su accionar apunta ms a la proteccin de personas, al contrario del Grupo Wagner, que se implica ms frecuentemente en acciones de combate.

En el mercado estn surgiendo otras empresas. No conocemos con exactitud su nombre, pero puede usted estar seguro de que ya estn trabajando en Libia, Yemen, Sudn y Brunei. Adems, se est conversando acerca de entrar en varios pases de frica, dijo Shavaev.

Aparentemente, el Kremlin respondi a la declaracin con la debida seriedad. El portavoz de Putin, Dimitry Peskov dijo: Si ese documento llega a nosotros por los canales oficiales, lo enviaremos al Ministerio de Defensa de modo que all puedan bosquejar algn enfoque al problema.

Sin embargo, para tener una idea de la probabilidad que existe que las autoridades rusas realmente respondan a la declaracin de Shavaev es necesario que se aclaren varios puntos.

En primer lugar, muchos sectores polticos utilizan la cuestin de la discreta participacin rusa en la guerra de Siria para apuntarse tantos polticos, sin que importe la profundidad de su conocimiento del problema. En esta particular situacin, los redactores de la declaracin no actan como una organizacin de veteranos unida. La emisora de radio The Voice of America observ acertadamente que se trata de una interesante mezcla: Ivashov es un patritico experto estatista que ha expresado sus opiniones personales durante mucho tiempo; Petrov ha estado participando en el liderazgo de diferentes organizaciones conservadoras junto con Ivashov durante cierto tiempo; Shavaev es un activista cosaco que en febrero se manifest acerca de cuantiosas bajas entre las fuerzas de Wagner en Siria. En 2011, Ivazhov incluso estuvo tratando de ser candidato presidencial. En pocas palabras: durante algn tiempo, Ivashov ha estado implicado en poltica con el objetivo de presentar su agenda a numerosas asociaciones de veteranos y grupos patriticos.

En segundo lugar, no tiene mucho sentido esperar alguna reaccin de una institucin que no reconoce oficialmente ninguna empresa de mercenarios, aunque tenga relaciones directas con ellas. Por ejemplo, segn se dice, los mercenarios de Wagner utilizan una parte del campo de adiestramiento del Ministerio de Defensa cerca del pueblo de Molkino, donde suelen adiestrarse unidades de la inteligencia militar.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa no est solo en su oposicin a la legalizacin de los mercenarios. A mediados de enero, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergey Lavrov, mientras comentaba la captura de dos rusos por parte de terroristas del Daesh, dijo que debera legislarse para proteger a estas personas dentro de un slido marco legal, algo que fue tomado por muchos como un aval a la idea de legalizar el estatus de los contratistas de mercenarios. En el mismo mes, Sergey Mironov, lder del Partido Una Rusia Justa, y su diputado Mikhail Emelyanov redactaron el borrador de un nuevo proyecto de ley sobre la legalizacin en Rusia de las empresas privadas de mercenarios. Sin embargo, el proyecto fue rechazado por todos los organismos claves de Estado ruso: Defensa, Economa, Justicia, Relaciones Exteriores, la Guardia Nacional, el servicio de Seguridad Federal, la Inteligencia Exterior, los servicios de Proteccin Federal y la oficina del Fiscal General.

Adems, el Consejo de la Federacin [Rusa] sostuvo que en Rusia de ninguna manera existen esas compaas. Formalmente, esto es cierto; la mayora de las empresas rusas de mercenarios estn registradas en otros pases y no tienen un estatus legal en este pas, de este modo, la consideracin de rusas de estas firmas es solo nominal. Por otra parte, las empresas de mercenarios realmente registradas en Rusia, como el Grupo RSB y LUKOM-A (cuyo fundador principal y cliente general es la corporacin petrolera Lukoil), estn consideradas como empresas privadas de seguridad o de asesoramiento. Es as que, tcnicamente, el Grupo Wagner y otras entidades similares que existen sin un estatus legal oficial e incluso sin un nombre de pblico conocimiento son unidades armadas ilegales.

Segn una fuente de las fuerzas armadas que se comunic con Al-Monitor, la funcin de esas empresas es ser instrumentos en la sombra para ayudar a la inteligencia militar rusa, pero es muy improbable que su dudosa experiencia legal sea dirigida a la esfera de la poltica. Se supone que estas empresas de mercenarios al menos tienen un flujo de documentacin vagamente transparente, sin embargo, en el caso del Grupo Wagner existe informacin que asegura que buena parte de su contabilidad es fraudulenta. No obstante, la mayora de los mercenarios que llegan de distantes regiones de Rusia tolera esta situacin. Por otra parte, el Grupo Wagner admite a extranjeros, especialmente ucranianos y nacidos en los pases que formaban la antigua Yugoslavia. La estructura de las diferentes unidades es revisada a partir de renovaciones. Algunas fuentes sostienen que la unidad Primavera, que en principio haba sido planteada para sabotear al ejrcito de Ucrania detrs de las lneas enemigas, ms tarde fue rediseada y enviada a Siria porque los soldados no dominaban lo suficiente las tcnicas bsicas para realizar operaciones de sabotaje.

En Rusia hay quienes argumentan que el pas puede vincular las empresas de mercenarios con la legalidad de la Organizacin del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO, por sus siglas en ingls), una alianza militar post-sovitica. Esto podra darle nueva vida a una estructura que contina sufriendo atrofia, a pesar de todas las declaraciones oficiales y ejercicios militares que Rusia pone en marcha dentro de ella. Es sabido que el Instituto Mosc de Problemas de Seguridad y Desarrollo Sostenible, en el que una parte del equipo acostumbraba trabajar con los servicios especiales y en este momento participa en grupos de expertos en Duma, en realidad redact un proyecto de ley en este sentido. Aun as, surgen muchas preguntas. Entre ellas, si en el caso de ausencia de un enemigo en comn las naciones del CSTO estn preparadas para dar este paso y, ms importante aun, si Rusia necesita o no legalizar las actividades de estos contratistas para trasparentar sus operaciones en el interior del CSTO, en el que no hay necesidad de establecer contactos reservados y realizar operaciones encubiertas como las que estos grupos estn llevando a cabo en Siria.


Anton Mardasov es experto en asuntos militares y periodista enfocado en Siria, Iraq y organizaciones extremistas. Adems, es experto no residente destinado en el Consejo Ruso de Asuntos Internacionales (RIAC, por sus siglas en ingls).

Fuente: https://www.al-monitor.com/pulse/originals/2018/07/russia-pmc-syria-putin.html?utm_campaign=20180712&utm_source=sailthru&utm_medium=email&utm_term=Daily%20Newsletter

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y Rebelin como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter