Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-07-2018

El teln de hierro europeo
La crisis de los refugiados lista para el desastre

Ramzy Baroud
Politics for the People

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Policas hngaros atacando a los refugiados durante una protesta ante un paso cerrado de su frontera con Serbia

El objetivo de una de las ltimas cumbres del Consejo Europeo en Bruselas era articular una poltica unitaria respecto a la creciente crisis de refugiados y migrantes. En cambio, sirvi para poner de manifiesto las amargas divisiones existentes entre varios pases europeos. Teniendo en cuenta la gravedad del asunto, las polticas egostas de Europa slo van a servir para empeorar una situacin ya de por s trgica.

As es, varios dirigentes europeos, incluido el primer ministro de Italia Giuseppe Conte, volvieron a casa hablando triunfalmente de la gran victoria conseguida mediante una supuesta posicin europea unida.

El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, utiliz trminos ms despectivos al explicar la nueva poltica de su pas sobre refugiados y migrantes. Slo van a ver Italia en postal, dijo, en referencia a los refugiados que han estado llegando a ese pas con la ayuda de los barcos de rescate humanitario.

El primero de esos barcos, el Aquarius, que haba recogido a ms de 600 refugiados y migrantes econmicos, fue rechazado el 11 de junio (y acogido finalmente en puertos espaoles), seguido por otro que transportaba unos 200 refugiados. Cuando Italia llev a cabo lo que pareca una accin a todas luces excesiva, su decisin provoc una gran controversia poltica entre Italia, Francia, Espaa, Malta y otros pases.

No obstante, el pandemnium se ha sosegado desde entonces, a la vez que Conte declaraba que, tras la cumbre de Bruselas, su pas ya no est solo.

Lo que Conte, que preside un gobierno populista de derechas, quera decir es que la actitud poco acogedora de su pas hacia los refugiados est ahora obteniendo un mayor consenso europeo.

El debate sobre los refugiados y migrantes ha llegado al punto de convertirse en fuente de inestabilidad poltica en pases como Alemania, que no est considerado un Estado de primera lnea, como sucede en los pases que es probable que sean el primer destino de los refugiados que escapan de la guerra o de la pobreza en casa.

Austria y otros pases tambin estn atrapados en la crisis, cada uno con un electorado enojado propio al que apaciguar.

Sobre el papel, los representantes de los pases europeos llegaron, de hecho, a un acuerdo. El problema real se plante tan pronto como las delegaciones regresaron a sus respectivos pases.

A pesar de la oposicin de Polonia y Hungra, y de las amenazas italianas de vetar cualquier texto que no sea consistente con sus prioridades, el Consejo lleg a un acuerdo en cuatro puntos principales:

Primero, el establecimiento de centros de desembarco fuera de los territorios europeos, que probablemente se fijaran en el Norte de frica. En esa primera etapa, los migrantes econmicas seran separados de los solicitantes de asilo poltico.

Esta primera condicin se ha hecho en el vaco sencillamente porque, como informa el Guardian, ningn pas norteafricano est dispuesto a albergar centros de migrantes para procesar las solicitudes de los refugiados en primer lugar.

Segundo, los europeos acordaron reforzar los controles fronterizos a travs del sistema del Frontex.

Aparte de las cuestionables tcticas de esta polica fronteriza paneuropea, este sistema lleva aos en uso y es difcil imaginar cmo va a "fortalecerse" para traducirlo en un sistema de control fronterizo ms eficiente o ms humano.

Tercero, el Consejo pidi la creacin de centros de procesamiento de refugiados y migrantes controlados dentro de la misma Europa, donde al igual que en los inexistentes centros norteafricanos, se separara rpidamente a los refugiados que huyen de un conflicto de los migrantes econmicos.

Esta clausula se ofreci como un paso voluntario que cualquier Estado podra ejercitar cuando lo considere conveniente, lo cual, una vez ms, no va precisamente a contribuir a lograr una poltica europea unida sobre la cuestin. Sin embargo, a pesar de la naturaleza voluntaria de esta disposicin, bast para provocar otra controversia poltica en Alemania.

Poco despus de que el Consejo emitiera su declaracin final, Horst Lorenz Seehofer, el ministro del Interior alemn, amenaz con abandonar la coalicin de gobierno de Angela Merkel.

La cancillera alemana est ahora bajo una doble presin, por una parte, desde su coalicin rebelde, pero tambin a causa de una masiva campaa poltica orquestada por el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania. En realidad, la popularidad de este ltimo grupo se debe en gran medida a su sentimiento antiinmigracin.

Finalmente se alcanz un compromiso que peda el establecimiento de centros de trnsito de migrantes en la frontera austriaco-alemana. Sin embargo, en vez de resolver un problema, la decisin cre otro al desencadenar una nueva controversia en la misma Austria.

Austria, que tambin tiene un electorado populista y antiinmigrante propio al que aplacar, teme que la proximidad de los centros de trnsito alemanes pueda forzarla a recibir los refugiados que Alemania rechace.

Si Berln introduce medidas nacionales que provoquen una reaccin en cadena, podra implicar que Austria tenga que reaccionar, coment el canciller austriaco Sebastian Kurz en una conferencia de prensa. Desde luego, la magnitud de esta reaccin tendr que determinarse ms tarde, dependiendo de la naturaleza de las contrapresiones que provengan de la misma Austria.

De hecho, Austria ha amenazado ya con cerrar el paso de Brenner que la conecta con Italia.

La cuarta, y ltima, decisin del Consejo Europeo hizo un llamamiento para que se impulsaran las economas norteafricanas y se ofreciera entrenamiento a la guardia costera libia.

Por muy altruista que pueda sonar esta ltima disposicin, es realmente la ms ridcula, especialmente porque se introdujo en la agenda a partir del entusiasmo francs. Incluso si uno ignora la historia colonial de Francia en frica basada en la nocin de usurpar los recursos africanos a travs de la amenaza militar-, no se puede ignorar el papel actual que Emmanuel Macron est jugando en el actual conflicto libio.

Diversos medios de comunicacin sugieren que el gobierno de Macron est prosiguiendo con el legado de intervencin iniciado por el gobierno de Nicolas Sarkozy, muy especialmente con la intervencin militar de marzo de 2011.

Libia, un Estado fallido por excelencia, est ahora combatiendo guerras ajenas en las que Italia y Francia son los principales jugadores.

Teniendo esto en cuenta, sera absurdo sugerir que Macron est interesado en respetar la soberana y en apoyar las economas de Libia y otras naciones norteafricanas.

Si consideramos los pasados fracasos y la poca voluntad de resolver la cuestin de los refugiados, es duro imaginar que uno de los mayores desafos de Europa vaya a resolverse como resultado de la cumbre de Bruselas y su deslucido acuerdo.

Europa contina abordando la crisis de refugiados en trminos de seguridad, presiones populistas e identidad nacional, en lugar de una crisis humanitaria mundial auspiciada por las guerras, los conflictos polticos y la desigualdad econmica, de todo lo cual no puede decirse que Europa sea inocente.

Mientras Europa contine actuando con una definicin sesgada de la crisis, esta continuar creciendo, con consecuencias muy graves para todos los involucrados en ella.


(Romana Rubeo, escritora italiana, ha colaborado en este artculo)

Ramzy Baroud es periodista, escritor y director de The Palestine Chronicle. Su ltimo libro es The Last Earth: A Palestinian Story (Pluto Press, Londres, 2018). Baroud es doctor en Estudios Palestinos por la Universidad de Exeter y profesor no residente del Orfalea Center for Global and International Studies, Universidad de California Santa Barbara.

Su pgina web: www.ramzybaroud.net.

Fuente: http://www.ramzybaroud.net/europes-iron-curtain-the-refugee-crisis-is-about-to-worsen/

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.  

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter