Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Flotillas solidarias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-07-2018

Entrevista a Charlie Andreasson, activista sueco a bordo de la Flotilla de la Libertad
Papi, si sabas lo que estaba pasando en Gaza, por qu no hiciste nada?

Estefana Escoriza
lavozdelsur.es


El pasado mes de mayo se cumplan 70 aos de la creacin del estado de Israel. Siete dcadas de catstrofe. Una matanza lenta. La humillacin de millares de palestinos. La Franja de Gaza se encuentra al lmite, con protestas diarias en la frontera en las que han muerto en las ltimas semanas ms de 140 palestinos por disparos israeles y ha habido miles de heridos, que han colapsado el sistema sanitario del territorio. Son 70 aos en un infierno para los gazates, sometidos a un bloqueo inhumano y acosados por los militares de Israel. La historia de un pueblo que se tie cada da del color de la sangre.

Es por ello que la Flotilla de la Libertad, que ha escalado en la capital gaditana en estos das, contina su rumbo hacia Gaza. Se trata de una nueva accin para desafiar el bloqueo impuesto desde 2007 por Israel y Egipto y para llamar la atencin mundial sobre la grave situacin humanitaria en la que se encuentran los habitantes de la Franja. Los miembros de la Flotilla aseguran que solidarizan con el pueblo palestino, pero no apoyamos ningn partido poltico u organizacin en particular, sin excepcin. Nuestras acciones contra el bloqueo siempre estn regidas por los principios de no violencia y resistencia pacfica.

En lavozdelsur.es hemos hablado con Charlie Andreasson, primer oficial en Al-Awda (uno de los barcos que compone la flota) y activista a bordo de esta aventura. Charlie es de Styrs, en el archipilago de Gotemburgo (Suecia), y generalmente trabajaba como marinero de cubierta para la compaa naviera Styrsbolaget. Lleva seis aos participando en este tipo de expediciones. Aunque soy marinero siempre me han interesado los principales problemas polticos. En 2009, estudi un curso de relaciones internacionales en la Universidad de Gotemburgo, y haba un conferenciante en gestin de conflictos que mencion la flotilla.

Andreasson nos cuenta que la primera vez que naveg con Ship to Gaza fue con Estelle en 2012, pero estuve involucrado con el movimiento desde antes. La segunda vez fue en 2015 con el barco Marianne (2013-2014). Estuve supervisando el proyecto Arca de Gaza, un barco de pesca que reconstruimos en un pequeo barco de carga con el propsito de romper el bloqueo desde adentro. Este marinero sueco tambin fue miembro del ISM International Solidarity Movement-, y durante la guerra lleg a participar como escudo humano en hospitales. Tambin document crmenes de guerra y el tipo de bombas que usaba Israel, luego entregu la informacin a la ONU y a Human Rights Watch, comenta. Tras todo esto estuvo el pasado ao en un barco de rescate a las afueras de Libia.

A la pregunta de qu le hizo tomar la decisin de involucrarse en este proyecto, Charlie Andreasson es bastante directo. La poltica de ocupacin y colonizacin de Israel ha estado en vigencia por ms de 50 aos y nuestros gobiernos estn dejando que Israel cometa graves imprudencias con la violacin de las leyes internacionales y los derechos humanos, lo cual me parece vergonzoso. Adems, cuando sea viejo y mi hijo se acerque a m y me pregunte: Papi, si sabas lo que estaba pasando en Gaza, por qu no hiciste nada? Por l -y por mi conciencia- tengo que hacer lo que pueda.

Pero las realidades siempre son difuminadas en funcin de las voces que las narra. En occidente tenemos una versin del conflicto, pero cun diferente puede ser esta versin de la realidad? An consideramos que lo que Israel dice es verdad y ni siquiera nos molestamos en escuchar a los palestinos o verificar nuestros propios sentimientos. Las narraciones israeles son poco o nada. Pero cada vez ms personas en occidente comienzan a entender cmo es la realidad, que Israel est utilizando la violencia para ocupar territorio, en violacin del derecho internacional, mientras que los palestinos, de acuerdo con el derecho internacional, estn haciendo resistencia, expone Andreasson.

El activista sueco reconoce que despus de formar parte de este proyecto no me he vuelto ms rico, si entiendes lo que quiero decir. Pero me siento mucho mejor y ahora siento menos frustracin, porque intento hacer algo que va mucho ms all de leer sobre el tema. Finalmente le preguntamos por cmo alentara a otros a brindar ayuda en el conflicto israelo-palestino: Todos pueden marcar la diferencia. No tienes que ser un poltico, una estrella de cine o incluso un activista. Ser parte del movimiento de boicot es una gran forma de involucrarse y un gran comienzo para alguien que quiere cambiar las cosas para mejor, apunta.

Andreasson ha publicado el libro Diario de Gaza. En l cuenta cmo durante un ao completo trabaj en el puerto de la ciudad palestina, renovando un barco pesquero, en el mencionado proyecto Arca de Gaza, para desafiar el bloqueo desde dentro. El sabotaje y los bombardeos durante la guerra en el verano del verano de 2014 redujeron la esperanza. Adems, en su blog va narrando -aunque en sueco- cada uno de sus movimientos a bordo de Al-Awda. La Flotilla de la Libertad navega camino a Cagliari (Italia), el prximo puerto en la ruta. Pronto llegar a su destino para apoyar la causa y defender la palabra que lleva escrita en la proa.

Enlace al artculo original aqu



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter