Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-07-2018

Cmo los multimillonarios de Europa llegaron a serlo (y cmo consiguen mantenerse)

Rachel Knaebel
InfoLibre


"En todo el mundo, las desigualdades han aumentado muchsimo desde 1980", alertaba hace unos meses un informe sobre las desigualdades mundiales coordinado, entre otros, por el economista francs Thomas Piketty, autor del conocido libro El capital en el siglo XXI . La conclusin de dicho informe es que los ricos cada vez son ms ricos y que el patrimonio, cada vez ms, pasa de estar en manos de la gente, es decir de la comunidad, para ir a parar a los propietarios privados.

De ese modo, el patrimonio personal de Bernard Arnault y de su familia ha ido en aumento en los ltimos aos hasta superar los 50.000 millones de euros. El dueo de Zara, Amancio Ortega , ocupa la cspide de este ranking , con 55.000 millones. Los herederos de Liliane Bettencourt tampoco pueden quejarse, ya que acumulan 33.000 millones. Entre las mayores fortunas europeas, se encuentran tambin los propietarios de Chanel (los hermanos Wertheimer), los de Herms (la familia Dumas), pero tambin los propietarios alemanes de los supermercados de bajo coste Aldi y Lidl, as como la familia Mulliez, propietaria del grupo Auchan. Las dos ramas de la familia italiana que erigi el imperio industrial Ferrero tambin estn bien posicionadas, al igual que el propietario del grupo de lujo italiano Luxottica (Leonardo Del Vecchio) o los propietarios suecos de H&M (Stefan Persson). En Alemania, la familia propietaria de BMW y la mucho menos conocida familia de la empresa industrial Schaeffler tambin se sitan entre las mayores fortunas del continente, con ms de 15.000 millones de euros cada una. Cmo han conseguido acumular tanto y, adems, mantener esta tendencia creciente, a pesar de las crisis econmicas mundiales?

Regla nmero 1: Reinar en familia

Las mayores fortunas de Europa se construyen y se transmiten, en primer lugar, garantizando el estrecho control familiar de una empresa o grupo insignia. Esta es la regla seguida por los multimillonarios franceses. El caso de la familia Bettencourt, que tanto ha sido noticia en los ltimos aos por su proximidad con las altas esferas de la poltica, es todo un ejemplo. Liliane Bettencourt falleci el ao pasado, pero su hija, Franoise Bettencourt Meyers, tom las riendas de L'Oral. Nieta del fundador, Eugne Schueller, actualmente preside el holding familiar Tthys, el consejo de administracin de L'Oral y la filial de inversiones Tthys Invest. El marido de Franoise Bettencourt, Jean-Pierre Meyers, es vicepresidente del consejo de administracin del grupo y forma parte de muchos de sus rganos. El hijo que tienen en comn, Jean-Victor Meyers, de apenas treinta aos, se uni al consejo de administracin de L'Oral en 2012.

En LVMH, los hijos de Bernard, Antoine y Delphine Arnault, son administradores de la empresa y, como tales, perciben una generosa remuneracin que supera el milln de euros por cabeza . En Herms, la fortuna del propietario Axel Dumas se estima en ms de 30.000 millones de euros. Sus descendientes siguen al frente de la firma y el grupo familiar posee ms del 65% del capital de la empresa. A la cabeza de la familia, Axel Dumas desciende directamente del fundador mile-Maurice Herms. Al menos otros siete descendientes directos integran el consejo de administracin y, en 2016, percibieron entre 20.000 y 100.000 euros. Segn algunas estimaciones, los Mulliez, que reinan en el grupo Auchan y en una decena ms de firmas, atesoran una fortuna de 26.000 millones de euros. La familia tiene un papel tan importante en la gestin patrimonial que la Asociacin Familiar Mulliez un grupo de inters econmico integrado exclusivamente por miembros de la familia es la titular de todo el grupo.

La familia es tambin un valor central (e instrumento de control econmico) en Alemania. El grupo alemn Henkel, que fabrica, entre otros, la marca de detergentes Persil y decenas de marcas ms relacionadas con el hogar y los cosmticos , est en manos de la misma familia desde su fundacin en 1876. La familia Henkel posee ms del 60% del capital, y acumula 42.000 millones en activos. An ms poderosa, la familia propietaria del Grupo Schaeffler, una empresa alemana de tecnologa industrial, controla el 100% [1]. La fortuna personal de Georg Schaeffler se estima en 20.000 millones de euros.

Regla nmero 2: Cobrar tantos dividendos como sea posible

Los dividendos son la parte de los beneficios de una empresa que se devuelve a los accionistas. En las grandes empresas, aumentan anualmente y, en estos momentos, alcanzan nuevos mximos . Se trata de dinero que ya no se puede destinar a inversiones o al aumento salarial. En Zara, el gigante textil, los accionistas percibieron el 59% de los beneficios, casi dos tercios de los cuales quedaron en manos de la familia Ortega, ya multimillonaria. En 2016, los accionistas de Zara se repartieron 1.800 millones de euros en dividendos, incluidos 1.100 millones de euros para Amancio Ortega y 93 millones de euros para su hija.

En 2016, LVMH reparti el 45% de sus beneficios entre sus accionistas, es decir, ms de 2.000 millones de euros. Eso son 500 millones ms que en 2012. De esta cantidad, casi mil millones fueron directamente a engrosar el patrimonio de Bernard Arnault y familia. En BMW, en 2016, los accionistas se adjudicaron "los mayores dividendos de su historia", tal y como destaca el informe anual, es decir, 2.300 millones. La familia Quandt-Klatten (los hermanos y hermanas Stefan Quandt ; Stefan Quandt, 17.000 millones de euros en activos, y Susanne Klatten , 20.000 millones de euros), que posee el 46% del capital, recibi algo ms de 1.000 millones de euros en dividendos ese mismo ao. Como accionistas nicos de Schaeffler, Georg Schaeffler y su madre percibieron los 328 millones de euros en dividendos que el grupo abon en 2016.

Regla nmero 3: ser creativo... en los montajes jurdicos

El gigante francs de la gran distribucin, Auchan, es el reino de la familia Mulliez. Al frente se sita Grard Mulliez, con una fortuna personal de unos 26.000 millones de euros . La familia es duea de decenas de compaas ms, como Pimkie o Dcathlon. Pero el grupo no cotiza en bolsa , por lo que no est obligado a publicar sus resultados. Tampoco lo est la Asociacin Familiar Mulliez, propietaria de todas estas empresas. Esta original forma de gobierno, que cabe pensar da lugar a cenas agitadas, tiene otra consecuencia: en caso de despidos en una de las empresas propiedad de la asociacin, el grupo no est obligado a la recolocacin de personal!

Los sindicatos de Auchan han intentado repetidamente hacer ver que la asociacin tena detrs, en la prctica, un grupo. En vano. El empleo debera gestionarse en la la asociacin. Si sta tuviese el reconocimiento de grupo, entonces existiran posibilidades claras de recolocar a los trabajadores, dado el tamao del grupo. En dicho caso, es posible que ni siquiera hubiese despidos!, explica Guy Laplatine, delegado de la CFDT en el grupo Auchan. Pero los Mulliez saben bien cmo evitarlo. Las consecuencias de todo ello es que ms de 200 empleados de las tiendas Pimkie van a ser despedidos y no cabe esperar su recolocacin en el grupo Auchan, que emplea a 80.000 personas en Francia y a ms de 300.000 en todo el mundo.

Regla nmero 4: mantener la opacidad

Esta misma estrategia de "transparencia cero" la siguen los dos lderes europeos del supermercado de descuento: Aldi, un grupo propiedad de la familia Albrecht ( Karl y Theo Albrecht que han acumulado 40.000 millones de euros), y Lidl, propiedad de Dieter Schwarz , 15.000 millones de euros en su haber. El Grupo Schwarz es un entramado de empresas, fundaciones y de cientos de sociedades y parece una verdadera caja negra ", subraya la federacin sindical alemana de servicios Verdi. "Las empresas centrales son el grupo de empresas Schwarz KG (donde se encuentra el derecho al voto) y la Fundacin Dieter Schwarz (donde estn las acciones). Por debajo se sita el holding de Schwarz. En cuanto al centro del poder, el grupo de empresas Schwarz es el conglomerado empresarial que controla el resto", explican desde el sindicato.

Ikea, el gigante sueco del mueble, tiene un grado similar de complejidad. Su fundador, Ingvar Kamprad, falleci el pasado mes de enero a los 91 aos. Atesoraba una de las mayores fortunas de Europa, que debera recaer en manos de la familia. Antes de morir, Ingvar Kamprad tambin construy alrededor de sus tiendas de muebles una serie de holdings , empresas y fundaciones, con sede en los Pases Bajos, Luxemburgo y Liechtenstein. En 1982, Ingvar Kamprad dividi Ikea en dos grupos jurdicamente distintos: el grupo Inter Ikea, hoy organizado en torno a un holding con sede en Luxemburgo, el Inter Ikea Holding, propiedad de la fundacin Interogo, constituida en Liechtenstein en 1989 y que quedaba al descubierto en 2016 en un informe de Los Verdes en el Parlamento Europeo. [2]. Por otro lado, est el grupo Ikea, vinculado a una empresa holandesa, INGKA Holding, que Kamprad dej en manos de una fundacin holandesa, Stichting INGKA. Un laberinto en el que perderse , a imagen y semejanza de las secciones de cualquier tienda del grupo [3].

Regla nmero 5: eludir a las autoridades fiscales

La opacidad tambin se utiliza para eludir, o al menos explotar, las lagunas de la normativa fiscal. Ikea se encuentra entre las empresas que se negaron, en 2013, a comparecer ante la Comisin de optimizacin fiscal de la Asamblea Nacional francesa. En diciembre, la Comisin Europea tambin abri una investigacin relativa al trato fiscal favorable del grupo en los Pases Bajos. Desde principios de los aos 80, la empresa funciona con un sistema de franquicia: "Todas las tiendas Ikea en todo el mundo pagan una cuota equivalente al 3% de su facturacin a Inter Ikea Systems, una filial de Inter Ikea con sede en los Pases Bajos", explica la Comisin Europea en un comunicado de prensa. Los ingresos obtenidos debern pagar impuestos en el pas de origen. Sin embargo, precisa la Comisin "dos decisiones fiscales anticipadas, de la Administracin neerlandesa en 2006 y 2011, redujeron considerablemente [sus] beneficios imponibles". De 2006 a 2011, en virtud del primer acuerdo, los beneficios se transfirieron a Luxemburgo, donde no estaban sujetos a impuestos. Despus, a partir de 2011, las autoridades fiscales holandesas autorizaron a Ikea a transferir una parte significativa de sus beneficios a Liechtenstein, con el mismo resultado. El coste total estimado de la operacin para las arcas pblicas de los Estados miembros de la UE es de 1.000 millones de euros, en el periodo entre 2009 y 2014. [4].

Otra investigacin de los Verdes Europeos apuntaba a Zara, cuyos montajes financieros han favorecido a los Pases Bajos, pero tambin a Irlanda y Suiza. Resultado: un ahorro de 585 millones de euros en impuestos para la empresa y para Amancio Ortega, entre 2011 y 2014 [5]. Hay ms casos, como el del grupo Kering, del multimillonario francs Franois Pinault (ms de 20.000 millones de euros en activos). El pasado mes de marzo, Mediapart (socio editorial de info Libre ), revelaba que, en 2002, evadi alrededor de 2.500 millones de euros en impuestos, "principalmente en perjuicio de Italia, de Francia y del Reino Unido". Todo ello a travs de filiales radicadas en los Pases Bajos, Luxemburgo y Suiza.

El grupo armamentstico francs Dassault apareca en los Papeles de Panam por sus filiales en la Isla de Man, un importante paraso fiscal [6], lo que le pudo permitir participar en un sistema de fraude del IVA en jets privados. Dassault Aviation cre siete empresas de arrendamiento financiero en en la Isla de Man, slo entre 2008 y 2012, defendi el grupo . Y ello para dar respuesta a las necesidades de financiacin de los clientes en un contexto de crisis financiera. Unos meses antes, su mximo dirigente Serge Dassault haba sido condenado a cinco aos de inhabilitacin para ocupar cargo pblico y a una multa de dos millones de euros por haber ocultado decenas de millones de euros a las autoridades fiscales durante 15 aos.

Regla nmero 6: presionar a los empleados

A principios de marzo, empleados de Zara en Guipzcoa se movilizaban contra la precariedad de sus condiciones laborales. Con contratos a tiempo parcial de 15 a 25 horas semanales , los empleados de las tiendas de Zara en Espaa, en su mayora mujeres, tienen dificultades para llegar a fin de mes. Porque trabajar para un multimillonario no significa estar bien pagado . Al contrario. Ya sea en Zara, H&M, Ikea, Aldi, Lidl... estas empresas que han hecho posible que sus dueos hagan una fortuna ofrecen precariedad a sus asalariados. Y a los de sus subcontratas, condiciones de trabajo de lo ms precarias. "En Aldi, se ofrecen sobre todo contratos a tiempo parcial, de modo que un cajero rara vez llega a estar contratado 38 horas semanales", dicen desde el sindicato alemn de servicios Verdi.

Por su parte, Ikea, en Francia, ha tomado por costumbre... espiar a sus empleados. "Ikea Francia ha creado un sistema [...] a gran escala para obtener informacin sobre los candidatos y sobre algunos empleados", informaba el peridico Le Monde recientemente. Un sistema que se basa, ms precisamente, en la consulta, ilegal, de los expedientes policiales. A principios de ao, la Fiscala denunciaba a Ikea France y a 15 personas, entre ellas dos antiguos jefes de la empresa. Mientras, Ikea promete a sus futuros colaboradores: "Trabajar con nosotros es ms que divertido, es gratificante. Nuestros centros de trabajo son informales y humanos".

Regla nmero 7: subcontratacin abusiva

En el sector del prt--porter , los sectores manufactureros se basan principalmente en la subcontratacin en Europa del Este , Turqua, Asia y Amrica Latina. En Brasil, en 2011, el Ministerio de Trabajo descubra tres talleres de costura de un proveedor de Zara con sede en So Paulo en los que se trabajaba en condiciones similares a la esclavitud. En esas instalaciones trabajaban docenas de trabajadores, principalmente bolivianos y peruanos. Los investigadores hallaron "contratos ilegales, trabajo infantil, condiciones degradantes, jornadas laborales de hasta 16 horas, retenciones ilegales en los sueldos, prohibicin de salir del lugar de trabajo...", segn la ONG Reporter Brasil, que sigui de cerca la labor de los inspectores de trabajo [7]. Los agentes liberaron a 15 personas, entre ellas un nio de 14 aos, que trabajaban en estas condiciones.

A veces los empleados ni siquiera cobran un salario . Hace unos meses que, en Turqua, un centenar de empleados de una fbrica de subcontratacin de grandes marcas textiles, entre las que se encuentra Zara, luchan por conseguir una remuneracin por su trabajo [8]. Zara, al igual que la francesa Auchan y Carrefour, es una de las 32 marcas que se confeccionaban en la fbrica textil Rana Plaza de Dakha, capital de Bangladesh. El edificio se derrumb el 24 de abril de 2013, matando a 1.138 personas y dejando ms de 2.000 heridos, de las 5.000 personas que trabajaban en su interior. Zara ha realizado una importante aportacin al fondo de indemnizacin a las vctimas. Al igual que H&M, uno de los principales contratistas de la industria textil en Bangladesh. Pero, segn la ONG Clean Clothes , las fbricas de subcontratacin de H&M siguen siendo muy inseguras para sus empleados. El 70% de los talleres siguen sin disponer de una salida de emergencia en caso de incendio.

Regla de oro: influir en la poltica y en los votantes

Las colusiones entre lderes polticos y personas ricas se pueden establecer al ms alto nivel, como lo demostr el caso Bettencourt en Francia; en este caso extremo pero muy sintomtico, la esposa del Ministro del Presupuesto del gobierno de Fillon, ric Woerth, trabajaba al mismo tiempo para empresas del grupo L'Oral encargadas de la gestin de la fortuna de los Bettencourt. Los ricos tambin presionan mucho a las instituciones polticas. El Registro Europeo de los lobbies , que obliga a las grandes empresas a registrar su nmero de lobbistas que trabajan para las instituciones europeas, as como sus gastos de lobbying , da una idea de ello. Ikea invierte ms de 500.000 euros anuales en actividades de lobbying en Bruselas, donde emplea a siete personas dedicadas ntegramente a la defensa de sus intereses, en temas como la fiscalidad de las empresas, la proteccin de datos o el derecho laboral. LVMH, L'Oral, Lidl, H&M, al igual que Herms, Auchan... la mayora de estos grandes grupos invierten cientos de miles de euros -si no millones- en esta actividad con un muy alto retorno de la inversin [9].

En Alemania, la influencia tambin procede de donaciones directas a los partidos. En 2017, los directivos de BMW Susanne Klatten y Stefan Quandt, multimillonarios, ofrecieron 200.000 euros a los partidos alemanes de derecha CDU (el partido de Angela Merkel) y FDP (liberales), a los que se aadieron 100.000 euros en 2016. Entre 2010 y 2017, los mismos proporcionaron ms de un milln de euros a la CDU, ms de 700.000 euros al partido de derecha bvaro CSU (aliado de la CDU), ms de 550.000 euros al partido liberal FDP y 450.000 euros al partido socialdemcrata alemn SPD [10].

Pero son quizs los multimillonarios de la familia Dassault (ms de 20.000 millones de euros en activos) los que ejercen una influencia poltica ms efectiva: Serge Dassault fue senador de 2004 a 2017, cuando su hijo Olivier Dassault era diputado desde 1988 (salvo en el periodo 1997 a 2002). La familia tambin cuenta con la influencia de su grupo de prensa, Le Figaro . Bernard Arnault, jefe multimillonario de LVMH, es propietario de Les chos y Le Parisien . Y otros tres multimillonarios franceses (eso s, con activos por debajo de los 10.000 millones), Patrick Drahi , Xavier Niel y Vincent Bollor , tambin han diversificado sus imperios industriales para convertirse en magnates de la prensa. En Alemania, el gran propietario de la prensa Axel Springer , editor del popular Bild Zeitung (vende ms de 1,6 millones de ejemplares diarios) tambin posee una fortuna personal superior a los 4.000 millones de euros.

Notas:

[1] 80% para Georg Schaeffler, 20% para su madre Maria-Elisabeth Schaeffler.

[2] Vase tambin en la pgina de la Cmara de Comercio de Liechtenstein.

[3] Vase tambin la descripcin de la estructura de la empresa en el sitio del grupo. Pero eso no es todo. El informe Verde al Parlamento Europeo contina: "El Grupo Inter Ikea es propietario de las tiendas y, al menos desde 2012, de la marca Ikea. Pero la familia Kamprad es propietaria de otra empresa: el grupo Ikano, que se separ de Ikea en 1988, controlado por los tres hijos de Ingvar Kamprad a travs de un holding con sede en Curaao, una isla paradisaca que tambin es un paraso fiscal, al igual que Luxemburgo y Liechtenstein.

[4] Segn la investigacin realizada por el Grupo de los Verdes en el Parlamento Europeo. Slo en 2014, las cajas francesas habran perdido 24 millones de euros, Alemania 35 millones y el Reino Unido ms de 11 millones.

[5] Tambin existe Zara invest AG en Liechtenstein, vase este informe .

[6] Vase aqu .

[7] Vanse aqu y aqu , los informes de esta ONG.

[8] Sobre este tema, se puede leer ms informacin aqu y aqu .

[9] Los datos de las diferentes empresas estn disponibles en este sitio web . Nos enteramos de que LVMH gast ms de un milln de euros en hacer lobby en Bruselas en tan solo un ao. L'Oral supera los 200.000 euros en ese concepto y Lidl, los 175.000 euros; H&M gasta ms de 200.000 euros, el grupo francs Herms 50.000 euros, al igual que Auchan, y el italiano Ferrero, 200.000 euros.

[10] Fuente: Bundestag.

Fuente: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/plaza_publica/2018/07/09/como_los_multimillonarios_europa_llegaron_serlo_como_consiguen_mantenerse_84817_2003.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter