Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-07-2018

Resea de Mi infancia en el franquismo (Tiraa, Asturies, 1938) de Enesida Garca Surez (Cambalache)
El deber de preservar la memoria de las vctimas

Jess Aller
Rebelin


El recuerdo del holocausto franquista permanece vivo en muchos rincones de Asturias como una memoria soterrada que se va perdiendo, inevitablemente, con el fallecimiento de los que lo sufrieron. Mi infancia en el franquismo (Tiraa, Asturies, 1938) de Enesida Garca Surez, que acaba de editar en Oviedo Cambalache con un eplogo de Yerba Segura Surez, nos acerca a una terrible historia de aquel tiempo. Enesida fue una de las vctimas de la represin que se produjo en el campo asturiano, pero tuvieron que pasar cuarenta aos para que se decidiera a poner por escrito los recuerdos de lo sucedido por entonces. Lo hizo de su puo y letra en un cuaderno escolar cuyas pginas son reproducidas en el libro de Cambalache. Sobrecoge la lectura de este documento, que transmite el dolor y la desesperacin de la nia con las palabras de la mujer.

Enesida nos cuenta la historia de una familia como tantas otras en aquella maldita posguerra. La componen padre y madre, tres hijas: Isabel de diecisiete aos, Enesida de once y Ovilia de ocho, ms Tino, el pequen, de tres. Viven en la parroquia de Tiraa (Llaviana), donde cultivan la tierra y poseen algunos animales; el padre adems trabaja en la mina. El crimen de todos ellos ser tener familiares entre los ltimos combatientes republicanos que se esconden en el monte, a los que los vencedores persiguen con saa; no habr piedad para nadie en quien recaiga la ms mnima sospecha de prestar cualquier ayuda a los fugaos. En abril de 1938, en la capital de la parroquia se elabora una lista de personas que son detenidas en breve. Doce fueron fusiladas en al cementerio, entre ellos Celestino Garca, padre de Enesida. A su madre, Virginia Surez, la haban masacrado horas antes. Los trece cadveres fueron a una fosa comn.

Cuando sus padres son asesinados, las hermanas salen adelante apoyadas en Isabel, la mayor, que cada poco es arrestada. Enesida marcha en busca de trabajo con una amiga de su edad y lo encuentra cerca de Villaviciosa. Por la comida y poco ms sirve all ao y pico. Luego va con los abuelos maternos. La familia se ha separado. El 1 de septiembre de 1942, a Isabel se la llevan por ltima vez. Se la acusa falsamente de tener guardada una pistola, pero las torturas sufridas la empujan a reconocerlo para ganar unas horas y suicidarse ponindose al tren. El relato de Enesida concluye con recuerdos de las visitas de sus tos fugados: Silvio, muerto poco despus de las heridas recibidas en una emboscada, y Fidel, que logr sobrevivir a varios aos de crcel.

El documento es estremecedor, pero tal vez lo es ms la larga impunidad que sucedi a los crmenes descritos. Varias generaciones fueron obligadas a soportar la infamia de no poder honrar pblicamente a sus muertos, mrtires de una lucha perdida por la libertad, en una poca en la que los asesinos dominaban vidas y haciendas e imponan su versin de lo ocurrido. Recuperada la democracia, o al menos un remedo de ella, a partir de 1978 los familiares de los fusilados comenzaron a celebrar cada 1 de noviembre en el cementerio un pequeo acto de cario y homenaje, que con el tiempo dio lugar a la constitucin de la Asociacin de familiares y amigos de la fosa comn de Tiraa en 2014. Resultaba un deber dar a las vctimas el reconocimiento que merecan, y esta vez se consigui. La edicin de Mi infancia en el franquismo (Tiraa, Asturies, 1938) de Enesida Garca Surez, que incluye como decamos una copia del manuscrito original de la autora, y tambin algunas fotografas familiares, es otra noble iniciativa para que el sufrimiento de los inocentes no caiga en el olvido.

Blog del autor: http://www.jesusaller.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter